UN INVIERNO LLAMADO FRÍO

Escucho al lobo

de mi sangre, que aúlla

íntimos sueños.

——————————————————————————————-

LETANÍAS CONVERSAS

¿Qué extraño dios puntea el arpa de la lluvia?

¿Qué extraño dios bosteza el cielo de la tarde?

¿Qué extraño dios dibuja el alma de las cosas?

¿Qué extraño dios ondula las trenzas de tu nombre?

¿Qué extraño dios conversa con gritos de silencio?

¿Qué extraño dios marchita los ojos de la noche?

¿Qué extraño dios esparce la luz de los océanos?

¿Qué extraño dios infecta de tiempo los espacios?

¿Qué extraño dios esculpe estatuas catatónicas?

¿Qué extraño dios remienda relojes descosidos?

¿Qué extraño dios me dicta las dudas de estos versos?

————————————————————————————-

POSTAL DE NADIE     

La noche se ha caído al insondable pozo de su sombra.

Duerme en el calabozo de la lluvia entre rejas mojadas.

Las aceras caminan sin zapatos hacia las avenidas ociosas

[ de los sueños.

Los nudillos del aire van llamando a las puertas. Las

[ ventanas

tararean la Ohhhhh de sus pupilas. El velo de la luz

cubre las trenzas frías, menudas, de la nieve.

Los incansables bueyes de las horas labran atardeceres

[ en los ásperos surcos de mi frente.

————————————————————————

PREGUNTA INCUESTIONABLE

¿ Habrá vida después de la eternidad? ¿ A lo mejor,

se preguntan los muertos?

————————————————————————————-

¿ Habrá vida después de la eternidad?  

———————————————————————                           

Si esta rosa

no huele entre mis versos

no es un poema.

 —————  ——–——————————————————————————————————————-

                                            … matómela un ballestero:

 

                                                 ¡ dele Dios mal galardón!

                                                

                                                          Romance anónimo

 

 

… ¡DELE DIOS MAL GALARDÓN!

Un pino encarcelado. Una alondra

que nació entre las rejas de este bosque.

La libertad existe

tan sólo en el paisaje trémulo de sus alas.

Su boca es una nube que picotea trinos cuando llueve.

————————————————————————————————–

EL PIANO, SENSUALIDAD EN SI SOSTENIDO MENOR

Nos quiere decir algo, se le escapa

la voz por su garganta percutida.

Una lluvia de manos destrenza un aguacero

táctil sobre los negros pezones de sus teclas,

bajo el pálido pubis que trina tembloroso

y en sus labios que, a veces, bisbisean el llanto azul,

[ lejano, inconsolable

de la mar.

——————————————–

A Rociete

Palabra amor:

sugerente y bisílaba,

roma al revés.

—————————————————————-

LAGO DE POLVORANCA

Lienzo de agua.

La luna de los mares

tiembla en tu cielo.

———————————————

Tiemblan las hojas.

La luz, queda*, llorando

entre mis manos.

* El término ‘ queda’, no es preciso que lo exponga, deseo que funcione como adjetivo, que significa, entre otras cosas, callado, silencioso, toque de campana que redobla a determinadas horas del día. En fin…

—————————————————————–

MERIENDA VESPERTINA

Aquellas avenidas

rodeadas de flores y geranios,

buganvillas, acacias, madreselvas,

avispas, mariposas y mosquitos.

Con puñales de calles indolentes,

transversales, lo mismo que un fakir,

temblando en el porqué de sus cinturas.

Y una lluvia de niños y una orquesta sinfónica de pájaros.

El hilo luminoso de la tarde atravesaba el ojo del espejo

para bordar en su pupila gris la arquitectura en ruinas del

[ crepúsculo.

———————————————————————-

MERIENDA VESPERTINA I

Aquellas avenidas

rodeadas de flores y geranios,

buganvillas, acacias, madreselvas,

avispas, mariposas y mosquitos.

Con puñales de calles indolentes,

transversales, lo mismo que un fakir,

temblando en el porqué de sus cinturas.

Y una lluvia de niños, y una orquesta

sinfónica de pájaros, y un espejo voraz que deglutía

el fruto luminoso de la tarde.

————————————————————————-

Eternidad,

desierto de mi alma,

muerte soñada.

—————————————————————–

Alas de ausencias

acarician el aire

de mis sentidos.

————————————————-

El lago sueña.

Su frente de agua acuna

mis pensamientos.

———————————————————————–

LIED DE JUNIO

El velo de la noche fundido en la blancura

de la aurora. El molino de una estrella diluye

el zumo de la luz, hilo del día

que trenza el manto ingrávido, desnudo de las cosas.

Nuestra existencia, errante como un loco que busca

la rosa troceada de su yo en un jardín de pétalos.

Por las alcantarillas de las sombras cabalgan desbocados

los imposibles sueños de aquellas primaveras mancilladas

de acordes, con los labios

desleídos de música.

——————————————————

Labios convexos.

Temblorosos estíos.

Panal de esencias.

——————————————————-

Salta en las ramas

de mi imaginación,

pájaro errante.

———————————————————–

NATURALEZA INSOMNE

El animal cansado de la lluvia

muge su lomo de agua,

sus estertores fértiles,

su discurso indomable,

desde los subterfugios de su raíz de fuente

misteriosa que entona el mantra sucesivo

de sus acordes, húmedos, tenaces,

leves, corpusculares, sementeros, diáfanos,

sobre los labios límpidos de la tierra sedienta.

—————————————————————————

PENSAMIENTO Y PALABRA

La poesía busca la verdad en el universo de la palabra; en tanto, la filosofía busca la verdad en la nada de la palabra- y viceversa-.

———————————————————-

A LA CIUDAD Y AL MUNDO

Tus cuerpos sucesivos,

en transparencias de agua,

íbanse desnudando, como hojas de un libro,

frente a las metralletas insomnes de mis ojos.

El almendro nevado de la luz

ovulaba, palmípedo, en el cuello de un cisne.

El portal invisible de la noche era un nido de pájaro

—————————————————————————————————

RETRATO

Te doy la isla de mi corazón para que tú la puebles

de días y de noches y rosales de besos.

En tus ojos la luna respira mientras duerme

un sótano de sombras cuando las margaritas

tejen de luz al sol del mediodía.

El lápiz del ciprés escribe en el cielo una caligrafía

despeinada de pájaros.

Puedo escuchar la lluvia que percute en la tierra

– con sus botas katiuskas-

como una compañía húmeda de soldados.

El río desemboca su larga cabellera, henchida de

[ distancias,

en un fagot de olas para que el mar lo cante.

——————————————————————-

Ramos de ausencias.

Entre los cementerios

la luz renace.

———————————————————-

Todo era aire,

bisbiseos de alas,

sueños de pájaros.

———————————————————————

VERSOS INSOMNES

La máscara del nombre se asoma a la ventana de tus ojos

para mirar tus labios cuando piensan las cosas que jamás

[ nunca me dices,

perdidas para siempre en el paisaje íntimo de la mantelería

[ de tus besos,

diluidas en la rueca de la luz, que hilvana las anémonas,

[ las flores,

los gorriones, los álamos, la falda verde de la primavera.

El tacto de la lluvia desviste el perfume de las nubes

y unas manos ordeñan en la ubre del llanto un acorde de

[ lágrimas.

Las vocales del frío descienden en manada hasta la

[ hoguera de mi corazón

a alimentar las ascuas pobres de la tristeza.

Una mujer, sin rostro, se peina ante el arroyo transido de la

[luna

su cabello de sombras, sus trenzas de silencio.

——————————————————————————————-

EL INMORTAL LATIDO QUE TE NACE

En el balcón, tu nombre

brota de la semilla

triste de una palabra que dibuja,

la invisible fragancia de tu ser.

Nadie escucha tu risa, sólo el aire;

nadie besa tus labios, sólo el mar;

nadie palpa tu voz, sólo el silencio

percute en el tambor de las ausencias

el inmortal latido que te nace.

——————————————————————————————-

PULVIS ES ET IN PULVERUM REVERTERIS

De aquellos polvos vienen estos barros.

Eternamente el mundo, Dios lo dijo,

siempre fue así. Al instante, dichos barros

se vertieron en polvo. Pescadilla

que te muerde la cola, sabe a polvo

oral la clave de esta metafísica…

———————————————————————–

UNA PALABRA ES…

La misma cosa, no su eco,

ni el zapato ligero que la calza,

la lluvia que nos moja, no la nube,

metáfora del agua,

la luz que encharca el cielo de mis ojos,

la luna que cabalga a un sideral jinete desterrado,

pichón que se derrite en las aceras

blanquecinas de un beso de domingo.

————————————————————————-

Flores novicias

expanden sus plegarias

al dios del viento.

——————————————————-

PEQUEÑO COLLAGE

Tal como si la flor hubiera estado

amándose a sí misma, pensándose a sí misma,

secretamente soñándose, invernándose a sí misma,

naciéndose…

Y abril reapareciera con sus manos de hojas,

derribando las puertas tapiadas del invierno,

con un golpe de luz, flecha que brota en los ojos de Dios,

invadida de estambres, corolas y pistilos,

filamentos, pedúnculos, espinas…

Y del hondo vacío de una humilde palabra que sembraste,

bajo la estepa de tu corazón, emergiera el perfume

[ incorregible de la primavera.

 

——————————————————————————————————————

EL POEMA

Una maleta íntima que se llena de versos,

de palabras, plumieres, que guardan mi existencia,

la cobijan del frío para que no se agripe el hombre que la

[ habita

con las manos desnudas deshilando los ríos de tu nombre,

la tersa arquitectura de tus senos,

invertidas pirámides trazadas con la masa del tacto.

Un sepulcro bosteza entre restos arqueológicos un osario

[ de sílabas,

sonidos fantasmales invertebrados, que a veces se

[ levantan de su tumba,

a la tercera copa que he bebido,

y brindan frente a mí con los ojos vacíos, y en los labios

escupen un puñado de tierra.

————————————————————————————————————

——————————————————————-

CANCIÓN DEL PEREGRINO

Te estoy buscando, vida,

dentro del corazón de una palabra,

donde llueven latidos y las calles se miran en los charcos,

donde cantan los pájaros del nombre,

donde rumian las nubes la interjección del trueno,

donde las plazas juegan al corro con las piedras,

donde las esculturas destiñen con sus lágrimas el acero

[cortén de su belleza,

donde las multitudes se embriagan con el cáliz trágico del

[crepúsculo.

Te estoy buscando, vida, y sólo te presiento.

———————————————————————-

PREGUNTAS SIN RESPUESTA

El zumo de la nieve. Ese silencio frío

para tus labios quiero. La flor del beso, el aire,

que dulcifica el rictus catatónico, sereno de las cosas.

Por un camino va tu pensamiento,

como un lobo que aúlla el vegetal paisaje de los montes,

y sus nudillos tristes golpean inútilmente la aldaba de mi

[ puerta.

——————————————————————————————

LA MÚSICA CELESTE

Desde el castillo de mi corazón,

baja mi sangre ausente, pensativa,

cantando las derrotas tristes de mi existencia.

Relinchan las gargantas fugitivas del sexo

de una mujer que inscribe en la piel de mis noches

[ sus onomatopeyas.

Las abejas destilan en la miel de sus reinos

[azucaradas sombras.

Las metálicas dagas de los grillos

irrumpen en el pecho cristalino del aire.

La noche y su metástasis de estrellas.

Desde la almena de mi corazón,

mis latidos percuten el tambor invisible de la nada.

—————————————————————————————-

Lleno de agua,

el cubo de mi alma.

Mar de mi vida.

———————————————–

Tiembla en la rama

el suspirar de un pájaro

que ya ha partido.

———————————————————————

EL RÍO

 

-Al Júcar, al Huécar, que riegan, fértilmente, las cuencas de                      

                                                                                [mis ojos-

Ese animal de luz y transparencias.

Ese músculo de agua, todo fragilidad, todo ternura.

El corazón del tiempo en su sístole tañe su latido,

como un viejo disparo que asesina el rostro impenetrable

[de la noche,

craquelado de estrellas .Bisbisea la sutil mariposa del

[ silencio.

Por eso van de luto las sombras. Las montañas

descienden sus ascéticas arenas hasta el banco de misa

[de las siete,

y un velo sigiloso oculta el cráter gris de sus pezones

cósmicos, que amamantan el llanto inconsolable de las

[flores.

————————————————————————————————————-

ORBE

Viaja la noche, triste,

como una niña ciega,

de la dormida mano del silencio.

Los pájaros le tejen,

con el alado hilo de sus alas,

un pañuelo de luz para enjugar el llanto de sus

[constelaciones.

Braman las hojas, trémulas,

en el otoño de mi corazón,

un bosque inconsolable de latidos.

————————————————

La mar, un pájaro.

En sus alas de olas

el día sueña.

—————————————————

Respira el viento

un aire melancólico.

El mundo existe.

—————————————————————-

Supura versos

la herida inmarchitable

de tu recuerdo.

————————————————————

Tensas el arco

de tus cejas. La vida

a luz me sabe.

—————————————————————-

Leyendo a Gonzalo Rojas

¡ Quién fuera cuerpo

eternamente, dice,

la voz del alma!

———————————————————————————

Supura versos

la herida del recuerdo.

No cicatriza.

—————————————————————————–

SUEÑOS INTEMPESTIVOS

Se me ha caído una letra del cuaderno,

la cual ha provocado un ligero seísmo, de escala tres en

[Richter, sobre la superficie del poema.

Una turba de artículos y nombres rodaron por el suelo.

El parquet reflexivo de una página en blanco se abarrota de

[ideas e imágenes distintas desnudas de palabras.

¡ Cómo saltan las olas! ¡ Cómo lloran los árboles!

¡ Cómo corre el camino por su lengua silvestre!

Mi padre, muy enfadado, se levantó irascible de su tumba,

y entre sueños me dijo:

ya ni los muertos pueden dormir plácidamente.

———————————————————————————————–

PALABRAS

Cuando yo no las miro, hablan solas,

-parece un manicomio de palabras-

desmadejan y tejen un ajuar polifónico

a las íntimas voces de mi ser.

A veces, estornudan y tosen respirándome,

naciéndome, trenzándome, amándome, amueblándome,

en las estanterías deslenguadas y cínicas de un puñado de

[estrofas.

A veces, sólo a veces, me llaman por mi nombre

y sobre mis rodillas despliegan y acurrucan el lomo de sus

[sílabas, ronroneando sueños.

————————————————————————————————-

FURGÓN DE AUSENCIAS

Los trenes de mis versos,

que siempre llegan tarde

a la estación dormida del poema.

A veces, descarrilan

vagones de palabras

salpicadas de vida  y otras muertes.

El humo del silencio,

por los raíles de tus labios fríos,

entre acordes de luz se desvanece.

—————————————————————————–

Tras el cristal          

de su breve latido

nace un instante.

—————————————————————————-

                                  A Rocío

Llueve en mi alma.

La luna se ha dormido.

Maúllan tus besos.

——————————————————————-

El ser humano

se envenena de días,

de amor, de sueños.

———————————————————————

Con la palabra

se enciende la linterna

del pensamiento.

——————————————————————-

LECCIÓN DE ANATOMÍA

 

Esa masa de células que miran-

con sus hepatocitos y escafoides,

sus glándulas, sus triceps, sus deltoides-

ayer soñaban; hoy ya ni suspiran.

Las branquias de sus labios no respiran.

Sus ojos, sus apófisis mastoides,

y sus difuntos espermatozoides

en la matriz no danzan ni deliran.

Esa unidad vivió acunando besos.

Ese haya fértil se deshizo en llamas.

¿ Algún jardín se abonará de huesos

melancólicos, tristes, deshojados?

Una pregunta trina entre las ramas.

Un gato maúlla sobre  los tejados.

——————————————————————–

EL ANCIANO MAR

Cojea en la distancia.

Lentamente susurra una carta de amor.

Yo la espero en la orilla.

Mi corazón la escucha entre sílabas de olas.

El viento la traduce en mis oídos.

Mientras, una gaviota carroñea algún verso.

Entonces, puedo ver su calavera,

tan parecida a ti, a nosotros, Rocío.

Y por el lacrimal de dos artículos

lloran dos adjetivos la muerte prematura de un poema.

————————————————————–

Risa del mar.

Carcajadas de olas.

La luz riela.

—————————————————————-

Sauce llorón.

Tus lágrimas inundan

mi corazón.

—————————————————————————————————-

Te llaman porvenir porque no vienes nunca.

 

                            Ángel González

 

CORAZÓN

 

Siempre está por venir.

A lo lejos escucho sus tacones de aguja

cruzando el bulevar de mis arterias.

Dialoga con la vida, en toda su extensión,

con los abejarucos y con las cucarachas,

con las tortugas y los ruiseñores.

Siempre está por nacer. Siempre está por venir,

por eso, como dijo Ángel González, nunca viene.

Por el camino anda, sin prisa, comiéndose las

[pipas de las horas

y arrojando sus cáscaras vacías, sin más, en la cuneta.

——————————————————————————

Entre las sábanas

temblorosas del río

la luna duerme.

————————————————————————————-

ESENCIA

Reclamo una palabra, con forma de cetáceo,

que viaje por los mares ocultos de mi voz,

igual que una botella mensajera,

que proteja la vida de mis versos,

esos que hablan de ti, esos que te disuelven en perfumes,

ondulando las olas cantarinas, que cincelan las dudas que

[anochecen

el cielo de tu rostro.

——————————————————

LA LITURGIA DEL DÍA

Se fue quitando el velo de la noche

– sutilmente, voluptuosamente, concupiscentemente-.

Las ventanas abrieron sus pupilas.

La lluvia desteñía el rimel tricolor de los semáforos.

Bostezaron las plazas un suspiro de aire.

En el altar del mundo, el cáliz consagrado de la luz iluminó

[este instante.

—————————————————————————-

RESTOS DEL NAUFRAGIO

Cuando miro el reloj de mi muñeca, no veo los minutos,

sino a algún que otro amigo,

a algunos profesores de mi infancia,

a la tendera del economato,

a aquella novia de la adolescencia,

y a un puñado de etcéteras y etcéteras…

Aquel paisaje vivo y luminoso,

infectado de vida,

se ha trocado en un campo de batalla

vestido de cadáveres y desnudo de tiempo.

————————————————————————

INSURRECCIÓN RETÓRICA

Ahora soy feliz. Mi gato no lo intuye,

ni mi mujer, ni la luz, ni las olas,

ni las garrapateas, que habitan el compás de una guitarra.

Aunque a Dios le estuvieran operando

de eternidad- sin su venia divina-,

en este mismo instante, lo seguiría diciendo.

—————————————————————–

NADIE

Un ave sueña, en lo alto de un almendro,

que no sabe volar, y, mientras duerme,

la luna, con el hilo de su luz, le zurce el descosido de sus

[alas.

Llega la aurora, el mundo se desviste,

y del sombrero oscuro de la noche emerge una paloma.

——————————————————————————–

ERRORES DE ESTRATEGIA

Con cierta asiduidad, las ramas nebulosas del instante

no me permiten ver el bosque luminoso de la vida.

 —————————————————-

LA METAFÍSICA DEL PARQUE

Un perro corre y juega con su dueño

y le devuelve

una pelota dúctil que con certeza le tira.

En cambio a mí las horas no me han devuelto nunca el

[tiempo no vivido.

————————————————————————————

En el trastero

de una palabra vieja

guardo tu nombre.

—————————————————————————-

En el trastero

de una palabra vieja

guardo mi vida.

———————————————————————–

Las palabras que van a surgir saben acerca de nosotros lo que nosotros ignoramos de ellas.

 

                                                                                         René Char

 

INSTANTE PRECISO

 

Escribo una palabra,

con sílabas de nubes,

el cielo del cuaderno amenaza tormenta.

Por las alcantarillas del papel,

con peces de utopías,

se desaguan mis versos.

————————————————————————————

EL DOLOR

 

Ya no es como antes,

que se instalaba en mí sólo como un turista pasajero.

Ahora viene y se queda y luce su palmito inesperado.

Nadie le invita, y vuelve, lo mismo que un clochard,

a tumbarse en la plaza de mi piel, a beberse el vino de mi

[sangre,

idéntico a ese perro vagabundo, infectado de afecto, que

[lame mis heridas.

Escucho su escozor en las habitaciones de mi alma,

ésas que nunca he visto y tuve, desde niño, prohibido

[visitar,

por las cuales mi padre, alguna que otra noche, silba su

[inexistencia distraídamente.

——————————————————————————————————

RECITATIVO ONÍRICO

Los árboles del bosque transitan, como frailes, por el

claustro insondable de mis ojos.

Mis pupilas son perros místicos que custodian la casa

donde duerme mi conciencia. Sus ladridos dialogan

con el can misterioso de la luna. En el abecedario de la

luz, una tinta de sombras canta la melodía de mis sueños.

——————————————————————————————–

Miro tus ojos.

No sé si están soñando

o solo viendo.

—————————————————————————–

Mi alma se inclina

sobre una sombra fresca

que aún no ha nacido.

———————————————————————————–

Miro tus ojos.

¿Siempre mirando están

o siempre viendo?

—————————————————————————-

SERENIDAD

 

Palabra que despliega las alas de su nombre

sobre las cordilleras de su significante,

y vuela como un águila

entre los brazos tenues, de una tarde azul y sosegada.

Serenidad, el alma del paisaje subida en bicicleta

viaja por los ojos y desciende

por escaleras grises de latidos hasta la humilde choza

[de nuestro corazón.

Serenidad, emoción de un perfume, delicada promesa.

—————————————————————————————————

Bajo los párpados

de un vagabundo muerto

nace una alondra.

——————————————————————————————-

ETERNO RETORNO

Contempla las estrellas, mancilladas de noches,

que he sembrado en la tierra insondable de mis ojos.

Desde una extraña fuente, desleída de luz,

doy de beber al río sediento de mis sueños.

—————————————————————————————-

IN MEMORIAM

 

Las palabras respiran

ideas, obsesiones, pensamientos.

Son astros que murieron hace millones de años,

y aún brillan en las noches de nuestra inteligencia.

Levantaron castillos, chozas, túmulos, ríos,

tanques, bosques, imperios, espadas, tiranías,

ciudades que no existen, teocracias diversas.

A veces, explosionan en mis ojos

y lloran en silencio, con mis lágrimas,

una lluvia de luz, un manojo de olvidos y un perfume de

[ausencias.

— ——————————————————————————-

Suspira el aire.

La luciérnaga arpegia

su voz de nieve.

——————————————————————————

Tus ojos templan

la luz de la mañana

cuando amanece.

—————————————————————————–

Mi corazón

siembra un campo de estrellas.

La luna duerme.

—————————————————————————–

Un perro ladra

a su sombra. Le dice

que no es de nadie.

—————————————————-

Lánguido viento.

Derrama el infinito

su cabellera.

———————————————————

Hay una nube

debajo de la tierra

que mana agua.

————————————————————————–

Tigre de piedra.

Tu corazón refulge.

Feroz instante.

———————————————————————-

Bajo la carpa

del circo de mis ojos

muere un payaso.

———————————————————–

Ordeña sombras

la ubre de la noche.

Ríe una lágrima.

————————————————–

Llanto de nubes.

El agua cicatriza

sobre los charcos.

—————————————————–
MEMENTO
En el abecedario de la luz,mis ojos deletrean la inasible emoción de una montañacuando una mariposa expande el panal de su perfume en [ la aréola mansa y humilde de su seno,merendando la miel que la luna destila, si anochece.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s