La palabra y el tiempo

abril 17, 2010

Biografía

Filed under: Biografía — lapalabrayeltiempo @ 12:40 pm

Santiago Gómez Valverde por Miguel martínez

Santiago Gómez Valverde empezó a ir muriendo en Leganés (Madrid), un 25 de julio de 1957. Es Diplomado Universitario en Enfermería.
Su obra publicada en verso es la siguiente:
Canciones de tarde (accésit del premio de poesía ‘Ciudad de Leganés’, 1988).
La densidad del tiempo (accésit del premio de poesía ‘Ciudad de Leganés’, 1990).
Amarte (1993) (Libertarias Prodhufi).
Sombras Paralelas (1997) (Exlibris Ediciones).
Inevitable-mente (2003) (Exlibris Ediciones).
Sed de vida (2006) (Argo. Universidad de Sevilla).
Ruidos y nueces (2008) (Exlibris Ediciones)- relatos acaecidos íntegramente en Leganés-.
Sombra a Sombra (2009) (Ediciones Vitruvio).
Fuga de ideas (2010) (Ediciones Vitruvio).
Sobre la piel del agua (2012) (Exlibris Ediciones).
La invisible belleza de la muerte (2013) ( Segundo Santos Ediciones), libro de haikus, con dibujos del pintor José Viera.
El jardín de Maktub (2014) (Segundo Santos Ediciones), libro de haikus- a cargo de Santiago Gómez Valverde-, musica para piano- compuesta por David Hurtado Vallet- y serigrafías- grabadas por Miguel Ángel Moset-.

El callado perfume de la luz (2014) ( Segundo Santos Ediciones), libro de haikus, con dibujos del pintor José Viera.

Un invierno llamado frío (2015) ( Mandala Ediciones)

Ha sido incluido en la antología ‘El poeta en su ciudad’ (1991), dirigida por Julia Barella. Los profesores de lengua y literatura de los Institutos de Enseñanza Secundaria de Leganés incluyeron un poema suyo, con motivo del ‘Día del Libro 2004’, en el contenido de una selección de ‘Dieciséis Textos Breves de la Lengua Castellana’.
La antología Aula de Poesía. Orillas de Ávila 2004-Hogar de Ávila en Madrid-, coordinada por José Luis Morante, dio cuenta de un breve manojillo de poemas por él trenzados.
Fernando Sabido Sánchez, en Poetas del siglo XXI, Antología Mundial, 166 países, lo emergió a sus páginas literarias.
Ciertos poemas fueron llevados al ‘Diccionario bibliográfico de la poesía española del Siglo XX’ (Renacimiento. MMIII), elaborado por Ángel Pariente.
La Fundación Juan Ramón Jiménez incluyó versos de las cosechas de 2005 y 2008, en ambas ediciones, para las antologías ‘Voces del extremo’.
También, el ‘Café Libertad 8’, espacio de Madrid
caracterizado por servir de plataforma a las voces, muchas de ellas, consagradas, de la poesía contemporánea española, tuvo a bien, con el fin de conmemorar sus primeros treinta años de existencia, en junio de 2006, de transportarle en la antología ‘Agua, símbolo y memoria’ al lado de sobresalientes poetas actuales(Ángel González, J.M. Caballero Bonald, Luis Alberto de Cuenca, Jesús Munárriz, Eloy Sánchez Rosillo, Ana Rossetti, Jorge Riechmann etc.)
En marzo de 2006, coincidiendo con el noventa aniversario del nacimiento del escritor bilbaíno Blas de Otero, fue quien ideó todas las actividades que, entorno a la figura del genial poeta, en Leganés, con el apoyo pleno de la Corporación Municipal, se materializaron.
En mayo de 2007, colaboró en un libro-homenaje, ‘Me dicen que hoy es jueves’, dedicado monográficamente al poeta Ángel González. Dicho ejemplar estaba conformado por Félix Grande, Andrés Rábago ‘El roto’, José Hernández, José Viera, etc.
De igual forma, un relato suyo tomó  cuerpo, junto al de reconocidos nombres de la narrativa actual, para configurar un disco-libro en torno a la figura musical de Paco Ortega.
En julio de 2011, la Asociación Literaria Huebra, de Aracena- Huelva-, con motivo del homenaje al pintor José Viera publicó un volumen, que contenía un poema de Santiago versado en este autor.
En marzo de 2012, conmemorando el setenta a aniversario de la muerte de Miguel Hernández, un texto suyo, a este inolvidable bardo dedicado, fue publicado en el libro “Madrid a Miguel Hernández (Desde el Café Gijón)”- Ediciones de la Torre, 2012-.
En junio de 2012, prologó el catálogo- fotográfico y literario- editado por el Colectivo Fotográfico de Leganés, “Maneras de mirar la calle”.
Es invitado a leer su obra, en abril de 2013, en el marco incomparable de la prestigiosa convocatoria de literatura llamada “ Poesía en el Corral”, Corral de Comedias de Alcalá de Henares (Madrid).
En el mes de mayo de 2013 se inaugura en la emblemática Sala Municipal de Exposiciones “Antonio Machado”, Leganés (Madrid) una exposición de su obra literaria y plástica, adecentada artesanalmente por Segundo Santos Ediciones, “ La invisible belleza de la muerte”, llevando ésta dibujos del pintor José Viera. Dicha muestra fue comentada por el crítico de ABC Enrique Andrés Ruiz.
Fernando González Lucini, especialista en la música de autor, seleccionó el disco ‘La palabra y el tiempo I’ como parte del material que registraba la historia de este esencial género.
Revistas de literatura, como ‘Nayagua’, ‘República de las letras’, ‘El invisible anillo’, ‘Malvís’, ‘Espéculo’(UCM), ‘Fumarola’, ‘Poesía por Ejemplo’, ‘Cuadernos del Matemático’, ‘Prima Littera’, ‘El alambique’,
‘Álora, la bien cercada’, ‘Qui’, ‘Las afinidades electivas’, ‘El libro que viene’- Crítica de poesía- Ediciones Vitruvio-,
‘Diálogo de la lengua’, ‘Poe +’, ‘Youkali’, etc. han divulgado sus poemas o críticas sobre ellos.
Periódicos de tirada nacional, ABC, El Mundo, Hoy- Extremadura-, Tribuna- Castilla la Mancha-, Día- etc. se han ocupado de criticar sus poemarios.
Para teatro ha firmado las siguientes piezas cortas teatrales:
Historias de una tristofrenia, estrenada en 1997.
El sueño de un payaso, estrenada en 2003.
Ha dirigido y presentado un programa de entrevistas, ” Lugar de encuentros” (1990), programas de entrevistas en la emisora radiofónica  E.L.O. (Emisora libre de Orcasitas), perteneciente al Excmo. Ayuntamiento de Madrid.
Durante varios años-1986,1987,1988- organizó, junto a José Luis López Manso y José Gómez Mingo, los festivales benéficos, en el Cine Avenida (Leganés, Madrid), a favor del Comedor de Paquita Gallego.
Los pintores José Viera, Juan Carlos Lázaro y Nacho Arteta han confeccionado sus catálogos de artista con poemas y textos críticos suyos.
En el apartado polifónico y del <bel canto>, sus versos han sido interpretados por diversos cantantes, corales y orquestas sinfónicas, tal es el caso de los prestigiosos grupos ‘Luigi Boccherini’, Târgu Mures State Philarmonic (Rumanía), la soprano Rosa de Segovia etc.,  y, a la sazón, dichas letras fueron conducidas por las batutas notables de David Hurtado, Pascual Osa, Virgil Popa Onofrei, etc.
‘Voz Dramática’ (2008), dúo vocal a capella, especializado en música contemporánea de corte teatral, ha subido a los escenarios su ‘Elogio de la belleza’.
En el estreno de la obra “Ciclos”, 2012, para guitarra- escrita por el compositor Claudio Tupinambá- cinco haikus suyos- uno por cada movimiento- abrían las puertas de estos tiempos.
Dentro del mundo flamenco y pop, cantantes de la talla de Isabel Pantoja, Amancio Prada, Joaquín Díaz, Los del Río, Niña Pastori, Mónica Molina, Paco Ortega e Isabel Montero, Paco Ortega, Pablo Guerrero, Patxi Andion, María Vargas, Nuria Fergó( por la cual recibió tres platinos, merced al trabajo realizado en su C.D. “Brisa de esperanza”), Valderrama, Al Deskuido, Alicia Gil, etc., han grabado sus letras o melodías.
Ha participado en el C.D. ‘Escrito con Música’, producido por la O.N.C.E., con un tema íntegro suyo titulado ‘Una canción para soñar’, del cual fueron distribuidas 300.000 copias, con motivo del ‘Año Europeo de la Discapacidad 2003’.
En mayo de 2005 una letra suya, interpretada por Jesús Márquez y producida por Paco Ortega formó parte del C.D. ‘Libertad 8’, en el cual intervinieron relevantes cantautores: Jorge Dreixler, Ismael Serrano, Rosana, Pedro Guerra, Javier Ruibal etcétera.
Es, junto a Paco Ortega, autor de la letra que representó a España en el ‘Festival O.T.I.’(1990), celebrado en Las Vegas E.E.U.U., canción que obtuvo el tercer puesto en dicha muestra.
Intervino, como autor seleccionado entre los poetas vivos, en una película homenaje a la Generación del 27(primera y segunda parte, 2009) codirigida por Fernando González de Canales y Rafael Zarza, poniéndole voz a textos de Vicente Aleixandre, junto a Kiti Manver, Luis Alberto de Cuenca, Luis Antonio de Villena, Ignacio Gómez de Liaño, Luis Muñoz, etc. Asimismo, en el año 2009 participa dentro del documental ‘Nil Omne’ (dirigido por Fernando González de Canales), opinando sobre la obra pictórica del artista José Viera.
En el año 2007 musicalizó y dirigió la grabación de un C.D., de catorce canciones de cuna, para el disco ‘Nanas para un niño recién soñado’, las cuales fueron editadas por Exlibris Ediciones, e interpretadas, entre otros, por Paco Ortega, Isabel Montero, Jesús Márquez, etc.
En el año 2010 dirigió y compuso la propuesta musical y poética ‘La palabra y el tiempo I’- el 5% de los ingresos de las ganancias del C.D. Santiago las destinó, como así expresa la contraportada del disco, a Cruz Roja Española- en formato disco (‘El pescador de estrellas’ S.L.), con la producción, dirigida, realizada y satisfecha, de Paco Ortega. Dicho trabajo albergaba un ramillete de doce sublimes poemas intemporales, melodiados por el propio Santiago Gómez Valverde, arreglados por Diego Magallanes e interpretados por cantantes estupendos y poetas de primera línea- Félix Grande, Luis Alberto de Cuenca, Andrés Trapiello, Juan Carlos Mestre y Amalia Bautista-, los cuales, éstos, recitaron sus propios poemas. Ambas realizaciones fueron elogiadas, entre otros, por el prestigioso crítico musical Fernando González Lucini- “Dejadme la esperanza”, Ediciones Autor 2010, y en su particular blog de ordenador, 2011.
En el año 2013 edita la segunda entrega de “La palabra y el tiempo II” (“ Music from EMI”) nuevamente por él creada, musicalizada y dirigida, junto a la avezada producción de su amigo-hermano Paco Ortega, la cual cuenta con la magnífica contribución, de Pablo Guerrero, Paco Ortega, Valderrama, Alicia Gil, Diego Magallanes, Jesús Márquez, Paula Chantada, Bel Gordillo, Helena Vignau, Luis Mendo, Javier Predeira, José Losada, quienes cantan o interpretan, musicalmente, poemas de poetas excelentes de la lírica española actual y de otros siglos pretéritos. En calidad de rapsodas, interpretando sus propios versos, participaron: Francisca Aguirre, Eloy Sánchez Rosillo, Felipe Benítez Reyes y Joaquín Pérez Azaústre. La cubierta del CD corrió a cargo de Juan Carlos Mestre; el prólogo fue pincelado por Luis Alberto de Cuenca. En octubre de 2013, “La palabra y el tiempo II” es invitada a desarrollar sus actuaciones en la prestigiosa Red de Teatros de la Comunidad Autónoma de Madrid.
El 5% de la primera edición de las ganancias de este C.D. fue volcado, plenamente, como así se expresa en la contraportada del C.D., al Comedor Benéfico “Paquita Gallego”, de Leganés (Madrid).

A lo largo de los años 2015-2016 se elabora la más reciente entrega de ” La palabra y el tiempo III”. Dicho sueño musical y poético cuenta en esta ocasión con el siguiente elenco:

Cantantes- Amancio Prada, Joaquín Díaz, Mónica Molina, Paco Ortega, María Vargas, Patxi Andion, Alicia Borrachero  (actriz y, coyunturalmente, cantante), Jesús Márquez y Cuarteto de polifonía dirigido por David Hurtado y Héctor Guerrero.

Poetas- Antonio Gamoneda, Carlos Marzal, Lorenzo Oliván, Ada Salas, Antonio Lucas, Antonio Gómez ( suya es la cubierta del CD) y Francisco José Martínez.

El 5% de las primeras ganancias obtenidas con las ventas del referido disco irán destinadas íntegramente a la Asociación Española de Esclerosis Múltiple.

Tres canciones, con letras y músicas de Santiago Gómez Valverde, ocupan un lugar muy singular en su discografía:
1- “¡Leganés, Leganés, Leganés!, ”pasodoble, interpretado por Paco Ortega, dedicado a su pueblo, Leganés.
2- “ Oda a la Virgen de Butarque”, en honor de la Patrona de Leganés, con arreglos musicales y ejecución al piano de David Hurtado, con la voz de Rosa de Segovia, soprano de los Coros Nacionales de España.

3- “¡ Siempre seremos el Lega”- al Club Deportivo Leganés-, entonado por el dúo de rumbas Al Deskuido.

Finalista en la XVI Convocatoria del Certamen Nacional de Poesía ‘Ciudad de Alcorcón’, creó el texto que consiguió el tercer premio en el IV Concurso Nacional de Composición Coral ‘Ciudad de Getafe’(2003). Para este mismo certamen rubricó la letra que ayudó a conseguir el accésit del X Concurso Nacional de Composición Coral ‘Ciudad de Getafe’ (2009). Suyos son los versos de la obra ‘Nana para un niño recién soñado’, la cual, mereció ser galardonada con el primer premio en el V.I.I.I. Concurso Nacional de Composición para Coros B.A.E.( Federación de Coros de Vizcaya), ‘Gran Premio B.B.K.’ (2004), patrocinado por el Banco Bilbao Bizkaia Kutxa.
También creó el texto ganador del Primer Premio Nacional ‘Frederic Mompou’(1993) de Polifonía, otorgado por Juventudes Musicales de Barcelona, en colaboración con la Generalitat de Catalunya (el citado trabajo fue donado por el autor al Ilmo Ayuntamiento de Leganés).
Sus composiciones han sido impresas, reproducidas e interpretadas en distintos medios periodísticos- escritos, radiofónicos y televisivos- nacionales y extranjeros ; y resueltas, en sus vertientes letrísticas o musicales, sobre las tablas de los siguientes escenarios Auditorio Caesar Palace (Las Vegas. E.E.U.U.), Iglesia Santa María del Mar (Barcelona), Palacio de Exposiciones y Congresos (Madrid), Teatro Monumental (Madrid), Palacio Euskalduna (Bilbao), Teatro Alcalá Palace (Madrid), Sala Manuel de Falla (Sociedad General de Autores, Madrid), Teatro Infanta Isabel( Madrid), Café Libertad 8 (Madrid), Liberería Diógenes (Alcalá de Henares), Centro Cívico Rigoberta Menchú (Leganés), Teatro Federico García Lorca (Getafe), Fundación José Hierro (Getafe), Fundación Juan Ramón Jiménez (Moguer.Huelva), Ateneo de Madrid, Centro Cultural Lavapiés (Madrid), Corral de Comedias (Alcalá de Henares, Madrid), Casa natal-museo de Miguel de Cervantes ( Alcalá de Henares), Sala municipal de Exposiciones “Antonio Machado” (Leganés),
Centro Cultural Escuelas Aguirre (Cuenca), Centro Cultural Blas de Otero (San Sebastián de los Reyes, Madrid),
Alcázar de Toledo- Biblioteca de Castilla la Mancha- (Toledo), Auditorio Hospedería Fonseca (Salamanca), Instituto Americano (Madrid), Universidad de Sevilla (Sevilla), Universidad Carlos III (Leganés, Madrid), ‘Feria del libro y la lectura de Castilla la Mancha’ (Cuenca), Auditorio de Boadilla del Monte, Real Academia de Ingeniería (Madrid), Real Academia de las Artes y de las Letras Conquenses, Sala Galileo Galilei (Madrid), Teatro Sierra de Aracena- Huelva-, Museo de Escultura al Aire libre- Leganés-, Tetaro Jaime Salom- Parla- etc.
En el mes de diciembre de 2012, el Grupo de Teatro Estable, dirigido por Concha Gómez, pusieron sobre el escenario del Centro Cultural “Las Dehesillas”- Leganés- una representación teatralizada, danza música, en directo incluidas, de su obra poética.
Los alumnos del Instituto “Pablo Neruda”, de Leganés, coordinados por sus profesores, dedicaron el último trimestre de 2012 a estudiar “Sobre la piel del agua”- Ex libris Ediciones-, poemario de Santiago, publicado en el año 2012.
El día tres de abril de 2013, dentro de la prestigiosa convocatoria “Poesía en el Corral”, que, año tras año, se celebra en EL Corral de Comedias de Alcalá de Henares, fue invitado a leer su obra poética en este incomparable marco. A la vez, “La palabra y el tiempo” puso el broche final del citado acto.
http://www.corraldealcala.com/descargas/contenido/obras/poesia_en_el_corral_v1_web.pdf
Una canción suya, ” El twist del manicomio”, es elegida para formar parte, durante la primavera del año 2014, en un musical infantil, ” La rumba del mundo que se derrumba”, dirigido y producido por Paco Ortega.

En agosto de 2008 le cupo el honor de redactar y leer el pregón para el recibimiento, con motivo de las Fiestas locales, de la Patrona de su villa, Leganés, Nuetra Señora de Butarque.
Durante las Fiestas Patronales de Villar de Olalla, septiembre 2011- Cuenca-, villa natal de su madre y abuelos, la corporación local del municipio quiso que fuera pregonero de las mismas.
El siete de octubre de 2011 tuvo el honor de ser el pregonero de las Fiestas de San Nicasio, Patrón de su villa natal, Leganés.
En 1981 fue nombrado personaje del año de su pueblo: Leganés.

Acerca de estos anuncios

En ocasiones, algunos de tus visitantes pueden ver aquí un anuncio.

Quiero saber más | Ignorar este mensaje

enero 24, 2016

Toda la luz es nuestra o Tu luz se dormirá sobre mi frente(verso de Juan Ramón Jiménez, de “Sonetos espirituales”) o A veces cierro los ojos para verte- Santiago Gómez Valverde

Filed under: Uncategorized — lapalabrayeltiempo @ 10:53 pm

A VECES…

Cuando nadie me ve,

lo que más me seduce es ponerme a bailar con la

[ palabra,

al fondo de la pista de un poema, sobre un papel en

[blanco.

Cuando me dice sí,

mis manos acarician su cintura

y mis oídos oyen la fricción melodiosa de sus sílabas.

Mis sentidos extienden un mantel voluptuoso

en la pradera fucsia de sus senos,

y meriendan aromas en los acantilados que conducen

a la vertiginosa pendiente de la vida.

Y le miro los ojos,

y le beso los labios,

y le palpo la frente,

y le trenzo las alas de su luz,

que te nombra llevándome al celestial paraíso de tu

[ nombre.

——————————————————-

 

NUBES

Princesas de agua,

tenéis forma de nube.

allá, en el cielo.

———————————————————————

A Rocío, que se encuentra con sus padres y su tía Pili en el mar mediterráneo, este haiku.

El mar ondula

la imagen de tu rostro

cuando te pienso.

—————————————————-


LAS CHIMENEAS FUMAN. LAS VENTANAS

Las chimeneas fuman. Las ventanas

dilatan sus pupilas de éxtasis transparente.

Una casa, en el fondo, es lo mismo que un hombre,

que una mujer, que un perro, que un árbol, que una hoja.

De vez en cuando tose, y sus ladrillos crujen, se craquelan,

o por culpa del sol sus tejas enrojecen

y sufren quemaduras importantes,

mientras los carillones de la iglesia en el aire destilan

un perfume invisible desleído de acordes.

La frente pensativa del desván humildemente duerme

o sueña con las voces que un día lo habitaron.

Las claraboyas saben,

aunque nunca lo dicen,

que en el árbol nevado de la luz brota la arquitectura de la

[ noche.

———————————————–

LA METAFÍSICA DEL BAR

Sobre la mesa, un vaso.

Entre sus dedos, ella

lo acaricia y redime del devenir del tiempo,

abrillanta su piel de cristal transparente,

concéntrico y sutil.

La

noche

se

ha

caído

al fondo de esa copa,

y ebria, en el firmamento, la luna centellea.

 

—————————————————

Mi mente, un puerto

donde atracan las naves

de las ideas.

—————————————-

PEQUEÑOS GORRIONES

Levantaos, perezosos,

salid de vuestros nidos,

el mundo se derrumba,

tenéis que apuntalarlo

con la belleza alada,

sensitiva y plural de vuestros cantos,

que fluyen de la fuente de vuestro diminuto corazón,

de aquél de donde beben la sed de la distancia

los labios de la luna y el silencio ancestral de las estrellas.

————————————————–

EL ÚLTIMO VIAJE

El día que me muera

huirán del campanario de mis ojos un racimo de pájaros.

La luz quedará triste, igual que un perro fiel,

junto a la puerta de mi corazón aullando su quejido.

Y entonces, una nube plañidera, preñadísima de agua,

desde la lejanía,

acudirá a mi entierro del brazo de una hoja,

del plácido sonido de una fuente,

de dos o tres adverbios encopetados de algún adjetivo

[ luctuoso,

y de unas cuantas lágrimas que recolectarán por el camino,

de algunas azucenas, perfumadas de ti,

de un gato cojitranco y del aria luminosa del viento.

———————————————————-

¿ QUIÉN HAY DENTRO DE TI?

¿ Quién hay dentro de ti?

¿ Quién le pone sonido a tus palabras?

¿ Quién se asoma a las lunas menguantes de tus ojos

cuando la noche acecha? ¿ Quién riega las begonias?

¿ Quién lee a Eugenio Montale? ¿ Quién cultiva

caricias en las líneas adustas de mis manos?

¿ Quién ríe cuando llueve? ¿ Quién tirita

de amor cuando hace frío? ¿ Quién recoge las sábanas

que la luz desordena en nuestros dormidos cuerpos?

——————————————————–

Silba el espejo

la canción de mi rostro

mientras me afeito.


La piedra piensa

fijamente. La luz

ondea su alma.


Espejo roto.

Magnicidio de vidas.

Pensados sueños.

———————————————————————–

                                         SUCEDE

Ha caído una hoja, el universo siente un trágico relámpago,

una fiebre infinita en la que nadie repara.

Se resquebraja el mundo, también mi corazón, -el no lo

[ sabe-.

En las extremidades lejanas de los ríos crecen su pies de

[ agua,

su longitud fluvial ha aumentado el número de zapato.

Lloran sus afluentes sin consuelo. Han perdido una lágrima

[ y la buscan

en el inconsolable sudario de noviembre.

Se desangra el rebaño de la luz entre mis lacrimales

[ vespertinos.

Ya los árboles curvan sus cortezas hasta alcanzar la frente

[ frígida de esa hoja,

resucitarla, luego, convertirla en pavesa de las llamas de un

[ beso.

————————————————————

                           AYER- A mi madre-

Con sábanas de sombras te cubrí porque tenías frío.

Me asomé al precipicio de tus ojos, y pude ver la nada,

sus pupilas hambrientas de preguntas, de tardes amarillas,

que el sol y sus escamas roían en silencio.

El gato incandescente de la luz deshilaba la risa fugitiva del

[ aire.

—————————————-

           ¿ QUIÉN…?

¿ Quién hay detrás de tu rostro,

de tu racimo de gestos,

de tus lágrimas bordadas,

de tus labios somnolientos?

¿ Quién arpegia la espadaña

de tu corazón bicéfalo?

¿ Quién habita la espesura

del manantial de tus besos?

¿ Quién le da luz al olvido?

¿ Quién le da sombra al recuerdo?

¿ Quién sonroja tus mejillas

cuando al dormirme te sueño?

¿ Qué extraño dios te respira

dentro de mi pensamiento?

                                                           

—————————————————-

NADIE ES PERFECTO, ARQUÍMEDES

Todo cuerpo sumergido en un fluido,

si no sabe nadar,

por mucho que lo calle el “Principio de Arquímedes”,

finalmente, se ahoga.

————————————————————————–

                                                                                       

                                                                                         A mi madre

ÉRASE UNA VEZ…

Mi madre me regala amaneceres

íntimos de su infancia

entre las claraboyas azules de sus ojos. Cuando sueña,

los caños de su risa desembuchan serpentinas de luz.

Mi corazón binario le declama un pareado de tiempo.

Dime tú, espejo mágico, en qué página radiante de tu libro

[ guardarás para siempre este poema.

———————————————————————–

                                                          entre las azucenas olvidado.

                                                               San Juan de la Cruz

 PIEDRA

Abrazada a sí misma.

voluta mineral, hija del tiempo,

que le das solidez a los caminos

cuando piensa tu rostro milenario

introspectivamente. Tu olvidado lenguaje

me escucha desdiciéndose. Oculta en ti palpita un corazón

entre las azucenas olvidado. Tu arenisca diluye  

el brillo de la nada entre mis dedos.

— —– —————————————————————-


PARA HABERNOS MATADO

Un poema desciende de mis estanterías.

El parquet se ha teñido de mañanas y nubes,

de pateras y cisnes, de abedules y hojas,

de calles pensativas, que en sus plumieres guardan la tinta

[ de la noche,

de páramos difuntos y Pedros solitarios,

de panes y de peces, de hormigas y guisantes,

de néctares y músicas, de fusas y redondas

plazuelas y nenúfares, de olas y de alas,

de rosas y sonrisas, de sombras y sombreros,

de hembras y de hombres, de preguntas y niños,

de aviones que quisieran ser algún día pájaros.

En un vaso de luz todo me lo he bebido.

Mi corazón frugal de vida se ha embriagado.

——————————————————————–

BREVES INSTRUCCIONES PARA SOÑAR UN POEMA

1- Llegad con vuestros ojos al poema elegido.

2- Con extremo cuidado, no juntéis

3- las comas y los puntos

4- el cáliz y la sangre,

5- las lluvias y los charcos,

6- las mariposas y las multitudes,

7- las uvas y las uves,

8- los oropeles y las amapolas,

9- la melodía del río y la herida sedienta.

En el paisaje de cualquier palabra palpita el ruiseñor de un

[ pensamiento.

El mundo se diluye en la luz de mis manos.

———————————————————————-

El mar respira

su eternidad de olas.

La luna duerme.

————————————————

                           ENIGMA

¿ Quién posa sus nudillos en mi puerta?:

Soy el tacto del aire, que se deshoja en música,

en extraños acordes, en arpegios flamígeros,

en un ramo de trinos, en un soplo de luz,

en un temblor de olas, en un zumo de brisa,

un quinteto de nubes que ejecuta una antífona de agua,

un enjambre de abejas que poliniza el néctar de tu canto,

los sonámbulos taxis de la noche, que atraviesan la plaza

[ dormida de tus ojos,

las estrellas que muelen un racimo de ausencias,

las vocales que funden las espadas del frío,

la línea de horizonte, que suicida en su cuerda la sinrazón

[ del miedo.

—————————————————-

Mi alma, un espejo

donde el olvido encierra

su desmemoria.


JUEGOS DE TARDE

Estoy jugando ahora con un par de palabras.

Las despierto, las oigo, las alumbro,

es de noche en mis labios,

aunque en tu corazón ya ha amanecido.

El mar bosteza olas, tonifica músculos oceánicos,

y se bruñe de sed, y su cabello

ondulado galopa hasta olvidarse

que vive en el azul de una mirada diluida y eterna.

Se le cierran los ojos a ese par de palabras.

Quién sabe si entre sueños ellas juegan conmigo.

—————————————————————

Luz apagada,

haces la digestión

de mis recuerdos.

———————————————————————

SONATINA DEL AIRE

El viento estornudaba ancianamente sobre los misteriosos

[ salones de mi alma.

En las trenzadas cuerdas de mis versos tendí la desnudez

[ de este poema.

El violonchelo del amanecer pulsa un acorde íntimo de

[ pájaros.

Los espejos, embriagados de imágenes, plañían

[ melancólicos.

Las sombras, viudas, mugen su soledad de hembra.

———————————————–

Tú no existías,

y con hilo de amor

te fui naciendo.

———————————————————

EL POETA NO EXISTE

El poeta se enfunda el antifaz de sus versos.

El poema es un jardín plantado con semillas de palabras,

un paisaje de nombres, adjetivos y etcéteras,

que el hacedor escupe por sus manos, ésas que se

[ desangran

por las arterias de sus pensamientos, corceles que

[ cabalgan

y llevan en su grupa una tribu de ideas

nómadas que iluminan al monarca invisible del silencio.

El poeta, lectores, en singular no existe.

Sólo es un amanuense de la luz que colecciona sílabas

[ que lloran,

en el paracaídas de una lágrima.

———————————————————————–

TÚ-YO

La noche se desnuda frente al espejo triste de tus ojos

de niebla, que enmascaran la ardiente cicatriz de mi

[sonrisa.

El sol y su sombrero, celestial campesino,

que despierta los sueños candeales de los campos.

La luna silba olas, amamanta

planetas que no existen en su seno.

La estrella de tu alma centellea

caricias en la cárcel de mis manos.

 

————————————————————-

VERSOS INTROSPECTIVOS

Oigo el azul del mar,

disfrazado de nubes

palmípedas, posarse en las ramas de tus labios.

Mi corazón alcanza un racimo de lluvias

para que lo merienden tus sentidos.

La inexorable hoguera de tu risa

abrasa, sin piedad, el adusto semblante de la tierra.

Dentro de una cometa de palabras viajan las ruinas de mi pensamiento.

————————————————————————

UN TIEMPO IMPREVISIBLE

A la una menos cuarto, en términos p.m.

en un punto cualquiera del planeta,

la señora Monrey se perfumó para salir de casa.

Le da un beso a su esposo. “ No te olvides Stephen

de ir a buscar al niño”. “ Tiene clase de tenis por la tarde”.

“Comeré con Virginia”. “Algo le ocurre”.

“La conozco, y su voz al hablarme temblaba en el teléfono”.

“Para mí que las cosas no le van bien con Pierre”.

“ Siempre están discutiendo”. “ Reprochándose todo”.

El futuro no sabe de palabras. Tampoco de promesas.

Ni se escribe con ripios. Ni con frases bonitas.

 

Han pasado tres horas.

(Ante un box de la UCI).

 

“ Su marido está en coma”. “ Ha padecido un ictus”.

“ No le aseguro nada”- el doctor le argumenta-.

“ Su estado es más que crítico”.

“ Ante cualquier noticia, la llamaré de nuevo”.

La señora Monrey, de su bolso de mano, saca un Kleenex.

Secándose un lágrima nostálgica, masculla:

“ Nos queríamos tanto”.

—————————————————-

EL JAZMÍN DELICADO DE SU ESPÍRITU

Una piedra caliza en la montaña

muestra su feroz rostro de guerrero,

también su pensamiento narrativo,

que fluye desleído entre las aguas fluviales del paisaje.

De su mirada mineral y mística brota una grey de alondras

que huyen de la quietud del hábito que cubre su existencia

callada, detenida, ruda, tosca, insensible, que defiende,

a modo de muralla,

el jazmín delicado de su espíritu.


ALGÚN DÍA LAS COSAS

Algún día las cosas cantarán su quietud

y su fluir prudente

con el ceño fruncido que muestra su textura,

esa explosión de luz que es mineral de su alma, y nos

[ convoca

en un discurso lento y delicado que emerge de su esencia.

Algún día las cosas se infectarán de amor, percibiremos

un murmullo muy leve, inapreciable casi,

y la fachada de nuestra existencia se quebrará de bruces

[ contra el suelo.

 

————————————————————————–

 

¿RECUERDAS?– A Rocío-

Hace millones de años

Dios no había nacido,

ni, por supuesto, el mundo,

el sol ni los planetas,

ni el tiempo, ni el espacio,

ni el mar, ni los reptiles,

ni las grandes ciudades,

ni los coches, ni el ámbar,

ni la palabra azul,

ni el aire, ni las nubes,

ni las aves cantoras,

la lluvia ni la guerra,

los haikus ni los tankas,

ni las flores, ni junio,

tu boca ni tu pelo,

ni el hombre, ni las cosas,

ni este instante siquiera,

que ha dejado de ser

sin apenas saberlo.

————————————————————

MÁS ALLÁ DE LA MUERTE

 Un abedul frondoso de palabras para que las degustes.

Más allá de sus formas y de sus curvaturas sicalípticas,

paladearás el zumo que contiene restos de pensamientos,

rutilantes sonrisas, alguna que otra lágrima que tañe

[dentro del campanario de unos ojos vacíos- nunca ciegos-,

bíblicas advertencias, mapas crepusculares,

paisajes olvidados entre baldas de nubes,

cordilleras centrípetas que vigilan la sed de los océanos.

Si alguna vez la luz de tus sentidos alumbran la semilla que

[ prodigó tan semejante esencia,

por un instante eterno, sabrás lo que es la vida.

—————————————————————–


FUGAZ AUTORRETRATO

Con el hilo intangible de la luz se cosen las palabras,

pájaros que nos trinan y nombran lo que amamos.

Con su caligrafía de aire destejemos las cosas que no

[ existen,

aquéllas que palpitan en el nido radiante de tu boca.

Planetas que circundan la noche indescifrable de mis ojos.

Perfumes que respiran flores del pensamiento.

Sus abejas de sílabas endulzan la miel del corazón.

Meandros que serpentean la delicada piel de los

[sentidos.

Tambores que percuten la partitura honda de nuestro ser,

el pizzicato triste de una lágrima

en la vertiginosa melodía fluvial de tus cabellos.

En sus brazos el fuego nos sustancia de amor

irreductiblemente.

————————————————————————–

PARALELISMO UNO- A Rocío-

Tu mano y la mía.

El aire y el viento.

Tu alma y mi alma.

Tu cuerpo y mi cuerpo.

Tus ojos, soñando.

Los míos, despiertos.

Tus labios, alondras.

Mis labios, jilgueros.

Tus palabras, jaulas

de mis pensamientos.

—————————————————–

LECTURA ATENTA

He pasado las páginas del libro de tus ojos,

y una lluvia de trenzas humedece

las ventanas de asombro que aúllan en tus pupilas.

Un manantial de luz se sumerge en el pecho una dalia de

[ sombras,

y entonces se desangran las esencias tenues de sus

[ perfumes.

Quiero llorar la brisa de ese mar que me escribe una carta

[ de olas con las plumas transidas de sus pájaros

mientras miro el paisaje desleído de tu vida.

GUARDO UNA ISLA EN MI CORAZÓN

Guardo una isla en mi corazón

invadida de palmeras y cisnes,

guirnaldas de silencios y crepúsculos

flamígeros y mirlos que atenoran

sus cantos en las ramas de los árboles,

de lunas que cornean espadañas,

de vientos melancólicos que tienden

el traje humedecido de la lluvia,

de ríos pensativos que caminan

al destierro colmados de paisajes,

de fuentes desleídas en sus aguas,

de estrellas que iluminan los océanos,

de sombras que enviudaron y andan solas

postradas en las tumbas de sus carnes.

—————————————–

A UN ESPEJO, MI ESPEJO

 Tus indomables fauces me devoran.

Caigo en tu noche hambrienta y refractaria.

Tus papilas engullen el tiempo y el espacio al cual estoy

[ asido.

Tu manantial de luz, nostálgico y sereno, evoca la figura de

[ un fugaz pensamiento que me vive.

Araña cristalina que tejes y fermentas con el hilo volátil de

[ mi imposible yo la melodía de mi eternidad.

 

————————————————————-

AUTORRETRATO FRENTE AL ESPEJO

Mi rostro es un manojo de preguntas,

y, con su voz callada, el cristal diamantino le responde.

 ——————————————————-

ATLAS ESPIRITUAL

Las nubes piensan. Frentes de agua.

El aire ríe. Entre las ramas,

las hojas lloran otoños. Callan.

Tus besos siembran la flor de mi alma.

Los ojos verdes de la mañana

prenden la hierba. Nace la nada.

El viento cruje. El sol cabalga

-molino de oro- su acromegalia.

Por el paisaje de las palabras

juega el silencio a desenterrarlas,

vaga el olvido como un fantasma,

los sueños hienden su luz descalza.

————————————————————

ESPEJO METAFÍSICO

Detrás de la estación vacía del espejo,

en una piel de enfrente, veo alejarse al mundo de mi vida.

La eternidad acude a despedirme. De ese barro que soy

[ me deconstruyo

en pétalos de polvo trasnochados. Así brota la flor de mi

[ existencia

ausente que perfuma el altar metafísico de la divina nada.

———————————————————————-

RECIÉN BAÑADO, UN BOSQUE HUELE A LIMPIO

Recién bañado, un bosque huele a limpio.

El aire lo apacigua beso a beso.

Insondables perfumes de su piel luminosa se desprenden.

El chelo del otoño desenreda, sobre mi corazón, un

pizzicato de hojas.

Las nubes melancólicas atentamente escuchan las

[ dulces carcajadas de las fuentes.

Bosque que depositas sobre el sepulcro de la primavera

[ inmarchitables ramos de silencios.

————————————————————-

LA LUZ

 La luz llama a las cosas por su nombre,

las unge con su tacto, las despierta

de un sueño introspectivo, las emerge

con su soplo de dios de la mar misteriosa de la noche.

Se enreda entre los árboles y juega con los ritmos de sus

[ ramas.

La luz, el primer diente de leche de la aurora.

La luz esa palabra desnuda que nos viste.

La luz es ese grito de silencio que duerme en las callejas

[ de mis ojos.

La luz es esa pluma que escribe nuestros nombres.

La luz es esa espada que asesina el rosal herido de mi

[ sangre.

La luz, ese puñado de sombras que regresan disfrazadas

[de días.

————————————               

ODA AL SILENCIO

Solo en determinadas ocasiones,

cuando escucho el sonido de la música,

no consigo oír la música. El silencio

es una herida frágil que supura invisibles melodías,

que son unos apósitos colmados de belleza,

gasa de aire que drena el dolor incurable de los hombres.

De aquel campo callado brota el aroma de las emociones,

ese maná que nutre el corazón de nuestra inteligencia.

La sutil tamborrada de la lluvia va tersando la tez adusta de

[ las calles,

mientras el viento insufla en la diana del espacio dardos de

[ lejanías,

y el rumor del acorde de una hoja gime sobre la rama su

[ verde nacimiento,

y el árbol la amamanta, de pie siempre es su parto,

y le cruje una nana de trigo candeal, amapola y tomillo.

Siento el dueto de tu corazón- en sístole y diástole-,

y al acabar su imposible romanza,

la luz descansa en mi hombro y me destrenza el cuento de

[ de la vida.

.

————————————-

RITO CON VERSO

En tus ojos se oficia cada tarde

el sacrificio lento del crepúsculo.

Yo nunca miro el cielo, ¿ para qué?, hilandero de luz

[indescriptible,

melodía de pájaros, que construyen su nido en la espadaña

[ de tu corazón.

Las estrellas descienden hasta los astrolabios de tus besos

como pavos reales que bordaran la seda del ajuar del

[ firmamento.

En un altar de nubes, en el postrero instante establecido,

las manos redentoras de los dioses, en lugar de una ráfaga

[ de lluvia,

nos indultan con ramos de rocío.

———————————————-

TERCIA, SEXTA Y NONA

La palabra, esa piedra que se incrusta en la frente de los

[ hombres,

y construye en silencio la catedral radiante de la vida,

esa gota de sed que siembra los océanos,

ese grano de trigo que en la hogaza del sol entre rayos

[ refulge,

la palabra, ese nido con gorriones de sílabas,

que cincela las formas soñadas de las nubes,

y pronuncia mi nombre flamígero y me llama

desde su campanario armónico y efímero.

——————————————————

PORQUE TAMBIÉN ES VIDA

 Las ruedas misteriosas de tus ojos

atropellan la luz cansada de la tarde.

Tras el telón rasgado de las sombras,

los pómulos del frío se constriñen,

como manzanas muertas, en el teatro en ruinas de tus

[ sueños.

Una calandria canta, por el dúctil camino de tu boca, la

[ melodía del aire.

———————————————————————

AUSENCIA

La acidez del relámpago electrifica el cielo.

Revolotean las aves dentro del Pantocrátor de las nubes.

Maúlla el viento felino de los montes.

La espada victoriosa del ocaso desangra mis pupilas.

Mientras, Dios se abotona la camisa del alba.

El gallo transparente de la luz quiquiriquea pinceladas de

[ aire.

—————————————————————

Aunque es de noche…

                                                     San Juan de la Cruz

 

 AUNQUE ES DE NOCHE…

Los bueyes de las sombras

labran el surco del amanecer.

Las estrellas son unas mariposas que bailan en el cielo.

Las semillas del sueño de los hombres

siembran bajo la tierra la luminosa dalia de la vida.

Las flautas delicadas del silencio suenan junto al arroyo

inagotable de tu corazón. Pastorean los árboles sus hojas.

Aunque es de noche…

———————————————————-

Me indulta el tiempo.

La toga del olvido

dicta sentencia.

——————————————–

MI CORAZÓN

Es un fiel animal inseparable,

que camina a mi lado todo el día,

y en lugar de tic-tac,

ha aprendido a decir las letras de tu nombre.

Y salta cuando corro.

Y llora si estoy triste.

De sus caños de fuente beben los riachuelos de mis venas.

Perros ventriculares, que vigilan la recóndita casa de mis

[ sueños,

gatean en la alfombra carnosa de tus labios

y lamen la raíz estéril del silencio.

Adusto campesino, que siembras con tus granos de

[ latidos

los surcos pensativos de mi frente.

Das tu sangre por mí, silbador de canciones lejanísimas.

Caminante que tañes y percutes el tambor somnoliento de

[ mis versos.

—————————————————-

Lo que mi alma ignora

eso es lo que quiero poseer.

Fernando Pessoa

—————————————————

El pañal de la luz

blanquea mi cama.

————————————–

El hombre, un árbol

malherido en la cuna

de su existencia.

———————————————————

¿Sentís que cruje

esta palabra, puerta,

cuando la escribo?

——————————————–

Quién corre más

el suspirar de Dios

o el fluir del viento?

————————————————-

ODA AL TIEMPO

Qué solo estaba el tiempo en la mente de Dios

cuando aquél sólo era un proyecto de espermatozoide,

si me apuras un poco, ni tan siquiera eso. Lo imagino

imposibilitado en su silla pensada, virtual,

pues su hermano pequeño, es decir, el espacio,

aún no había nacido. ¡ Qué solo estaba el tiempo,

sin sábados, sin viernes, sin fiestas de guardar,

sin luchas fraticidas de los hombres, sin bestias,

sin montañas, sin adelfas, sin aves, sin océanos,

sin alguna palabra que volara en el cielo de su boca…!

Podría imaginármelo repleto de caprichos,

con un reloj muy grande colgado en su muñeca,

en su trono absoluto, sin una triste lágrima

que echarse a sus pupilas, sin una dulce risa,

–         así como la tuya-

emergiendo del fondo de unos labios.

 ASÍ SOY

Lírico con la pluma;

y con la espada, épico.

 AQUÍ HE VENIDO AHORA

Aquí he venido ahora a dejar mi palabra

con la misma mesura que al ruiseñor le dejo esas migas de

[pan que tanto le conmueven.

Aquí he venido ahora a dejar el zancudo sonido de mis

[sílabas.

Aquí he venido ahora a desplegar las alas transidas de mi

[ voz, que palpitan y acielan en el bosque incendiado de tu

[boca.

Aquí he venido ahora a diluirme en música dentro del

[ pentagrama pensado del silencio.

INSTANTE PLENO

Una noche imprevista tropiezas con la luna

que duerme entre las sábanas crustáceas de los charcos,

de una ciudad cualquiera, a cinco siglos de tu corazón,

a cien compases del diminuto motete de tu infancia,

y sin remedio ves a la cristalería de la que fue tu vida

[ romperse en mil pedazos por los acantilados profundos de

[ los sueños.

ETERNO INSTANTE

Durante un solo instante,

una tórtola y yo nos hemos contemplado.

-El viento de diciembre carraspeaba con su tos bronquítica,

la de todos los años, el lánguido discurso de la nieve.-

Entonces, se encendieron las farolas tristes de nuestras

[ almas.

De un cascarón de sombras nace el ave del día. Podéis oír

[ su luz

entre las hojas verdes de los álamos, entretejiendo sueños,

[suspirando paisajes.

VIDA Y VERBO

Estoy escuchando atento las cosas que me dicen las

[ palabras.

Admiro como ordenan los paisajes cuando termina el día.

El sustantivo noche, en toda su extensión, me cabe en un

[plumier de cinco letras.

Y la lluvia humedece la plaza de su verbo, que impone lo

[ que hace.

Detrás de los visillos, los adjetivos, siempre chafarderos,

[ murmullan, mientras tejen, un jersey de vocales.

Mis ojos son palomas que zurean cuando miran tu nombre.

El silencio interrumpe su callada plegaria en la caligrafía

[ sonora de tus labios.

AFORISMO

 Mi cuerpo, esa botella que la vida

se bebe vorazmente hasta olvidarme.

       FE DE VIDA

Escribo estas palabras que no veis,

pues se encuentran detrás del escenario de mis

[ pensamientos.

Levantadle las faldas al telón virgen de las estrofas.

Besad las aréolas, casi crepusculares y rosáceas, de los

[ iluminados adjetivos.

Amasad, tacto a tacto, los paréntesis que acotan la cintura

[ fugaz de los pronombres.

Desclavad, sutilmente, las espinas de las interjecciones

[ que laceran el ¡ ay! agudo de las consonantes.

Cantad lo que no veis, en un acto de fe, pastoread las

[ sombras transitivas de mis versos.

 * Tomado, literalmente, del subtítulo de poemario Cántico, de Jorge Guillén.

HE VISTO A DIOS

He visto a Dios detrás de una palabra,

detrás de un pensamiento,

detrás del ramillete carmín de tu sonrisa.

He visto a Dios descerrajando el aire que consagra la oblea

[ rubí y anaranjada del crepúsculo.

He visto a Dios cruzar vertiginosamente el insondable túnel

[ de tus ojos.

He visto a Dios pedir la vez en el mercado,

en el ambulatorio

y en la peluquería

y en la sala de urgencias de tus besos.

He visto a Dios viajar, en la cometa punzante de una bala,

[ al níveo corazón de algún soldado.

He visto a Dios descender a las dunas carnosas de tus

[ labios en el paracaídas de una lágrima.

He visto a Dios, en el impermeable de su ausencia,

[ empapado en la lluvia triste de mis latidos.

MIRANDO SU RETRATO, AQUÉL, EL MISMO…

Es su vivo retrato, la misma cara, el mismo

invisible perfume, el mismo gesto, el mismo

carmín, el mismo anillo, en su dedo anular, malabarista, el

[ mismo

piercing entre sus labios, donde duermen mis besos, allí

[ mismo

las palabras un día tropezaron, fue entonces cuando el

[ mundo, siempre el mismo,

rodó infinitamente por la tierra, percutiendo su nombre,

[ sembrando su recuerdo, aquél, el mismo…

 A UNA MUJER ESTATUA

Eres sutil, hermosa, plateada

por la luna que pisa, con zapatos de luz, las avenidas.

¿ Miras o ves? Ignoro el arco iris

de tu sonrisa incierta. Mi silencio,

que pudo ser palabra, se diluye

por las calles estériles y pétreas de tus labios.

FINAL DE PARTIDA

Nuestro amor acabó como acaba una guerra.

Como acaban las nubes diluidas en agua.

Como acaba tu nombre en el embarcadero

[de mi boca.

Como acaba el confeti explosivo de tu risa.

Como mueren los sueños vendados por la luz

estéril de la aurora y con la mercromina celestial del ocaso.

Como acaban las cosas- sin ningún armisticio-

cosidas a balazos por el fusil del tiempo.

ROCÍO

 No sé si el frío, amor, congeló tu sonrisa,

o tu sonrisa, amor, ha congelado el frío.

  SOMOS ESO

Somos eso, amor mío, la memoria

del fuego, de la noche, del aire…

 LA PROSA DE MIS VERSOS EXPERIMENTALES

La vida, a veces, es la continuidad de los sueños más

tristes.

Cierro los ojos cuando duermo para que no se escape hilo a hilo, perfume a perfume,

sombra a sombra, la sideral sonrisa luctuosa y cómplice del rostro inapelable de la noche.

 

Las estrellas son velas que iluminan el ataúd donde mora el cadáver con oficio puntual y

responsable y adusto de la tarde.

En mi garganta aún vive el resplandor flamígero de un adjetivo, que nació para fundir en

el horno de su sintaxis el puñal inflexible de la nieve, que asesinó la sombra del árbol

frondoso del nido de nuestros besos.

Por la herida despoblada y antigua de la palabra amor atravieso la niebla infectada del

olvido.

Llega el amanecer, lo sé porque ya resplandecen las trompetas sonoras de la luz en las

plazas insomnes de mis ojos.

Llega el amanecer, lo sé porque la vaca de la aurora deja en las papilas gustativas de mis

labios el recuerdo apagado de su estéril leche.

                   *TEMBLOR DE CIELO

La noche, suavemente, se quita las legañas de las

[ sombras.

El sol acromegálico enciende la fogata de su pupila

[ inmensa.

Las manos de los árboles emergen y consagran bajo el

[ cielo el caudaloso néctar de su savia.

Mi corazón hilvana con la luz inmarchitable de tu risa el

[ mantel verde de la primavera.

La melodía pensada de la nieve destila sus silencios sobre

[ los clavijeros convalecientes de las violas de gambas.

Por el bosque de nuestro corazón vaga la procesión de

[ los latidos.

Dos bocas, al juntarse, inventaron el fuego.

 

* Título, literalmente, prestado a Vicente Huidobro.

TIEMPO

El tiempo, esa gacela inalcanzable que acudirá a mi

[ entierro

y al tuyo, sin excusa, que se acuesta a tu lado

con la mujer que amas, mientras la amas

o cuando la acaricias deshojando en su piel las huellas de

[ tu tacto.

El tiempo, ese recuerdo perfumado de olvido.

El tiempo, ese olvido en brazos del recuerdo.

EN TUS OJOS SE CUMPLE EL PRINCIPIO DE ARQUÍMEDES

La luz se encharca. En ellos

mi vida se conserva eternamente intacta.

En su álbum de imágenes reflejan momentos ya vividos.

El cristal de sus lágrimas, que sellan su ataúd,

[transparentan cadáveres,

que fermentan la piel de nuestros cuerpos de hombres.

Cadáveres de niños, de caballitos blancos,

cadáveres de lunas, de algas y unicornios,

cadáveres de sueños que no se despertaron,

cadáveres de peces, de arañas y gacelas,

cadáveres que ríen pensamientos,

cadáveres de calles que eyaculan auroras boreales dentro

[ de la vagina de una plaza

maternal, dadivosa, donde la voz del aire es su líquido

[ amniótico.

El principio de Arquímedes de mi pesada vida somorguja

[ el fluido de tus ojos.

——————–

Cuando amanece,

¿la mujer de mis sueños

despierta o muere?

————————–

Lleva la mar

al río de su mano.

Madre de agua.

junio 30, 2014

UN INVIERNO LLAMADO FRÍO

Filed under: Uncategorized — lapalabrayeltiempo @ 10:37 pm

Escucho al lobo

de mi sangre, que aúlla

íntimos sueños.

——————————————————————————————-

LETANÍAS CONVERSAS

¿Qué extraño dios puntea el arpa de la lluvia?

¿Qué extraño dios bosteza el cielo de la tarde?

¿Qué extraño dios dibuja el alma de las cosas?

¿Qué extraño dios ondula las trenzas de tu nombre?

¿Qué extraño dios conversa con gritos de silencio?

¿Qué extraño dios marchita los ojos de la noche?

¿Qué extraño dios esparce la luz de los océanos?

¿Qué extraño dios infecta de tiempo los espacios?

¿Qué extraño dios esculpe estatuas catatónicas?

¿Qué extraño dios remienda relojes descosidos?

¿Qué extraño dios me dicta las dudas de estos versos?

————————————————————————————-

POSTAL DE NADIE     

La noche se ha caído al insondable pozo de su sombra.

Duerme en el calabozo de la lluvia entre rejas mojadas.

Las aceras caminan sin zapatos hacia las avenidas ociosas

[ de los sueños.

Los nudillos del aire van llamando a las puertas. Las

[ ventanas

tararean la Ohhhhh de sus pupilas. El velo de la luz

cubre las trenzas frías, menudas, de la nieve.

Los incansables bueyes de las horas labran atardeceres

[ en los ásperos surcos de mi frente.

————————————————————————

PREGUNTA INCUESTIONABLE

¿ Habrá vida después de la eternidad? ¿ A lo mejor,

se preguntan los muertos?

————————————————————————————-

¿ Habrá vida después de la eternidad?  

———————————————————————                           

Si esta rosa

no huele entre mis versos

no es un poema.

 —————  ——–——————————————————————————————————————-

                                            … matómela un ballestero:

 

                                                 ¡ dele Dios mal galardón!

                                                

                                                          Romance anónimo

 

 

… ¡DELE DIOS MAL GALARDÓN!

Un pino encarcelado. Una alondra

que nació entre las rejas de este bosque.

La libertad existe

tan sólo en el paisaje trémulo de sus alas.

Su boca es una nube que picotea trinos cuando llueve.

————————————————————————————————–

EL PIANO, SENSUALIDAD EN SI SOSTENIDO MENOR

Nos quiere decir algo, se le escapa

la voz por su garganta percutida.

Una lluvia de manos destrenza un aguacero

táctil sobre los negros pezones de sus teclas,

bajo el pálido pubis que trina tembloroso

y en sus labios que, a veces, bisbisean el llanto azul,

[ lejano, inconsolable

de la mar.

——————————————–

A Rociete

Palabra amor:

sugerente y bisílaba,

roma al revés.

—————————————————————-

LAGO DE POLVORANCA

Lienzo de agua.

La luna de los mares

tiembla en tu cielo.

———————————————

Tiemblan las hojas.

La luz, queda*, llorando

entre mis manos.

* El término ‘ queda’, no es preciso que lo exponga, deseo que funcione como adjetivo, que significa, entre otras cosas, callado, silencioso, toque de campana que redobla a determinadas horas del día. En fin…

—————————————————————–

MERIENDA VESPERTINA

Aquellas avenidas

rodeadas de flores y geranios,

buganvillas, acacias, madreselvas,

avispas, mariposas y mosquitos.

Con puñales de calles indolentes,

transversales, lo mismo que un fakir,

temblando en el porqué de sus cinturas.

Y una lluvia de niños y una orquesta sinfónica de pájaros.

El hilo luminoso de la tarde atravesaba el ojo del espejo

para bordar en su pupila gris la arquitectura en ruinas del

[ crepúsculo.

———————————————————————-

MERIENDA VESPERTINA I

Aquellas avenidas

rodeadas de flores y geranios,

buganvillas, acacias, madreselvas,

avispas, mariposas y mosquitos.

Con puñales de calles indolentes,

transversales, lo mismo que un fakir,

temblando en el porqué de sus cinturas.

Y una lluvia de niños, y una orquesta

sinfónica de pájaros, y un espejo voraz que deglutía

el fruto luminoso de la tarde.

————————————————————————-

Eternidad,

desierto de mi alma,

muerte soñada.

—————————————————————–

Alas de ausencias

acarician el aire

de mis sentidos.

————————————————-

El lago sueña.

Su frente de agua acuna

mis pensamientos.

———————————————————————–

LIED DE JUNIO

El velo de la noche fundido en la blancura

de la aurora. El molino de una estrella diluye

el zumo de la luz, hilo del día

que trenza el manto ingrávido, desnudo de las cosas.

Nuestra existencia, errante como un loco que busca

la rosa troceada de su yo en un jardín de pétalos.

Por las alcantarillas de las sombras cabalgan desbocados

los imposibles sueños de aquellas primaveras mancilladas

de acordes, con los labios

desleídos de música.

——————————————————

Labios convexos.

Temblorosos estíos.

Panal de esencias.

——————————————————-

Salta en las ramas

de mi imaginación,

pájaro errante.

———————————————————–

NATURALEZA INSOMNE

El animal cansado de la lluvia

muge su lomo de agua,

sus estertores fértiles,

su discurso indomable,

desde los subterfugios de su raíz de fuente

misteriosa que entona el mantra sucesivo

de sus acordes, húmedos, tenaces,

leves, corpusculares, sementeros, diáfanos,

sobre los labios límpidos de la tierra sedienta.

—————————————————————————

PENSAMIENTO Y PALABRA

La poesía busca la verdad en el universo de la palabra; en tanto, la filosofía busca la verdad en la nada de la palabra- y viceversa-.

———————————————————-

A LA CIUDAD Y AL MUNDO

Tus cuerpos sucesivos,

en transparencias de agua,

íbanse desnudando, como hojas de un libro,

frente a las metralletas insomnes de mis ojos.

El almendro nevado de la luz

ovulaba, palmípedo, en el cuello de un cisne.

El portal invisible de la noche era un nido de pájaro

—————————————————————————————————

RETRATO

Te doy la isla de mi corazón para que tú la puebles

de días y de noches y rosales de besos.

En tus ojos la luna respira mientras duerme

un sótano de sombras cuando las margaritas

tejen de luz al sol del mediodía.

El lápiz del ciprés escribe en el cielo una caligrafía

despeinada de pájaros.

Puedo escuchar la lluvia que percute en la tierra

– con sus botas katiuskas-

como una compañía húmeda de soldados.

El río desemboca su larga cabellera, henchida de

[ distancias,

en un fagot de olas para que el mar lo cante.

——————————————————————-

Ramos de ausencias.

Entre los cementerios

la luz renace.

———————————————————-

Todo era aire,

bisbiseos de alas,

sueños de pájaros.

———————————————————————

VERSOS INSOMNES

La máscara del nombre se asoma a la ventana de tus ojos

para mirar tus labios cuando piensan las cosas que jamás

[ nunca me dices,

perdidas para siempre en el paisaje íntimo de la mantelería

[ de tus besos,

diluidas en la rueca de la luz, que hilvana las anémonas,

[ las flores,

los gorriones, los álamos, la falda verde de la primavera.

El tacto de la lluvia desviste el perfume de las nubes

y unas manos ordeñan en la ubre del llanto un acorde de

[ lágrimas.

Las vocales del frío descienden en manada hasta la

[ hoguera de mi corazón

a alimentar las ascuas pobres de la tristeza.

Una mujer, sin rostro, se peina ante el arroyo transido de la

[luna

su cabello de sombras, sus trenzas de silencio.

——————————————————————————————-

EL INMORTAL LATIDO QUE TE NACE

En el balcón, tu nombre

brota de la semilla

triste de una palabra que dibuja,

la invisible fragancia de tu ser.

Nadie escucha tu risa, sólo el aire;

nadie besa tus labios, sólo el mar;

nadie palpa tu voz, sólo el silencio

percute en el tambor de las ausencias

el inmortal latido que te nace.

——————————————————————————————-

PULVIS ES ET IN PULVERUM REVERTERIS

De aquellos polvos vienen estos barros.

Eternamente el mundo, Dios lo dijo,

siempre fue así. Al instante, dichos barros

se vertieron en polvo. Pescadilla

que te muerde la cola, sabe a polvo

oral la clave de esta metafísica…

———————————————————————–

UNA PALABRA ES…

La misma cosa, no su eco,

ni el zapato ligero que la calza,

la lluvia que nos moja, no la nube,

metáfora del agua,

la luz que encharca el cielo de mis ojos,

la luna que cabalga a un sideral jinete desterrado,

pichón que se derrite en las aceras

blanquecinas de un beso de domingo.

————————————————————————-

Flores novicias

expanden sus plegarias

al dios del viento.

——————————————————-

PEQUEÑO COLLAGE

Tal como si la flor hubiera estado

amándose a sí misma, pensándose a sí misma,

secretamente soñándose, invernándose a sí misma,

naciéndose…

Y abril reapareciera con sus manos de hojas,

derribando las puertas tapiadas del invierno,

con un golpe de luz, flecha que brota en los ojos de Dios,

invadida de estambres, corolas y pistilos,

filamentos, pedúnculos, espinas…

Y del hondo vacío de una humilde palabra que sembraste,

bajo la estepa de tu corazón, emergiera el perfume

[ incorregible de la primavera.

 

——————————————————————————————————————

EL POEMA

Una maleta íntima que se llena de versos,

de palabras, plumieres, que guardan mi existencia,

la cobijan del frío para que no se agripe el hombre que la

[ habita

con las manos desnudas deshilando los ríos de tu nombre,

la tersa arquitectura de tus senos,

invertidas pirámides trazadas con la masa del tacto.

Un sepulcro bosteza entre restos arqueológicos un osario

[ de sílabas,

sonidos fantasmales invertebrados, que a veces se

[ levantan de su tumba,

a la tercera copa que he bebido,

y brindan frente a mí con los ojos vacíos, y en los labios

escupen un puñado de tierra.

————————————————————————————————————

——————————————————————-

CANCIÓN DEL PEREGRINO

Te estoy buscando, vida,

dentro del corazón de una palabra,

donde llueven latidos y las calles se miran en los charcos,

donde cantan los pájaros del nombre,

donde rumian las nubes la interjección del trueno,

donde las plazas juegan al corro con las piedras,

donde las esculturas destiñen con sus lágrimas el acero

[cortén de su belleza,

donde las multitudes se embriagan con el cáliz trágico del

[crepúsculo.

Te estoy buscando, vida, y sólo te presiento.

———————————————————————-

PREGUNTAS SIN RESPUESTA

El zumo de la nieve. Ese silencio frío

para tus labios quiero. La flor del beso, el aire,

que dulcifica el rictus catatónico, sereno de las cosas.

Por un camino va tu pensamiento,

como un lobo que aúlla el vegetal paisaje de los montes,

y sus nudillos tristes golpean inútilmente la aldaba de mi

[ puerta.

——————————————————————————————

LA MÚSICA CELESTE

Desde el castillo de mi corazón,

baja mi sangre ausente, pensativa,

cantando las derrotas tristes de mi existencia.

Relinchan las gargantas fugitivas del sexo

de una mujer que inscribe en la piel de mis noches

[ sus onomatopeyas.

Las abejas destilan en la miel de sus reinos

[azucaradas sombras.

Las metálicas dagas de los grillos

irrumpen en el pecho cristalino del aire.

La noche y su metástasis de estrellas.

Desde la almena de mi corazón,

mis latidos percuten el tambor invisible de la nada.

—————————————————————————————-

Lleno de agua,

el cubo de mi alma.

Mar de mi vida.

———————————————–

Tiembla en la rama

el suspirar de un pájaro

que ya ha partido.

———————————————————————

EL RÍO

 

-Al Júcar, al Huécar, que riegan, fértilmente, las cuencas de                      

                                                                                [mis ojos-

Ese animal de luz y transparencias.

Ese músculo de agua, todo fragilidad, todo ternura.

El corazón del tiempo en su sístole tañe su latido,

como un viejo disparo que asesina el rostro impenetrable

[de la noche,

craquelado de estrellas .Bisbisea la sutil mariposa del

[ silencio.

Por eso van de luto las sombras. Las montañas

descienden sus ascéticas arenas hasta el banco de misa

[de las siete,

y un velo sigiloso oculta el cráter gris de sus pezones

cósmicos, que amamantan el llanto inconsolable de las

[flores.

————————————————————————————————————-

ORBE

Viaja la noche, triste,

como una niña ciega,

de la dormida mano del silencio.

Los pájaros le tejen,

con el alado hilo de sus alas,

un pañuelo de luz para enjugar el llanto de sus

[constelaciones.

Braman las hojas, trémulas,

en el otoño de mi corazón,

un bosque inconsolable de latidos.

————————————————

La mar, un pájaro.

En sus alas de olas

el día sueña.

—————————————————

Respira el viento

un aire melancólico.

El mundo existe.

—————————————————————-

Supura versos

la herida inmarchitable

de tu recuerdo.

————————————————————

Tensas el arco

de tus cejas. La vida

a luz me sabe.

—————————————————————-

Leyendo a Gonzalo Rojas

¡ Quién fuera cuerpo

eternamente, dice,

la voz del alma!

———————————————————————————

Supura versos

la herida del recuerdo.

No cicatriza.

—————————————————————————–

SUEÑOS INTEMPESTIVOS

Se me ha caído una letra del cuaderno,

la cual ha provocado un ligero seísmo, de escala tres en

[Richter, sobre la superficie del poema.

Una turba de artículos y nombres rodaron por el suelo.

El parquet reflexivo de una página en blanco se abarrota de

[ideas e imágenes distintas desnudas de palabras.

¡ Cómo saltan las olas! ¡ Cómo lloran los árboles!

¡ Cómo corre el camino por su lengua silvestre!

Mi padre, muy enfadado, se levantó irascible de su tumba,

y entre sueños me dijo:

ya ni los muertos pueden dormir plácidamente.

———————————————————————————————–

PALABRAS

Cuando yo no las miro, hablan solas,

-parece un manicomio de palabras-

desmadejan y tejen un ajuar polifónico

a las íntimas voces de mi ser.

A veces, estornudan y tosen respirándome,

naciéndome, trenzándome, amándome, amueblándome,

en las estanterías deslenguadas y cínicas de un puñado de

[estrofas.

A veces, sólo a veces, me llaman por mi nombre

y sobre mis rodillas despliegan y acurrucan el lomo de sus

[sílabas, ronroneando sueños.

————————————————————————————————-

FURGÓN DE AUSENCIAS

Los trenes de mis versos,

que siempre llegan tarde

a la estación dormida del poema.

A veces, descarrilan

vagones de palabras

salpicadas de vida  y otras muertes.

El humo del silencio,

por los raíles de tus labios fríos,

entre acordes de luz se desvanece.

—————————————————————————–

Tras el cristal          

de su breve latido

nace un instante.

—————————————————————————-

                                  A Rocío

Llueve en mi alma.

La luna se ha dormido.

Maúllan tus besos.

——————————————————————-

El ser humano

se envenena de días,

de amor, de sueños.

———————————————————————

Con la palabra

se enciende la linterna

del pensamiento.

——————————————————————-

LECCIÓN DE ANATOMÍA

 

Esa masa de células que miran-

con sus hepatocitos y escafoides,

sus glándulas, sus triceps, sus deltoides-

ayer soñaban; hoy ya ni suspiran.

Las branquias de sus labios no respiran.

Sus ojos, sus apófisis mastoides,

y sus difuntos espermatozoides

en la matriz no danzan ni deliran.

Esa unidad vivió acunando besos.

Ese haya fértil se deshizo en llamas.

¿ Algún jardín se abonará de huesos

melancólicos, tristes, deshojados?

Una pregunta trina entre las ramas.

Un gato maúlla sobre  los tejados.

——————————————————————–

EL ANCIANO MAR

Cojea en la distancia.

Lentamente susurra una carta de amor.

Yo la espero en la orilla.

Mi corazón la escucha entre sílabas de olas.

El viento la traduce en mis oídos.

Mientras, una gaviota carroñea algún verso.

Entonces, puedo ver su calavera,

tan parecida a ti, a nosotros, Rocío.

Y por el lacrimal de dos artículos

lloran dos adjetivos la muerte prematura de un poema.

————————————————————–

Risa del mar.

Carcajadas de olas.

La luz riela.

—————————————————————-

Sauce llorón.

Tus lágrimas inundan

mi corazón.

—————————————————————————————————-

Te llaman porvenir porque no vienes nunca.

 

                            Ángel González

 

CORAZÓN

 

Siempre está por venir.

A lo lejos escucho sus tacones de aguja

cruzando el bulevar de mis arterias.

Dialoga con la vida, en toda su extensión,

con los abejarucos y con las cucarachas,

con las tortugas y los ruiseñores.

Siempre está por nacer. Siempre está por venir,

por eso, como dijo Ángel González, nunca viene.

Por el camino anda, sin prisa, comiéndose las

[pipas de las horas

y arrojando sus cáscaras vacías, sin más, en la cuneta.

——————————————————————————

Entre las sábanas

temblorosas del río

la luna duerme.

————————————————————————————-

ESENCIA

Reclamo una palabra, con forma de cetáceo,

que viaje por los mares ocultos de mi voz,

igual que una botella mensajera,

que proteja la vida de mis versos,

esos que hablan de ti, esos que te disuelven en perfumes,

ondulando las olas cantarinas, que cincelan las dudas que

[anochecen

el cielo de tu rostro.

——————————————————

LA LITURGIA DEL DÍA

Se fue quitando el velo de la noche

– sutilmente, voluptuosamente, concupiscentemente-.

Las ventanas abrieron sus pupilas.

La lluvia desteñía el rimel tricolor de los semáforos.

Bostezaron las plazas un suspiro de aire.

En el altar del mundo, el cáliz consagrado de la luz iluminó

[este instante.

—————————————————————————-

RESTOS DEL NAUFRAGIO

Cuando miro el reloj de mi muñeca, no veo los minutos,

sino a algún que otro amigo,

a algunos profesores de mi infancia,

a la tendera del economato,

a aquella novia de la adolescencia,

y a un puñado de etcéteras y etcéteras…

Aquel paisaje vivo y luminoso,

infectado de vida,

se ha trocado en un campo de batalla

vestido de cadáveres y desnudo de tiempo.

————————————————————————

INSURRECCIÓN RETÓRICA

Ahora soy feliz. Mi gato no lo intuye,

ni mi mujer, ni la luz, ni las olas,

ni las garrapateas, que habitan el compás de una guitarra.

Aunque a Dios le estuvieran operando

de eternidad- sin su venia divina-,

en este mismo instante, lo seguiría diciendo.

—————————————————————–

NADIE

Un ave sueña, en lo alto de un almendro,

que no sabe volar, y, mientras duerme,

la luna, con el hilo de su luz, le zurce el descosido de sus

[alas.

Llega la aurora, el mundo se desviste,

y del sombrero oscuro de la noche emerge una paloma.

——————————————————————————–

ERRORES DE ESTRATEGIA

Con cierta asiduidad, las ramas nebulosas del instante

no me permiten ver el bosque luminoso de la vida.

 —————————————————-

LA METAFÍSICA DEL PARQUE

Un perro corre y juega con su dueño

y le devuelve

una pelota dúctil que con certeza le tira.

En cambio a mí las horas no me han devuelto nunca el

[tiempo no vivido.

————————————————————————————

En el trastero

de una palabra vieja

guardo tu nombre.

—————————————————————————-

En el trastero

de una palabra vieja

guardo mi vida.

———————————————————————–

Las palabras que van a surgir saben acerca de nosotros lo que nosotros ignoramos de ellas.

 

                                                                                         René Char

 

INSTANTE PRECISO

 

Escribo una palabra,

con sílabas de nubes,

el cielo del cuaderno amenaza tormenta.

Por las alcantarillas del papel,

con peces de utopías,

se desaguan mis versos.

————————————————————————————

EL DOLOR

 

Ya no es como antes,

que se instalaba en mí sólo como un turista pasajero.

Ahora viene y se queda y luce su palmito inesperado.

Nadie le invita, y vuelve, lo mismo que un clochard,

a tumbarse en la plaza de mi piel, a beberse el vino de mi

[sangre,

idéntico a ese perro vagabundo, infectado de afecto, que

[lame mis heridas.

Escucho su escozor en las habitaciones de mi alma,

ésas que nunca he visto y tuve, desde niño, prohibido

[visitar,

por las cuales mi padre, alguna que otra noche, silba su

[inexistencia distraídamente.

——————————————————————————————————

RECITATIVO ONÍRICO

Los árboles del bosque transitan, como frailes, por el

claustro insondable de mis ojos.

Mis pupilas son perros místicos que custodian la casa

donde duerme mi conciencia. Sus ladridos dialogan

con el can misterioso de la luna. En el abecedario de la

luz, una tinta de sombras canta la melodía de mis sueños.

——————————————————————————————–

Miro tus ojos.

No sé si están soñando

o solo viendo.

—————————————————————————–

Mi alma se inclina

sobre una sombra fresca

que aún no ha nacido.

———————————————————————————–

Miro tus ojos.

¿Siempre mirando están

o siempre viendo?

—————————————————————————-

SERENIDAD

 

Palabra que despliega las alas de su nombre

sobre las cordilleras de su significante,

y vuela como un águila

entre los brazos tenues, de una tarde azul y sosegada.

Serenidad, el alma del paisaje subida en bicicleta

viaja por los ojos y desciende

por escaleras grises de latidos hasta la humilde choza

[de nuestro corazón.

Serenidad, emoción de un perfume, delicada promesa.

—————————————————————————————————

Bajo los párpados

de un vagabundo muerto

nace una alondra.

——————————————————————————————-

ETERNO RETORNO

Contempla las estrellas, mancilladas de noches,

que he sembrado en la tierra insondable de mis ojos.

Desde una extraña fuente, desleída de luz,

doy de beber al río sediento de mis sueños.

—————————————————————————————-

IN MEMORIAM

 

Las palabras respiran

ideas, obsesiones, pensamientos.

Son astros que murieron hace millones de años,

y aún brillan en las noches de nuestra inteligencia.

Levantaron castillos, chozas, túmulos, ríos,

tanques, bosques, imperios, espadas, tiranías,

ciudades que no existen, teocracias diversas.

A veces, explosionan en mis ojos

y lloran en silencio, con mis lágrimas,

una lluvia de luz, un manojo de olvidos y un perfume de

[ausencias.

— ——————————————————————————-

Suspira el aire.

La luciérnaga arpegia

su voz de nieve.

——————————————————————————

Tus ojos templan

la luz de la mañana

cuando amanece.

—————————————————————————–

Mi corazón

siembra un campo de estrellas.

La luna duerme.

—————————————————————————–

Un perro ladra

a su sombra. Le dice

que no es de nadie.

—————————————————-

Lánguido viento.

Derrama el infinito

su cabellera.

———————————————————

Hay una nube

debajo de la tierra

que mana agua.

————————————————————————–

Tigre de piedra.

Tu corazón refulge.

Feroz instante.

———————————————————————-

Bajo la carpa

del circo de mis ojos

muere un payaso.

———————————————————–

Ordeña sombras

la ubre de la noche.

Ríe una lágrima.

————————————————–

Llanto de nubes.

El agua cicatriza

sobre los charcos.

—————————————————–
MEMENTO
En el abecedario de la luz,mis ojos deletrean la inasible emoción de una montañacuando una mariposa expande el panal de su perfume en [ la aréola mansa y humilde de su seno,merendando la miel que la luna destila, si anochece.

septiembre 29, 2013

Vídeo de la presentación del disco La palabra y el tiempo II, 28-IX-2012+1

Filed under: Uncategorized — lapalabrayeltiempo @ 10:22 pm

http://www.youtube.com/watch?v=eRT4bFSdDBE

http://www.youtube.com/attribution_link?a=xWHNgLtTJotdp6WZQDDqFw&u=%2Fwatch%3Fv%3DQ0JI2kV543w%26feature%3Dshare

julio 10, 2013

Entrevistas en televisión y radio de ” La palabra y el tiempo II”

Filed under: Uncategorized — lapalabrayeltiempo @ 1:02 pm

Santiago! Aquí tienes la entrevista del viernes: http://vallecasdigital.com/el-escritor-y-compositor-santiago-gomez-valverde-mi-mision-es-hacer-llegar-la-poesia-a-traves-de-la-musica/

Crítica y entrevista den Radio Sol XXI, julio o últimos de junio de 2012+1

Santiago Gómez Valverde, uno de los poetas a los que más queremos en Al caer el Sol acaba de sacar una segunda edición de su “La palabra y el tiempo” con un plantel de artistas impresionantes: Valderrama, Pablo Guerrero, Paco Ortega…  cantando los versos de Gustavo Adolfo Bécquer, Juan Ramón Jiménez, Luis de Góngora, Federico García Lorca y Pedro Salinas, entre otros de los grandes. Además podemos escuchar las voces de Joaquín Pérez Azaústre o Felipe Benítez Reyes… y muchos más tesoros.
Puedes escuchar la entrevista y escuchar parte de la música de este disco en el siguiente audio:

Publicado porVICTOR ALFARO

http://www.rtve.es/m/alacarta/audios/programa/nunca-tarde-santiago-gomez-valderde-publica-palabra-tiempo/1970447/?media=rne

http://www.rtve.es/alacarta/audios/la-noche-en-vela/noche-vela-2-180713/1942428

http://www.playocio.tv/tv-a-la-carta/entrevistas~7/santiago-gomez_-la-palabra-y-el-tiempo-ii~278.html

http://www.rtve.es/alacarta/live_audio_PopUp.shtml?idAudio=1901110&vp=4.1.12&lang=es&v=0.75 Otros Acentos Radio 5 minuto 00:40 miércoles 19 de Junio

http://www.rtve.es/alacarta/audios/en-un-mundo-feliz/mundo-feliz-28-06-13/1903994/ Un Mundo Feliz Radio 1 minuto 40:16- Lunes 24 de Junio

http://www.rtve.es/alacarta/audios/un-idioma-sin-fronteras/idioma-sin-fronteras-santiago-gomez-valverde-presenta-disco-palabra-tiempo-ii/1896132/ Un Idioma sin Fronteras Radio 1- 25 de Junio

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-tarde-en-24-horas/tarde-24-horas-cultura-24-25-06-13/1896754/#aHR0cDovL3d3dy5ydHZlLmVzL2FsYWNhcnRhL2ludGVybm8vY29udGVudHRhYmxlLnNodG1sP2N0eD0zMDg3MCZwYWdlU2l6ZT0xNSZvcmRlcj0mb3JkZXJDcml0ZXJpYT0mbG9jYWxlPWVzJmFkdlNlYXJjaE9wZW49dHJ1ZSZ0aXRsZUZpbHRlcj1jdWx0dXJhJTIwZW4lMjAyNCZtb250aEZpbHRlcj02JnllYXJGaWx0ZXI9MjAxMyZ0eXBlRmlsdGVyPSZ1bmRlZmluZWQ9dW5kZWZpbmVkJg Canal 24 Horas TVE martes 25 de Junio

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-aventura-del-saber/aventura-del-saber-27-06-13/1900367/ La Aventura del saber TVE – minuto 00:33 Jueves 27 de Junio

http://www.rtve.es/alacarta/audios/el-ojo-critico/ojo-critico-28-06-13/1903760/ Ojo Crítico Radio 1 minuto 42:50- viernes 28 Junio

http://www.rtve.es/alacarta/audios/la-estacion-azul/estacion-azul-leo-este-verano-29-06-13/1900188/#aHR0cDovL3d3dy5ydHZlLmVzL2FsYWNhcnRhL2ludGVybm8vY29udGVudHRhYmxlLnNodG1sP2N0eD0yMDA4JnBhZ2VTaXplPTE1Jm9yZGVyPSZvcmRlckNyaXRlcmlhPSZsb2NhbGU9ZXMmYWR2U2VhcmNoT3Blbj10cnVlJnRpdGxlRmlsdGVyPSZtb250aEZpbHRlcj02JnllYXJGaWx0ZXI9MjAxMyZ0eXBlRmlsdGVyPSZ1bmRlZmluZWQ9dW5kZWZpbmVkJg La Estación Azul Radio 1 minuto 01:19 (comentario del proyecto, del disco, de los intérpretes…recomendado por el programa!!! sábado 29 de Junio

«MUSICALMA SABATINA»: “LA PALABRA Y EL TIEMPO II”… Y HABLAMOS DE LA BELLEZA Y DE LA SENSIBILIDAD

– Escrito por el periodista Fernando Lucini al disco La palabra y el tiempo II-
http://fernandolucini.blogspot.com.es/2013/07/muscalma-sabatina-la-palabra-y-el.html — con Santiago Gómez Valverde

Recupero hoy, de nuevo, esta sección del blog para presentar en ella un disco “maravilloso” que, por supuesto, os recomiendo… Ya sabéis, los discos que aparecen en esta sección “sabatina” son aquellos que creo que merece la pena escuchar “con calma” porque nos pueden proporcionar una experiencia altamente gratificante; discos para disfrutar; y, en este caso –en particular– para encontrarse y revolcarse, sin ningún pudor, con la belleza y con la sensibilidad que son capaces de generar y proyectar.
Me estoy refiriendo, en concreto, al disco “LA PALABRA Y EL TIEMPO II”, o mejor al proyecto, que con ese mismo título, ha ideado y desarrolla el poeta, compositor y amigo Santiago Gómez Valverde.
Al título del disco le acompaña el número dos (II) porque en el año 2010 apareció otro discos igualmente espléndido, titulado “LA PALABRA Y EL TIEMPO –digamo: 1– que también ideó y desarrolló Santiago con características muy similares.
“LA PALABRA Y EL TIEMPO II”, en concreto, es un proyecto poético y musical que reúne un conjunto de cualidades poco frecuentes en los tiempos que corren:
Es, en primer lugar, una reivindicación brillantemente conseguida de la “poesía cantada” o “del canto a los poetas”, es decir, de esa modalidad de “canción de autor”, ya histórica, en la que la palabra de nuestros grandes poetas es musicalizada y cantada. Como dice Luis Alberto de Cuenca, en la introducción del disco, «poesía y canción nacieron juntas en el albor del mundo y hoy –en este disco– vuelven a juntarse».
Estos son los 10 poetas musicalizados por Santiago Gómez Valverde para este disco:
Luis de Góngora, Luis Alberto de Cuenca, Juan Ramón Jiménez, Pedro Salinas,
Tomás de Iriarte, Amalia Bautista, Gustavo Adolfo Bécquer, Federico García Lorca,
Félix Grande y Félix Lope de Vega.
Por otra parte en “LA PALABRA Y EL TIEMPO” se hace realidad y se expresa también el encuentro y el diálogo creativo –constante en la historia de nuestra “canción de autor”– entre la palabra, la música y el lenguaje plástico. En ese sentido nos encontramos con un disco bellísimamente ilustrado por Juan Carlos Mestre, pintor y poeta galardonado con el Premio Nacional de Poesía, en 2009.
Ilustraciones de Juan Carlos Mestre.
En tercer lugar –y de nuevo la “belleza entra en acción– la interpretación de las 12 canciones es muy hermosa, ¡hermosísima!… Escuchar a Paula Chantada, Alicia Gil, Juan Valderrama, Paco Ortega, Helena Vignau, Jesús Márquez, Bel Goridillo, Diego Magallanes o Pablo Guerrero, es un auténtico placer… (Este es un disco para ser escuchado no sé cuantas veces… ¡hasta gastarlo!).
Alicia Gil, Juan Valderrama, Bel Gordillo, Diego Magallanes,
Paula Chantada, Pablo Guerrero, Paco Ortega, Jesús Márquez
y Helena Vignau.
(La grabación se completa con cuatro poemas recitados de Eloy Sánchez Rosillo, Felipe Benitez Reyes, Joaquín Pérez Azaústre y Francisca Aguirre; y con un instrumental a piano interpretado por David Hurtado Vallet).
David Hurtado Vallet, durante la grabación del disco-
En cuarto lugar, y en realidad como síntesis de todo lo dicho anteriormente, he de decir que “LA PALABRA Y EL TIEMPO” es un disco –y un proyecto– en el que se demuestran varias cosas que creo imprescindible reivindicar: El triunfo de la sensibilidad y, repito, de la belleza. La posibilidad real de ofrecer un trabajo bien hecho –bien pensando, bien dirigido, bien realizado, bien cantado… ¡bien, bien, bien!–. Y, por último, la demostración de que con ilusión, con trabajo, con pasión, con riego, los sueños son posibles; este es un sueño de SANTIAGO GÓMEZ VALVERDE hoy hecho realidad al que apoyo y me uno de forma incondicional.
Santiago Gómez Valverde.
Es preciso completar este “cuelgue” mencionado a PACO ORTEGA que ha realizado la dirección musical del disco; a su arreglista: Diego Magallanes; y a los músicos y personal técnico que ha intervenido en la grabación: Diego Magallanes, José Losada, Javier Pedreira, Luis Mendo, Carlos Camarasa, Jesús Márquez, los hijos de de Diego que hicieron coros, Pablo Martínez –grabación y mezclas–, Enrique Rincón –ayudante de sonido–. Juan Hidalgo –masterizado– y Miguel Martínez –fotógtrafo.
Para concluir voy a ofreceros el listado de canciones, autores e intérpretes que integran esta “musicalia sabatina” llamada “LA PALABRA Y EL TIEMPO II”:
1 – “A la fuente va del olmo”

Letra: Luis de Góngora / Canta: Paula Chantada

2 – “Soneto del amor de oscuro”

Letra: Luis Alberto de Cuenca / Canta: Alicia Gil

3 – “Retorno fugaz”

Letra: Juan Ramón Jiménez / Canta: Juan Valderrama

4 – “Hijo de oro”

Eloy Sánchez Rosillo

5 – “El editor Francisco Arellano disfrazado de…”

Letra: Luis Alberto de Cuenca / Canta: Paco Ortega

6 – “Si me llamaras”

Letra: Pedro Salinas / Canta: Helena Vignau

7 – “Cuando la tierra fría”

Letra: Tomás de Iriarte / Canta: Jesús Márquez

8 – “Advertencia”

Felipe Benítez Reyes

9 – “Cuéntamelo otra vez”

Letra: Amalia Bautista / Canta: Bel Gordillo

10 – “Rima 42”

Letra: Gustavo Adolfo Bécquer / Canta: Diego Magallanes
11 – “Soneto de la dulce queja”
Letra: Federico García Lorca / Canta: Pablo Guerrero

12 – “El laberinto”

Joaquín Pérez Azaústre

13 – “Seguidillas”

Letra: Luis Alberto de Cuenca / Canta: Paco Ortega

14 – “Ayer en fondo”

Letra: Félix Grande / Canta: Paula Chantada

15 – “Sin título”

Francisca Aguirre

16 – “Soneto”

Letra: Féliz Lope de Vega / Canta: Helena Vignau

17 – “Entre olas y adioses”

Piano: David Hurtado Vallet
(Todas las musicalizaciones corresponden

a Santiago Gómez Valverde).
Publicado por Fernando Gonzalez Lucini en 12:53
Etiquetas: Alicia Gil, Bel Gordillo, David Hurtado Vallet, Diego Magallanes, Helena Vignau, Jesús Márquez, Juan Carlos Mestre, Juan Valderrama, Paco Ortega, Paula Chantada, Santiago Gómez Valverde

LA PALABRA Y EL TIEMPO II: LA POESÍA COMO FUENTE DE LA CULTURA POPULAR- críitica de Ángel Silvelo
La primera vez que escuché este CD, salté sin mucho esfuerzo hasta mi adolescencia, cuando en el colegio, mi profesor de literatura, nos ponía en un tocadiscos los poemas de Miguel Hernández o García Lorca cantados por Joan Manuel Serrat o José Luis Perales; un eco, el de los recuerdos, que a veces forja con hierro incandescente en nuestro subconsciente momentos eternos de nuestras vidas que creíamos olvidados. Como dice el propio Luis Alberto de Cuenca en la breve introducción del disco: “poesía y canción nacieron juntas en el albor del mundo”, a lo que podríamos añadir, que igualmente juntas navegan por nuestra memoria con el don de los buenos recuerdos; un territorio que como también nos apunta el poeta es un: “país de nunca jamás donde vivimos los poetas, hechos canción ahora nuevamente, reintegrados a la casa común donde siempre han vivido música y poesía”. A lo que cabría añadir que, en este caso, asistimos a la más pura manifestación de la poesía como fuente de la cultura popular, pues ésta en sí misma bebe y sacia su sed de su saber y sentir. La poesía es en sí misma las matemáticas de la literatura, que sólo las mentes más privilegiadas logran cultivar con la dignidad y el rango que tan noble arte se merece, pero que unida a la música, se hace sueño, pues la palabra deja de ser verbo para transformarse en algo más sutil y enigmático que es capaz de apoderarse de la vigilia de nuestros pensamientos. “Cantar es ser” nos apunta Rainer Maria Rilke en la continuación al prólogo del disco, y cantar bajo el signo de unos poemas es ser y poder ser, pues juntas materializan el más puro sentimiento del Hombre, pues dota de cuerpo a los sentimientos. Y no sólo eso, porque otro de los grandes aciertos del disco son las melodías elegidas para interpretar los poemas, pues lejos de alejarlos en la nebulosa de lo intangible, nos los acercan con ritmos perfectamente reconocibles y asumibles por cualquiera, pues todos esos sonidos forman parte de nuestra cultura popular más profunda; esa que vence al paso del tiempo y se comporta como vehículo de transmisión de un país, que año tras año y siglo tras siglo, va acumulando más sabiduría. España, país de grandes poetas y músicos, que en La palabra y el tiempo II podemos disfrutar, y no sólo eso, porque también, podemos auto complacernos con estas pequeñas dosis de autoestima de las que tanto estamos huérfanos últimamente, pues la cultura en sí misma es la mayor manifestación de lo que fuimos y lo que podemos ser, sin olvidarnos por ello, del infinito poder intrínseco que posee el ser humano a la hora de expresar sus sentimientos y la bondad y los pesares de la vida.

En definitiva, gracias a la perseverancia y amor por la cultura de Santiago Gómez Valverde, podemos disfrutar de la fusión entre música y poesía en un segunda edición de La palabra y el tiempo II, una propuesta musical y poética que convierte en canciones poemas universales escritos por autores insustituibles de la literatura universal hispana. El disco ha sido creado, musicado y dirigido por el propio Santiago y producido por Paco Ortega, con la participación activa de Juan Carlos Mestre y Luis Alberto de Cuenca. Los poetas musicados son, entre otros: Luis de Góngora, Lope de Vega, Gustavo Adolfo Bécquer, Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, Pedro Salinas, Luis Alberto de Cuenca, Felipe Benítez Reyes, etc. En cuanto a los cantantes que pone voz a los poemas, podemos destacar a Paco Ortega, Pablo Guerrero y Valderrama, así como, Francisca Aguirre, Felipe Benítez Reyes, Eloy Sánchez Rosillo y Joaquín Pérez Azaústre, recitan sus propios versos.
Reseña de Ángel Silvelo Gabriel.
Publicado porÁngel Silveloen14:40
Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con Facebook
Etiquetas:LITERATURA,MÚSICA

junio 9, 2012

“Un pez de besos nada hasta la orilla” o “Un invierno llamado frío”

Filed under: Uncategorized — lapalabrayeltiempo @ 9:34 am

Rugen las olas

la venida del mar,

que nunca llega.

LOS ESPEJOS

Mi vida desemboca en los espejos.

¡Hasta aquí hemos llegado!, me gritan sus imágenes.

Y dejo de ser yo, y me transformo

en el espantapájaros de mi alma.

Me despido de mí desde la orilla

de un pozo de cristal, que me sumerge,

y los pañuelos húmedos del llanto,

entre adioses, diluyen mi presencia.

————————————————————————————

ELLA

Hace muchas esquinas que no la veo. ¿ Sabes?

Son las sístole en punto en el diario de mi corazón,

ése que escancia vino como si fuera sangre.

La diástole del sueño regresa al establo de la noche.

Las estrellas encienden sus candiles para avivar el fuego

[ de las sombras.

El sol muele, con lágrimas de agujas, toda su

[transparencia.

Y tu nombre palpita su delicado ser entre las ramas

[ hendidas de mis labios.

—————————————————————

EL DOMADOR DE VERSOS

La jaula del poema,

donde ruge la lira

indomable, feroz, con los colmillos

perfumados de sangre.

Me miro en el espejo de sus sílabas,

que cantan cuanto soy, lo que eres, lo que somos…

Aplausos. Al final, del viejo domador de sanguinarias

[ letras

quedan sólo esparcidos por la pista unos huesos inútiles

[y unos lúgubres versos.

– —————————————————–

Morder tu cuerpo,

y sentir como cruje

cuando te nombro.

—————————————————

Estoy buscando

la flor de donde nace

la primavera.

——————————————————————————-

IN ICTI OCULI

En algunos instantes, parece que los versos los escribe la

[ luna,

el aire, el mar, los pájaros, el cisne, las montañas,

que emergen de sus labios clamorosos y fértiles,

en perfecta sintaxis de la naturaleza, o del huevo profundo

[ donde nacen las noches,

y se dicen, fingiéndose, a la sombra nostálgica de sus

[ propios sonidos,

con el lápiz cansado de la luz, en los atardeceres desnudos

[ de mis ojos.

——————————————————————

Tu corazón,

junto al grillo del árbol,

canta a la luna.

——————————————————————

Bajo las aguas

del río, las estrellas

pintan la noche.

——————————————————-

EN DÍAS COMO ÉSTE

En días como éste,

saco al parque a orinar al perro, a las palabras.

Joqui mueve la cola, se excita al ver a Lula,

corre, brinca y despega las orejas y asciende hasta mis

[ mis hombros y llora si estoy triste.

Las palabras, en cambio, se escorzan en el aire,

y quisieran ser pájaros y nubes fugitivas que juegan

[ con las olas

y parejas de sílabas que se regalan besos.

En días como éste,

mi corazón rezuma intrépidos latidos,

alegres como niños, al salir de la escuela.

—————————————————————

DESTINO

Este roble nació para ser silla.

Este átomo de luz para ser alba.

Esta noche para amueblar tus ojos.

Este silencio para ser palabra.

Esta memoria para ser olvido.

Esta sonrisa para ser espada.

Esta boca para esculpir tu nombre.

Este camino para ser distancia.

———————————————————

Río sin patria,

por tus cabellos tristes,

¡qué solo el viento!

————————————————————-

En pie de guerra:

Dios lanza bombas de odio

contra la tierra.

————————————————————————–

TEMPUS FUGIT

Por el túnel fugaz de las palabras huyen los desengaños,

los amores baldíos y las horas, la lluvia, la tristeza,

la abrupta catarata de la risa, el ay de los portales,

el zumo de la luz sedienta de tus ojos,

las velas de las sílabas, que encienden el camino de un

[verso,

las nubes, las montañas, las luciérnagas vigías de las

[noches,

los peces, como estrellas, que iluminan la paz de los

[océanos.

Por el túnel fugaz de las palabras silban los pensamientos

[su canción,

y cuando me acaricias, el limo de tu tacto amasa mi

[existencia.

————————————————————————-

ANATOMÍA TRISTE DE LA LUZ

Las trenzas de la lluvia

escriben en el fondo de los charcos una carta de amor,

un collar de mañanas para vestir los trinos de las aves.

Yo levanto la piedra de tu nombre para sentarme en ella,

[para fingir que existo.

 

La luz de los espejos sobre mi piel suspira lentos

[atardeceres.

——————————————————————

COGITO ERGO SUM

Pensamiento, crisálida del nombre.

Mariposa invisible, que al volar bisbisea

sobre mi corazón las alas del lenguaje,

y bate, con sus remos, el agua transparente de las cosas.

Mientras, los senos rudos, grises de las montañas,

[destilan al paisaje un perfume de anémonas.

Así vive el silencio de mi ser, <cogito ergo sum>,

desasirse no puede de la cruel telaraña de la muerte.

—————————————————————–
Tiembla la luz
en los estambres fríos
del firmamento.
———————————————————————
La poesía es- no siempre, pero a veces-
hallar entre las ruinas del silencio un nido inconsolable de palabras.
————————————————————————-
BIOGRAFÍA DE LA LUZ
La luz se manifiesta igual que un grito insomneen los oídos dulces de mis ojos.Escucho su silencio, de materia y texturas conformado,en el timbre transido de las cosas y en el rostro fugaz de la[ mañana.Débilmente camina por el frágil sendero que ella crea.El mayordomo triste de las sombrasle despoja su capa transparente y la cuelga en la luna de la[noche.
——————————————————————
ENTONCESAcribillado por los latidos del tiempo,el corazón del mundo en mi frente descargalas balas de los días, los voraces proyectiles de luz,

salpicados de niños que surcan el arroyo de sus risas,
de mujeres que peinan las trenzas de sus llantos,de jóvenes que arrastran el cadáver dormido de sus[sombras.Y los ojos abiertos, como tumbas hambrientas,como alondras sin cielos, como lunas sin noches,como tristes acequias, como el plumier que guarda un[un lápiz que agoniza.Y en la boca, los nombres, aquellos sustantivos que tanto[nos quisieron,perfumando las sílabas de la palabra nunca.

———————————————————————-

ENTONCES I

Acribillado por los besos de los horas,

desciendo una escalera de latidos

que me suben hasta tu corazón.

Me guardas en el cofre de tus ojos

lo mismo que a un retrato. Cuando duermes

mis pasos se despojan del velo de la luz hasta llegar a ti.

Acribillado por las insomnes pupilas del ocaso,

una lluvia de sílabas, de amor incontenible,

percuten en el charco de tu alma, el día de mi muerte,

[lo mucho que te quiero.

————————————-

En mi balcón,

una hoja tirita

como un jilguero.

——————————————————-

La hoja, un pájaro,

prisionera en la rama

volar no puede.

——————————————————————————–

Y ganarás la luz con el sudor de tus sueños..

————————————————-

Heces de alondras.

Pinceladas de Pollock,

dicen los técnicos.

—————————————————————————-

MISTERIO

Esta cabra no entiende la existencia de Dios.

Sin embargo, respira, corre, salta,

se retoza en los valles, los de los ojos verdes.

Se podría afirmar que ríe a su manera.

Asciende por las ubres pétreas de las montañas,

y se instala en las cumbres, cornea los abismos.

Late su corazón- tan parecido al nuestro-

un racimo de pájaros, que beben del arroyo de su sangre,

y trinan un manojo de preguntas, sin obtener respuesta

—————————————————————————

EL EXACTO VALOR DE ALGUNAS CIENCIAS

Con sus manos lavadas

-lo mismo que Pilatos-,

el profesor expone las leyes de la física

en la Universidad a sus alumnos.

Desarrollos y fórmulas, empíricos teoremas,

que una tarde aprendieron en las aulas

cuando algunas palomas de Picasso blanqueaban sus

[ jóvenes carteras.

Los tiempos han cambiado, y hoy explican,

sentados en sus cátedras,

la estructura indomable de un misil nuclear.

Aprobarán algunos el examen,

después observarán las estadísticas

mortales que propician dichos conocimientos.

——————————————————————-

MARZO

Como un azucarillo de luz,

en el acantilado de tus ojos,

la ciudad se diluye en el café sombrío de la noche.

El silencio es un pájaro febril que picotea sonidos de

[palabras,

y su voz, inaudible, transita por el alma de una anémona.

Las margaritas ríen desconsoladamente.

Un coro de perfumes, cromáticos y alados,

cantan el himno de la primavera.

————————————————————————–

Es una niña

muerta la nieve blanca

que se derrite.

—————————————————————————-

ORIGEN

Detrás de mi casa vive mi casa.

Detrás de mis ojos viven mis ojos.

Detrás de mis manos viven mis manos.

Detrás de mi corazón vive mi corazón.

Detrás de mi silencio vive mi silencio.

Detrás de mi vacío vive mi vacío.

Detrás de este verso que aún no he terminado, vive este

[verso que aún no terminado.

————————————————-

MARCHANDO…

Una de besos,

dos de puñetazos,

tres de ternura,

cuatro de de cabrón,

cinco de angustias,

seis de no te marches,

siete de olvido,

ocho de hasta siempre,

nueve de risas,

diez de madrugadas,

once, la vida

y doce, la muerte…

——————————————————

La luz no sabe

su nombre. Ilumina

nuestro silencio.

—————————————

Con el tambor

de la luna, la noche

sombras percute.

———————————————————

Todas las células

de tus manos son islas

donde yo habito.

—————————————————————

LECCIÓN

Conozco el mecanismo del dolor.

Lo he estudiado en los libros de neurofisiología.

memoricé el catálogo que censa, en tal proceso,

las múltiples moléculas que actúan,

sus neurotransmisores, su aumento de potasio,

en fin, su bioquímica, la amígdala y el córtex

y su sistema límbico- en desuso-,

su sistema nervioso

central y periférico, sus sinapsis y axones,

también sus endorfinas. Me pusieron

un diez en el examen. De poco me ha servido,

para aliviar el llanto que hoy empaña el volcán de mis

[heridas.

————————————————————————————-

EL CUERPO ES UNA CAJA DE SORPRESAS

El olvido es el dios de la memoria.

Una mujer sostiene entre sus labios de olas océanos de

[de besos.

Ebullen los fonemas, su pócima de luz, dentro del corazón

[de las palabras que nunca fueron dichas.

Los ojos del cristal ya se han quedado ciegos,

pero dos sombras bailan tras el escaparate imperceptible

[de sus lágrimas.

El silencio dibuja escalofríos ausentes.

——————————————————————-

Para escuchar tu voz en el silencio

al silencio le pido que se calle.
———————————————————–

ESPACIOS

Se abrazan las paredes de mi cuarto,

y los libros se besan como si fueran novios,

y sus letras susurran en voz baja.

El ojo huraño del ordenador parpadea un pensamiento

[maquinal.

La primavera oscura de los lápices

ya florece sus afiladas puntas.

Los ruiseñores de la inspiración

revolotean cielos donde posar sus alas.

 –——————————————————————-

VIDAS PARALELAS

La piedra es el único mineral que tropieza dos veces con el mismo hombre.

La mujer es el único animal que tropieza dos veces con el mismo hombre- y viceversa-.

————————————————

CANTO CREPUSCULAR

Para mi corazón, tus ojos cortan

un racimo de pájaros,

que llevan en sus alas el ataúd dormido de la noche,

la música que encienden las estrellas,

desde su latitud prudente y silenciosa,

en la hoguera transida de los sueños.

——————————————————–

EL MILAGRO FLUVIAL

El río huye. Su larga cola de agua,

salpicada de luz, esculpe los meandros

como una melodía que entonase el imposible llanto de

[piedras.

El velo de la bóveda celeste en su frente se instala

pausadamente, atardecidamente, religiosamente.

Con sus manos fugaces abre las puertas del amanecer

cuando regresa.

—————————————————————————————–

PALABRA CIELO

He mirado a un gorrión un solo instante,

con sus ligeras plumas y su pico pequeño.

La lluvia era otro pájaro

incubado en el huevo de una nube.

En la palabra cielo, ésta que ahora escribo,

la lluvia y el gorrión para siempre se alejan.

—————————————————

Resuene el día,

mi novia me ha dejado:

¡ Ay, que alegría!

—————————————

Separa el río

nuestras vidas. Sus aguas

mueren y nacen.

——————————————

Regresa a casa

el camino de siempre

por donde él sabe.

———————————————-

POR EJEMPLO…

Honradez.

Dignidad.

Respeto.

Empatía.

Belleza.

Amor.

Ternura.

Son solo unas palabras en desuso, no te estoy insultando.

—————————————————————————————–

———————————————————

Se lleva el río

el tiempo y el espacio

de tu mirada.

——————————————————

MANZANA

Una manzana tengo entre las manos.

Es único su nombre, su origen. Su presencia

conmueve mis sentidos, mis salivales glándulas.

Su piel provocadora el demonio la muerde,

y los ojos de Newton sostienen su descenso,

y al mirarla contemplo los dientes de mi madre

y un patio de recreo sonrojado de niños.

¡Calla, no la despiertes!

Todos sus sueños duermen dentro de esta palabra.

——————————————————————

A una anciana sentada en un banco del parque

Solo los mirlos

paladean las migajas

de sus recuerdos.

———————————————————

DIOS ASTRO

Va hilvanando las cosas con hilos amarillos,

y en su quehacer de siglos muge, umbría, la noche.

La transparencia emerge, parece que podemos

atravesar el mundo por sus cortinas de aire.

La estrella, en su molino, tritura la mañana,

con semillas de lluvia nace el pan del crepúsculo.

Mi corazón, cantando en la rama del pecho,

conmovido, agradece su infalible presencia.

———————————————————

LO DEMÁS ES SILENCIO

Las palabras que escriben las letras de mi nombre,

las mismas que trajeron el tuyo hasta mi cama,

una noche de agosto, insomne y sideral, en las estanterías

los libros ordenados destejían poemas,

romances luminosos donde el amor suspira

eternidad y dicha en unos cuantos versos,

y los puñales hienden metáforas cruentas,

interjecciones firmes en la piel de un soldado.

Lo demás es silencio, quimeras improbables,

la muerte pone fin a todas las batallas. Pero una mano

[ pinta

de luces las aceras, y en tu boca, de pronto, amanecen mis

[ besos.

——————————–

¿Cara o cruz?

Da igual, cariño mío:

Siempre tú.

———————————————–

PARAÍSOS DE AIRE

Observo tu sonrisa dibujada en tu rostro,

como una extraña estrella que ilumina tus labios.

Alabo y glorifico ese dardo certero,

el pensamiento oblicuo que propició ese instante,

la música infinita que vertiste en mi boca,

la armonía sutil y el acorde de un beso.

—————————————————————–

EL SUEÑO DE UNA TARDE DE VERANO

El piano me mira, preguntándome,

qué fue de aquella música que brotó de mis dedos

una tarde de julio, luminosa y callada.

Las ventanas abrían sus pupilas de vidrio

para escuchar la lluvia de sonidos y acordes.

Fue una tormenta súbita. Las olas de las teclas

acunaban el vals triste del “ El cascanueces”.

Y en el estanque azul dormían los nenúfares.

Y en el jardín, la luna ya encendía la noche.

———————————————————–

INVENTARIO DOMÉSTICO

La luz pliega su túnica

en los desnudos cuerpos de las cosas,

que, desde su quietud, sonríen en silencio, y agradecen

humildes, serviciales, con dignidad de barro o de cristal,

formar parte del mundo. Mientras tanto, respiran

[satisfechas,

alegres de ser útiles. La vida

les premia con el beso íntimo del instante.

—————————————————————-

LECCIÓN DE URBANIDAD

He tirado un poema a la basura.

Lo he troceado en dos-parece otro-.

Las sílabas se mezclan sin sondear su origen,

se miran, con hondura, hasta llegar a verse,

el verbo amar conjugan respirándolo,

pisan nuevas orillas-antes llamadas versos-,

fundan bellas ciudades. Entre campos de estrofas

cabalga el pensamiento un corcel endecasílabo.

Ya está todo en su sitio.

Tan solo falta el hombre, que ahora aprenda a escribir

[en la pizarra oscura de su alma

la palabra te quiero con estas nuevas letras.

——————————————

AMNESIA

La memoria, ese triste fantasma,

que se incorpora, a veces, de su tumba,

despeinada de instantes incorrectos,

y con menos arrugas en el cutis ocre del calendario,

y los ojos maduros, como frutos de imágenes en un bosque

[de luz centenario y baldío.

Recolecta sus pasos cereales sembrados en nosotros

[hasta sernos.

La memoria, con las alas inciertas,

que robaron al agua la sal concupiscente de los mares,

el botín de una noche de estrellas diamantinas,

el seno de la nube descerrajando lluvias en su lanar

[poliédrico.

La memoria, ese olvido que huye,

ese cáliz glacial irreversible y leve,

ese perro que ladra en el charco a la sombra de la luna.

————————

A Rocío

Eres la luz

del cine de mis ojos,

le dije al verla.

—————————————

RÉQUIEM POR UN INSECTO

Sobre una hoja verde

hay una hormiga muerta.

La alondra no lo sabe,

ni sus primas hermanas, las termitas,

ni el sol, ni las montañas,

ni el mar, ni las estrellas,

ni el abedul del bosque,

ni los bancos del parque,

ni mi piel donde anduvo corriendo el otro día.

Hay una hormiga muerta con su rictus de insecto,

con su luto himenóptero,

con su herida gravísima,

con su puntual cadáver,

con su espacio y su nada,

con sus amaneceres rosados y vencidos.

Hay una hormiga muerta,

un vórtice telúrico,

un rumor insondable.

Hay una hormiga muerta

con su aguijón de luz borrando el universo.

 ——————————————————————-

NOCTURNO

Las palabras son ángeles,

que vuelan en el cielo de tu boca.

Mis pupilas son noches

hambrientas que no duermen.

Y los ojos son líneas de horizonte,

bancos donde se sientan las distancias

-transidas y funámbulas, sobre la cuerda del atardecer-

a compartir el pan de su existencia

en la tumba del viento.

——————————————————-

MOVISTAR.ES

El- Te admiro, siempre fuiste una hormiguita.

Ella- ¡Ojalá hubiera sido un hormigón, que está hecho de una pasta más dura y resistente!

——————

Le dije, ven,

pero su corazón

siguió soñando.

———————————-

MUNDO

El mar vuelca en mis ojos su discurso de agua.

En sílabas de sal, emerge el día,

mineral transparente con túnica de aire.

El vacío se llena de mundo. La pupila

del reloj sueña al tiempo que entre lágrimas nace.

 —————————————————————————-

 TACHÁN-TACHÁN

Se abre el telón del mundo:

Con ustedes, la lluvia,

miren como despliega sus trenzas misteriosas.

Con ustedes, el día,

y una flor que se llama No me olvides.

Con ustedes los álamos, el viento,

el rumor pasajero de las nubes,

las invisibles risas, los motetes,

el cristal asesino de los charcos.

Con ustedes, el sol,

mi hamaca vespertina balanceando sueños.

Con ustedes, la luz,

que lleva en el bolsillo el candil de las cosas.

Con ustedes, mi nombre,

tres sílabas, tres ríos, que mueren en el mar de mi

[existencia.

Con ustedes, la abeja

nostálgica del sábado en el panal del viernes.

Con ustedes, señoras y señores,

la vida, esa palabra que huye de la jaula de estos versos.

——————————————————————————————-

A mi hermano y amigo Fernando, galeno mayor de todas las españas

Epigrama-soneto al almirante don Cristóbal Colón, Q.D.G., descubridor español del nuevo continente y portador genovés, según una noticia aparecida en el diario ‘El Mundo’, el 15 de enero de 2008, del germen de la sífilis a las, hasta entonces, vírgenes américas

¡Joder!, con don Cristóbal, no sabía

que también conquistara el treponema

pallidum, navegando el teorema

venéreo que revienta la alegría.

¡Joder!, con lo que entonces escocía,

sin Fleming en ‘’El Mundo’’. Voy al tema,

 y desinfecto al bicho en mi poema

desde la Pinta a la Santa María.

¡Joder!, la que liaron los grumetes

 con sus luengas espadas victoriosas.

¡Joder!, resuena el vals de los retretes

en los salones indios de las rosas.

¡Joder!, y su gerundio perfumado,

interminablente, sin pasado.

——————————————————————————————————————————————

IRAK

Se suicidan mis versos
en una calle oscura del poema.
Mientras, Mesopotamia desangra su perfume
de ríos terrenales, ominosos, sumerios.
Los puñales radiantes de tus ojos exégetas
asesinan la luna insomne de la noche.
El dintel del olvido
muestra en su frente inscrita un imborrable sueño.
——————————————————————————-

HOJAS

Resplandecientes, dóciles,

cual dulce melodía inquebrantable,

con gestos esculpidos por las manos del viento,

cóncavas y gentiles, engarzadas

entre las amatistas de la lluvia,

verdes como los ojos de Minerva,

delicadas suicidas del otoño,

que tenéis forma de alma,

hacedoras de pájaros.

———————————————————————-

HA VALIDO LA PENA

Ha valido la pena

desayunar la miel de tu sonrisa,

dormirme en la pradera de tu alma,

embriagarnos de adioses y de abrazos,

de la gotera lenta de una nube,

de la pavesa azul del corazón,

de una tarde que muere en su ictericia,

del tren que desembarca mi equipaje

en el albor radiante de este mundo.

—————————————————————————

LAS PALABRAS

Las palabras son restos de un naufragio,

al cual sobrevivimos sin saberlo.

El tiburón del tiempo juega, a veces, con ellas,

y, en otras ocasiones, las tritura

de un modo inexorable.

Su arqueografía intangible nos contiene.

Son el discurso de nuestra existencia,

las rosas que le brotan a la muerte,

el perfume de todos y de nadie.

—————————————————-

La hoz de la luz,

con vespertinas manos,

cosecha sombras.

————————————————–

Lecho de luz:

El almar de las olas

corintias duerme.

——————————————

LA FUENTE

                                   A la Fuentehonda

Su boca destilaba

el lenguaje del río

desde las cordilleras

glaciales, el dialecto

del lirio, la fragancia

tupida de los bosques.

Pero nadie la oía

llorar por esa lágrima

de cíclope su pena

milenaria en los labios

ávidos de los hombres,

o urdir su cabellera

melodiosa en la plaza

donde el gorrión bebía

de sus húmedas manos,

pero nadie la oía

dibujarnos paisajes

dentro de sus pupilas,

desvestirnos de olvidos,

evaporarse en besos.

————————————————–

Cortinas de agua,

como un telón de lluvia,

bajan del cielo.

————————————-

La mariposa,

con sus alas de música,

ríe en el cielo.

———————————————–

CUANDO …

Cuando la niebla tiende las invisibles sábanas del cielo,

y una mujer inunda la piel de mi tristeza con goteras de

[ lágrimas,

y las palabras crujen desde un bosque encantado de

[sílabas,

y el cuchillo del aire desviste el perfume de una dalia,cuando las sombras bajan el telón de sus párpados,

y la luz de los sueños anochece dentro del corazón de

[una botella.

———————————————————————————————

Una de dos:

o el paisaje me piensa,

o yo pienso al paisaje.

——————————————

Mi silla muestra

un gesto melancólico

de árbol herido.

———————————

Muere la tarde.

Miro la mar, me mira,

y no nos vemos.

———————————-

La nieve olvida

su nombre entre las aguas

que la desvisten.

——————————————————

El cisne blanco

de la muerte suspira

plumas de cielo.

—————————————————

La tumba, un ojo

donde la muerte mira

la vida, en sueños.

————————————————

Sobre el mantel

del mundo la luz vierte

su blanco vino.

————————————————

Mi corazón,

un iceberg que en sueños

se deshiela.

————————————

LUGAR DE ENCUENTROS

Dialogan los trombones con las tubas,

los violonchelos con los contrabajos,

los clavicordios con los clavicémbalos,

los clarinetes con los violines,

las azucenas con las mariposas,

los nevados almendros con los pinos,

el pantocrátor con los arbotantes.

Y entre las arboledas de los sueños,

mi corazón conversa con tu alma.

——————————————————-

LA VIDA

Teje la araña el tapiz de la tarde

con hilos de silencio. Mis sentidos viajan

en el perfume ingrávido de una nívea azucena.

Oigo la melodía de sus dóciles alas, armoniosas,

esas fuentes de luz que dibujan la vida, la estremecen.

—————————————

El día después,

ése que nunca llega.

El día de hoy.

————————————————————

EL TREN

El tren repta, invertebradamente,

lo mismo que un ciempiés entre las vías,

con sus ojos centrífugos, nostálgicos,

pertinaz fumador de hondos paisajes,

con los bronquios caquéxicos de nubes,

balbuceando onomatopeyas.

Pasa junto a una rosa, y se estremece

de un modo maquinal en una curva.

Nadie lo sabe, pero, sin embargo,

deseo arder esta escena inusitada

-no por original voluptuosa-,

bordarla en el tapiz de mi poema.

——————————————–

Pasado río,

desemboca en la nada

de mi presente.
——————————————-

SUTIL FRAGANCIA

Rodeadas de estatuas de Benlliure,

banqueros fatuos que en voz baja cuentan

sus secretos de amantes y sus opas,

rodeadas de chicas inasibles

con el alma subida a los tacones,

rodeadas de coches con cifosis,

limusinas que sufren gigantismo

-musas de aquel egipcio Marinetti-,

rodeadas de cláxones que gimen

su modesto dolor de utilitario.

Rodeadas de un castillo izado en piedra,

sillerías con el pecho mal herido,

minerales que viven entre arbustos,

rodeadas de fuentes que modulan

con hilo de agua el alma de la tarde,

las rosas deletrean el perfume

luminoso de la naturaleza.

————————————————————————

Sueña el espejo

con tus ojos desnudos

cuando lo miras.

—————————-

Sobre la cuna

del río va tu rostro

con gesto de agua.

————————–

Incierta luz.

Crucifixión de un pájaro.

Hialina sombra.

—————————–

Le riño al cielo:

-Siempre estás en las nubes

distantes, frías-.

—————————————-

En mi balcón,

una hoja tirita

como un jilguero.

——————————

Lluvia de abril,

en sus labios, tus gotas

saben a anís.
—————————-
Suena a jazmín

el bordón de tu ausencia:

¡Me cagüen Mi!
—————————–
Flores de loto,

cuando anochece el día

me muero un poco.
————————–
Felinas sombras,

reptan por las paredes

tristes de mi alma.
————————
A Rociete

El tiempo borda

en la falda del río

su voz de instantes.
————————
A Rociete

Tu risa, un pájaro

que se posa en las almas

de los almendros.

———————–
– Parafraseando a don Félix Lope de Vega y Carpio-

Un bolero me inspira Violante
——————————–
Un bolero me inspira Violante,

no un candombe, ni un mambo, ni una rumba.

Un bolero que entre sus brazos tumba

al armario de su forzudo amante.

Un bolero, con hilo de bramante,

que anochezca en la pista de “ Macumba”.

Un bolero, que mientras llora zumba

semental, sensitivo y elegante.

Un bolero con alas de Caribe.

Un bolero con olas de habaneras.

Un bolero incendiando tus caderas.

Un bolero que muere mientras vive.

Un bolero que te busca y me llama.

Un bolero que lo que toca y inflama.
————–
La mariposa.

Parpadeante vuelo

que mece el aire.
——————
Se abren tus ojos

como tumbas de siglos

amanecidas.
————————–
En estos tiempos…

¿Cómo podrán las ramas dadivosas

sostener el perfume invisible de las flores

y su color rosáceo, constreñido,

sobre el fuste orgulloso de su tallo?

¿Cómo podrán los pétalos convalecientes con la suave
[brisa,

parpadeante, azul, de la belleza que proviene del cielo?

¿Cómo podrá mi alma, sin el cobijo áspero de las
[sombras,

guarecerse de los escalofríos que, en días de tormenta,
[ lanzan mis pensamientos.

——————————————————–
VIDA

Sobre el mantel del alba

ya está la mesa puesta,

los árboles sostienen y bendicen- como recios atlantes-

la leve melodía de sus hojas,

las pupilas del río, en su reloj de agua, memorizan efímeros
[momentos,

y los altos pezones de las cumbres, nevadas y centrípetas,

amamantan la sed íntima del paisaje,

mientras la delicada sábana de la luz

maternalmente ampara, con sus manos de seda
[indestructible,

a ese niño que llora, al que llamamos mundo.
——————
Oigo la luz

que respiras, y observo

tu voz de alondra.
———————–
Eres mis lágrimas

y el pañuelo que agita

su voz al viento.
———————–
Guarda el espejo

mi vida. Lo que fui

en él no muere.
————–
Fuego de luz.

Se está incendiando el día

de transparencias.
———————–
Se lleva el río

las ramas de tu nombre

entre sus aguas.
——————-
Tensa la luz

el arco de la aurora.

Lejano día.
————————
Enigma

Desterrado de mí, a la sombra infinita del árbol de mi alma,

en estelas de cuerpos sucesivos,

que hilan incesantes la inconsolable lágrima de un
[pétalo de luz,

-barítono que entona un acorde indecible y transparente-,

mientras el cielo escancia en el cáliz del mundo

el vino misterioso de la nieve,

sin a penas saberlo, fui abonando el paraíso ciego
[ de la nada,

que desviste la vida, y el corazón

solamente conoce.
————————————————-
El río fluye,

se disuelve en sí mismo,

fugaz y eterno.
————————-
Solo el corcel

del tiempo desbocado.

Ningún jinete.
———————–
Plenitud

En ese instante, justo,

cuando la luz entorna los ojos del ocaso,

y la tarde se extingue entre pavesas de su propio fuego,

las alondras destilan, con sus plumas ingrávidas,

sobre la piel del aire, el prólogo invisible de la noche.

Escucho el alfabeto de tu tacto,

las sílabas se engarzan en collares acústicos.

Rasguea el corazón el cordel de la viola de mis venas,

delicadas caricias te habitan y se esconden.
—————————————-
Abre la luz,

con sus manos, las puertas

de la mañana.

——————–
INVENTARIO ACUOSO

La luz abre el balcón de la mañana.

El sol teje en su rueca hilos de oro.

Mi alma es un paisaje desolado

de sílabas heridas en la trinchera oculta de algún nombre.

Sobre sus hombros las montañas reptan

el motín misterioso de la tarde.

La serpiente del río, entre curvas sicalípticas,

craquela el fruto de mi corazón.

En el reloj las nubes de las horas

destilan lluvia en el jardín del tiempo.
—————————————–
ABRIL

En sus manos artríticas, la acacia

acuna el fruto de la primavera.

Un jilguero de hojas

trina de verde el viento. Tu sonrisa,

invisible gaviota,

planea sobre el mástil herido de mi sangre.
————————————-
Sueñan mis ojos

cuando te miran. Sueñan

que estoy despierto.
———————-
El árbol

Lo encuentro pensativo,

distinto al de otras tardes,

cuando la lluvia, entonces,

con sus manos de agua,

propiciaba en sus hojas el regreso abrileño

de avispas, mariposas y gorriones.

Hoy copio su discurso vegetalmente ético

sobre mi folio en blanco. Las estrofas

se perfuman de luz inusitada,

y en un panal de sílabas las palabras florecen,

revolotean, renacen…
————————–
RETRATO DE FAMILIA

He pasado las páginas

de mi memoria íntima,

con los ojos silentes,

como quien palpa un libro

o el alma de una rosa

y su piel de fragancia

o el corazón que trina

en la jaula del pecho.

La luz, con sus vocales,

ha encendido la vida,

el sol acromegálico,

centrípeto, refulge.

Una mujer me besa

y no me reconoce;

y el hombre que fui yo

me ha saludado al verme.
—————————–
ELLA

He tendido tu risa en el almario,

con suavidad, para que no se arruguen

sus cuatrocientos músculos que incendian

el árbol donde crecen nuestros besos.

La luz solloza lágrimas de júbilo,

pincelando el paisaje de aquel rostro,

zurciendo el cielo azul de la memoria,

desterrando el olvido hasta traerte.

En esas cataratas de alegría

muge el agua su sed interminable.
————————————–
¿ Van las palabras

en el tren de mis versos

a alguna parte?
——————–
El tiempo vuela,

y nosotros con él

entre sus alas.
——————–
Soy el sediento,

que, aun ahogado, no cesa

su anhelo de agua.
—————
Sonrisa de agua.

Los peces de tus labios

tejiendo besos.
——————
Soy el pastor

de tus besos, que duermen

sobre mi boca.
—————–
Guarda el cristal

de mi alma el secreto

de tu cintura.
——————-
DIOS

Deshilas la madeja de la luz,

tejiendo el alba gris, como un reflejo,

en el seno fluvial de la mañana,

que amamanta el hambre de este día

y oscurece la savia de la noche.

Tu pensamiento, flor de eternidad,

perfuma el arquitrabe de las olas

anegadas, corintias, ascendentes,

licantropía que aúlla el vals de los ahogados.

El velo sibilino de la bruma

cubre la crin equina de los mares.

Por el paseo invisible de tus ojos

deambulan nuestras vidas descerrajando sueños.
———————
Sombra del alma.

El tachón de mi cuerpo:

Sombra de tu alma.
——————
Mi corazón

late una nube gris,

que, a veces, llueve.
——————-
Alas de aire

guarda en su piel el vuelo

de la paloma.
——————
En cada gesto

el tiempo borra el rostro

de mi existencia.
—————-

Sangre del cielo

en el cristal del día.

Arde la tarde.
————————-
SONATINA A MAMÁ

Tus pasos percutían

la imaginada luz de tu regreso.

Trotaba la mañana en mis oídos

como un caballo dulce que inventara el paisaje

gris del amanecer. El clarinete

lóbrego de un armario, que acunaba el llanto de tu abrigo,

deslizaba glissandos con bálsamos de roble.

Una nube llovía irresistiblemente en mis poemas.

Tus suspiros de aire estremecían el barco transido de mi alma.
—————————
Me mira el árbol,

pero yo no lo veo.

Oigo su olvido.
——————
Miras mi sombra,

tirada por el suelo

de tus pupilas.
—————-
Labios de plata,

se convierten en oro

cuando los besas.

EL CAPITEL DEL TIEMPO

La herida de estos versos se desangra en mi boca.

Los pronuncio, y su voz tiene un sabor adusto, casi dulce,

y al llegar a mis labios toman forma de beso.

Las palabras, entonces, desenroscan su lengua

y rezuman un néctar similar al de cuando

sobre el mar de mi piel, con volutas de olas, esculpías

el capitel del tiempo…, nuestro tiempo.

CANCIÓN DE NOCHE

Aquel sueño era triste. Era triste.

Desconocía su origen, su final y grandeza, era triste,

tal vez, su pequeñez y su cartografía. Era triste

como un beso sin labios. Era triste

como una ¡ay! que enarbola el mástil de un suspiro. Era
[triste

como el paracaídas de una lágrima. Era
[triste

como los ojos fijos de tus pezones rojos. Era triste

como la cicatriz ausente del recuerdo. Era triste

como la voz de un túnel donde dormita el aire. Era triste

como un dios que maúlla su soledad de hombre en un
[ en un tejado. Era triste.

Era triste. Era triste. Era triste

como la isla del alma donde vivo, y no veo su espesura. Era triste.

Inciertamente triste.

Tris-te.

LA SUITE DEL PETIRROJO

La música del viento,

la misma que tu padre escuchó cuando era niño

una tarde en el patio de su casa,

mientras la luna urdía, en el mantel del cielo,

con el hilo intangible de la luz el traje de una estrella.

Mi corazón ha vuelto a percutir,

como en aquella estampa vespertina,

un acorde de sombras. Y a lo lejos

un petirrojo teje la melodía del alba, igual que entonces.
PREMONICIÓN VERBAL

Oigo la muerte, agazapada y triste,

reposando su culo impresentable en el banco cansado de mis versos.

A ráfagas de sílabas, siento como fusila este poema.

Y las palabras gritan desesperadamente,

y de sus ojos trágicos caen tu nombre y el mío

desdiciéndose…

ORACIÓN

Terminaré creyendo en el dios de las palabras.

A veces, las observo deslizarse

por sus felinas letras a través de las ramas insomnes del
[crepúsculo,

por sus hilos de tul, cuando tejen la túnica

mística del corazón,

o por la abeja de su melodía, si, dulce, poliniza el rosal de
[mis sueños.

Cuando bese tus labios, que las dicen, amor, creeré en
[ el dios de las palabras.

MADRE

Los pétalos del aire dejaban en su boca

un manojo de sílabas que amasaban mi nombre.

Como recién surgida de la tahona de su corazón,

sentía la hogaza de mi sustantivo

crepitar en el horno de sus labios,

troceando el mundo en dos…,

cálidamente.
————————
CLOCHARD

La capa de la noche emboza los satélites

que duermen en sus ojos. Dentro de ellos,

sobre un banco de mármol, otro mendigo sueña

que es de noche, y el sauce de la lluvia

en sus manos deshoja unas monedas de agua.

————————
TEMBLOR DE INFIERNO

El cielo enferma de una extraña fiebre

amarilla. A una nube le duele la cabeza

-la paloma del aire aletea en su sien,

donde las formas sueñan, destilando,

con batallones de olas que cabalgan los mares,

gárgolas neogóticas, grotescas, demoníacas,

capiteles de esfinges, súcubos, hipogrifos,

(mis pupilas parecen hogueras del infierno)-.

Pero ese rostro trágico, poliédrico y atroz,

escampa cuando en tu sonrisa llueven

los besos prometidos, las almenas

blancas de tus molares,

el arco iris que mi alma ilumina.

——————————————

A un insecto que aplasté

Bajo mis pies

ha crujido su muerte

exacta y mínima.

ÍNSULAS

La coctelera de mis pensamientos

tiene forma de de vida; sin embargo,

puede enfermar de ausencias si te marchas

o diluirse en luz para tus ojos

o ser espejo donde te desnudas

– y posas la cadencia de tu tacto,

arpegiando un acorde de caricias-.

Nuestras dos almas tañen en sus islas

sonrisas de alas, sonorosas músicas.

UN INVIERNO LLAMADO FRÍO

Despegó la boutique del aeropuerto,

mientras que los aviones, llorando, aguardaban en la pista.

Desde el paracaídas de mis lágrimas,

en un impermeable transparente,

descendía, en coágulos de penas, mi dolor,

a tres mil bocas bajo el nivel de tus besos.

Nostálgicas, mis manos- y las tuyas-,

con su vocabulario de ternura,

hilaron el tapiz de la tristeza.

La noche era una taza de café,

bien cargada de estrellas,

en nuestro paladar húmedo, insomne.

———————

Reposa el río

su cabello de agua

gris y distante.

SEGUNDO DÍA DE ENERO

Miro a ese ser que en su nombre me habita,

tan parecido a mí, y, sin embargo,

tan distante y distinto al que selló tu boca,

y anduvo entre las olas cautivas de tus ojos,

sembrando en las estrías íntimas de tu vientre

el trigo candeal de la alborada. Y los hilos

sutiles de las horas tejieron el tapiz del calendario,

el mismo que hoy acuna al joven que fui entonces.

MAÑANA DE ROCÍO

Una magnolia lábil, purpúrea y callada

canta la melodía de su paisaje íntimo.

Pentagramas de flores, sonatinas de anémonas,

destrenzan los acordes novicios de sus pétalos.

Una coral de dalias, sobre tu corazón,

destila la cantata leve de su perfume.

DIEZ DE DICIEMBRE

El calendario ingrávido de los días. Los gestos,

amanuenses del alma, que en nuestro rostro escriben

los pétalos caídos del arce de la lluvia,

las torrenciales sombras viudas de los paisajes,

heridas por las lanzas del sol en sus costados,

y por el balanceo sideral de la luna,

que recita en su hamaca pensativa y nostálgica

el perfume ominoso de algún sueño invisible.

A Rocío

Lloran las ramas

del sauce de tus manos

si me acaricias.

DECLARACIÓN DE AMOR

Recorro de memoria las calles de tu cuerpo.

Abro, de par en par, las puertas de tus manos.

Observo el arco iris de tu risa.

Me oculto en un rincón de tu bolsillo.

Viajo en la nave de tu inteligencia.

Digo el verso que espira la rosa invisible de tu alma.

TODO ES SILENCIO

Vuela la alondra de tu corazón

sobre la jaula de mi pensamiento.

Las ovejas lanares de la luz

regresan al establo, sin ojos, de la noche.

Los siderales cantos de la luna

somorgujan las olas de los charcos.

Una palabra llora, desconsoladamente,

sin rumbo, por las calles de estos versos.

MADRE SELVA

Aúlla el lobo de mi corazón, y la noche sin rostro,

con sigilo, deambula desplegando su cabello de sombras en la nieve.

Bajo el trémulo fuego de tus pupilas, mi alma

deshoja entre flamígeras pavesas el paisaje del frío.

Llueve, pero tus labios, en lugar de palabras,

susurran madreselvas en sílabas de flores.

 A  Rocío        

Abre tus ojos,

cuando sueñes conmigo,

que quiero vernos.

————————–

A Rocío

Creces, dormida,

del árbol de tu alma.

Sueña la tarde.

—————————–

                     A mi madre

Veo a mi madre

colgada de su cuerpo.

Muere la tarde.

———————–

El viento silba

como un enamorado

inaprehendible.

————-

El viento silba

como un enamorado

suave, invisible.

————-

Andrea ha muerto.

Una madera cruje,

tal vez, llamándola

A Rociete

Sobre la calle

llueve. Mi corazón

sigue latiendo.

AMOR CIEGO                            

El olor de la rosa viaja por la autopista del silencio.

Lo mismo le sucede a las palabras pensadas,

que no vivieron nunca en la casa del nombre,

y por eso murieron una noche

a manos del puñal descarnado del frío.

Es otoño. Un gorrión estornuda

una manada de árboles. Sus cantos se desvisten

detrás de las cortinas hondas de los canales.

EL ARMARIO DEL CUARTO DE MI MADRE

El armario del cuarto de mi madre

siempre despierta a la misma hora.

Cuando el aire, la lluvia o el sol besa sus párpados,

de madera galesa, balbucea y susurra

un dulce escalofrío en su idioma de roble.

Ignora que su cuerpo- o así me lo parece-

amuebla la memoria donde habita

un contador de sílabas que le escribe poemas.

——————————————————

La luz es la palabra de lo no dicho.

——————————————–

NUNCA

                                                                 A Rocío

En espejos de aire se encarcela mi vida.

En la caligrafía pausada del olvido nos vamos diluyendo.

Instantes sucesivos, sobre el tapiz del mundo, deshilan la

[raíz de nuestros cuerpos.

La O de las vocales sepulcran el cadáver del silencio.

Pero la fuente de tu corazón,

cuando mane mi nombre, con sus labios flamígeros,

le lavará la herida incurable de la muerte.

Digo tu nombre:

uvas. El pensamiento

me sabe a otoño.

ODA AL TIEMPO

                                          Cantar es ser.

                                         Rainer Maria Rilke

 Mi alma no lo sabe,

pero el otoño mece

en los viñedos de mi corazón un racimo de uvas.

Un niño, feliz, salta, desangrado,

por los atardeceres azules de mis venas,

triangula sus calles en dirección prohibida,

parpadean los semáforos altos de las estrellas

-el silbido del viento sería un buen pastor para la grey

[ sensible de sus lágrimas.-

Un canto habla tan fuerte que mis ojos lo oyen.

Los franco tiradores del silencio, raudos, me apuntan,

[todos, desde cualquier esquina.

NUEVE DE OCTUBRE

 Me hablas con el paisaje escondido en tus palabras.

Cada vocal un río,

cada silencio un lago,

un manantial insomne de sonrisas hambrientas,

una estrella que esparce la larguísima trenza de su voz en la copa de juno.

Y la frente del cielo, un nido de palomas

pensativas, ausentes y torcaces.

Y la luna, ese espejo donde vive la noche…

Doy de cenar

palabras a los lobos

que aúllan silencios…

A una hormiga

Pesa el color

de la noche en tu espalda

lóbrega, incierta…

Constantemente,

en el alma del aire

nos disolvemos.

                     

                              A Rocío

Porque el silencio

ya no te reconoce,

me hice palabra.

¿A dónde vuelan

las sombras de los pájaros

entre las fuentes?

“Entre las azucenas olvidado…”

                                         A Rocío

El ocaso del martes

se desangra de un miércoles

puntual, recién peinado

-nunca falta a su cita con el mundo-,

y se crece de hombres, madreselvas,

jubilados que tosen bronquíticas arritmias,

mientras leen un periódico

sobre el banco transido de sus almas.

Las manos de la luz

cierran los tristes párpados

de las cosas enfermas cuando mueren por culpa

del desamor del tiempo.

En tanto, mi sombrero, con signos levemente melancólicos,

llora tu despedida, con lágrimas de hombre,

“entre las azucenas olvidado…”

TIEMPO DE OTOÑO

La luz convaleciente del otoño

anda maullando por las chimeneas

como un gato solemne que dulcifica el aire,

el caudaloso pulso de las nubes,

el rugir de una ola que despierta

el insondable sueño del océano.

En tus ojos, septiembre mal vivía

en el escaparate de una lágrima.

Se fueron desvistiendo los árboles de hojas,

pájaros vegetales, que trinan con voz verde

la melodía tupida de los bosques.

Cuando la vida

es un trozo de tiempo

llorando al sol.

La luna llena

juega al corro en el cielo

de tu sonrisa.

Mi alma llora

por los ojos de un río

tu despedida.

A UNA ESTRELLA

                                                      A Rocío

 Venía a visitarme,

puntualmente,

desplegando las aspas

de sus labios

para moler el cielo

de mi boca.

Sembraba las semillas

de su luz

inquietante en la era

de los sueños.

El trino transparente

de los pájaros,

sobre el amanecer de

tu sonrisa,

tejía el hilo invisible

de mi alma.

HORAS SIN TIEMPO

El paisaje, tendido,

sobre la cuna de la madre tierra.

El girasol centrípeto,

las alondras tejiendo el hilo de su canto,

mientras, la mar susurra, entre líneas de olas,

la melodía estéril de la muerte.

La luz desnuda el sueño acromegálico,

vertical y crustáceo de los árboles.

                A Rociete

Este paisaje

me piensa envejeciendo

mis pensamientos.

                    A Rociete

Abres los ojos

como una tumba inmensa.

El mar se oye.

REZOS DE NOCHE

Góticas manos.

Mamá tejía el hilo

de mis palabras.

————————-

A Rocío

El alma sola.

Su cuerpo deshojado.

Mi alma sola.

—————–

A mi padre

No había agua
en el río de sus ojos.
Mi padre ha muerto.
——————-

Días de lluvia

Corría Dios detrás de la nada.

Corría el viento detrás de Dios.

Corría mi sombrero detrás del viento.

Corría yo detrás de mi sombrero.

Corría el psiquiatra del manicomio detrás de mí.

Corría la nada detrás del psiquiatra del manicomio…

———————–

Mi pensamiento

escucha, atentamente,

huir las sombras.

——————-

                     Leyendo a Jacques Darrida

Amor, que las palabras sean mentira;

pero nosotros, no

————————-                     

                     Leyendo a Jacques Darrida

Que las palabras mientan;

pero nosotros, no.

—————–

diciembre 12, 2011

Biografía actualizada de Santiago Gómez Valverde

Filed under: Uncategorized — lapalabrayeltiempo @ 4:20 pm

Santiago Gómez Valverde empezó a ir muriendo en Leganés (Madrid), un 25 de julio de 1957. Es Diplomado Universitario en Enfermería.
Su obra publicada en verso es la siguiente:
Canciones de tarde (accésit del premio de poesía ‘Ciudad de Leganés’, 1988).
La densidad del tiempo (accésit del premio de poesía ‘Ciudad de Leganés’, 1990).
Amarte (1993) (Libertarias Prodhufi).
Sombras Paralelas (1997) (Exlibris Ediciones).
Inevitable-mente (2003) (Exlibris Ediciones).
Sed de vida (2006) (Argo. Universidad de Sevilla).
Ruidos y nueces (2008) (Exlibris Ediciones)- relatos acaecidos íntegramente en Leganés-.
Sombra a Sombra (2009) (Ediciones Vitruvio).
Fuga de ideas (2010) (Ediciones Vitruvio).
Sobre la piel del agua (2012) (Exlibris Ediciones).
La invisible belleza de la muerte (2013) ( Segundo Santos Ediciones), libro de haikus, con dibujos del pintor José Viera.
El jardín de Maktub (2014) (Segundo Santos Ediciones), libro de haikus- a cargo de Santiago Gómez Valverde-, musica para piano- compuesta por David Hurtado Vallet- y serigrafías- grabadas por Miguel Ángel Moset-.

El callado perfume de la luz (2014) ( Segundo Santos Ediciones), libro de haikus, con dibujos del pintor José Viera.

Un invierno llamado frío (2015) ( Mandala Ediciones).

Ha sido incluido en la antología ‘El poeta en su ciudad’ (1991), dirigida por Julia Barella. Los profesores de lengua y literatura de los Institutos de Enseñanza Secundaria de Leganés incluyeron un poema suyo, con motivo del ‘Día del Libro 2004’, en el contenido de una selección de ‘Dieciséis Textos Breves de la Lengua Castellana’.
La antología Aula de Poesía. Orillas de Ávila 2004-Hogar de Ávila en Madrid-, coordinada por José Luis Morante, dio cuenta de un breve manojillo de poemas por él trenzados.
Fernando Sabido Sánchez, en Poetas del siglo XXI, Antología Mundial, 166 países, lo emergió a sus páginas literarias.
Ciertos poemas fueron llevados al ‘Diccionario bibliográfico de la poesía española del Siglo XX’ (Renacimiento. MMIII), elaborado por Ángel Pariente.
La Fundación Juan Ramón Jiménez incluyó versos de las cosechas de 2005 y 2008, en ambas ediciones, para las antologías ‘Voces del extremo’.
También, el ‘Café Libertad 8’, espacio de Madrid
caracterizado por servir de plataforma a las voces, muchas de ellas, consagradas, de la poesía contemporánea española, tuvo a bien, con el fin de conmemorar sus primeros treinta años de existencia, en junio de 2006, de transportarle en la antología ‘Agua, símbolo y memoria’ al lado de sobresalientes poetas actuales(Ángel González, J.M. Caballero Bonald, Luis Alberto de Cuenca, Jesús Munárriz, Eloy Sánchez Rosillo, Ana Rossetti, Jorge Riechmann etc.)
En marzo de 2006, coincidiendo con el noventa aniversario del nacimiento del escritor bilbaíno Blas de Otero, fue quien ideó todas las actividades que, entorno a la figura del genial poeta, en Leganés, con el apoyo pleno de la Corporación Municipal, se materializaron.
En mayo de 2007, colaboró en un libro-homenaje, ‘Me dicen que hoy es jueves’, dedicado monográficamente al poeta Ángel González. Dicho ejemplar estaba conformado por Félix Grande, Andrés Rábago ‘El roto’, José Hernández, José Viera, etc.
De igual forma, un relato suyo tomó  cuerpo, junto al de reconocidos nombres de la narrativa actual, para configurar un disco-libro en torno a la figura musical de Paco Ortega.
En julio de 2011, la Asociación Literaria Huebra, de Aracena- Huelva-, con motivo del homenaje al pintor José Viera publicó un volumen, que contenía un poema de Santiago versado en este autor.
En marzo de 2012, conmemorando el setenta a aniversario de la muerte de Miguel Hernández, un texto suyo, a este inolvidable bardo dedicado, fue publicado en el libro “Madrid a Miguel Hernández (Desde el Café Gijón)”- Ediciones de la Torre, 2012-.
En junio de 2012, prologó el catálogo- fotográfico y literario- editado por el Colectivo Fotográfico de Leganés, “Maneras de mirar la calle”.
Es invitado a leer su obra, en abril de 2013, en el marco incomparable de la prestigiosa convocatoria de literatura llamada “ Poesía en el Corral”, Corral de Comedias de Alcalá de Henares (Madrid).
En el mes de mayo de 2013 se inaugura en la emblemática Sala Municipal de Exposiciones “Antonio Machado”, Leganés (Madrid) una exposición de su obra literaria y plástica, adecentada artesanalmente por Segundo Santos Ediciones, “ La invisible belleza de la muerte”, llevando ésta dibujos del pintor José Viera. Dicha muestra fue comentada por el crítico de ABC Enrique Andrés Ruiz.
Fernando González Lucini, especialista en la música de autor, seleccionó el disco ‘La palabra y el tiempo I’ como parte del material que registraba la historia de este esencial género.
Revistas de literatura, como ‘Nayagua’, ‘República de las letras’, ‘El invisible anillo’, ‘Malvís’, ‘Espéculo’(UCM), ‘Fumarola’, ‘Poesía por Ejemplo’, ‘Cuadernos del Matemático’, ‘Prima Littera’, ‘El alambique’,
‘Álora, la bien cercada’, ‘Qui’, ‘Las afinidades electivas’, ‘El libro que viene’- Crítica de poesía- Ediciones Vitruvio-,
‘Diálogo de la lengua’, ‘Poe +’, ‘Youkali’, etc. han divulgado sus poemas o críticas sobre ellos.
Periódicos de tirada nacional, ABC, El Mundo, Hoy- Extremadura-, Tribuna- Castilla la Mancha-, Día- etc. se han ocupado de criticar sus poemarios.
Para teatro ha firmado las siguientes piezas cortas teatrales:
Historias de una tristofrenia, estrenada en 1997.
El sueño de un payaso, estrenada en 2003.
Ha dirigido y presentado un programa de entrevistas, ” Lugar de encuentros” (1990), programas de entrevistas en la emisora radiofónica  E.L.O. (Emisora libre de Orcasitas), perteneciente al Excmo. Ayuntamiento de Madrid.
Durante varios años-1986,1987,1988- organizó, junto a José Luis López Manso y José Gómez Mingo, los festivales benéficos, en el Cine Avenida (Leganés, Madrid), a favor del Comedor de Paquita Gallego.
Los pintores José Viera, Juan Carlos Lázaro y Nacho Arteta han confeccionado sus catálogos de artista con poemas y textos críticos suyos.
En el apartado polifónico y del <bel canto>, sus versos han sido interpretados por diversos cantantes, corales y orquestas sinfónicas, tal es el caso de los prestigiosos grupos ‘Luigi Boccherini’, Târgu Mures State Philarmonic (Rumanía), la soprano Rosa de Segovia etc.,  y, a la sazón, dichas letras fueron conducidas por las batutas notables de David Hurtado, Pascual Osa, Virgil Popa Onofrei, etc.
‘Voz Dramática’ (2008), dúo vocal a capella, especializado en música contemporánea de corte teatral, ha subido a los escenarios su ‘Elogio de la belleza’.
En el estreno de la obra “Ciclos”, 2012, para guitarra- escrita por el compositor Claudio Tupinambá- cinco haikus suyos- uno por cada movimiento- abrían las puertas de estos tiempos.
Dentro del mundo flamenco y pop, cantantes de la talla de Isabel Pantoja, Los del Río, Amancio Prada, Niña Pastori, Joaquín Díaz, Mónica Molina, Paco Ortega e Isabel Montero, Paco Ortega, Pablo Guerrero, María Vargas, Nuria Fergó( por la cual recibió tres platinos, merced al trabajo realizado en su C.D. “Brisa de esperanza”), Valderrama, Al Deskuido, Alicia Gil, etc., han grabado sus letras o melodías.
Ha participado en el C.D. ‘Escrito con Música’, producido por la O.N.C.E., con un tema íntegro suyo titulado ‘Una canción para soñar’, del cual fueron distribuidas 300.000 copias, con motivo del ‘Año Europeo de la Discapacidad 2003’.
En mayo de 2005 una letra suya, interpretada por Jesús Márquez y producida por Paco Ortega formó parte del C.D. ‘Libertad 8’, en el cual intervinieron relevantes cantautores: Jorge Dreixler, Ismael Serrano, Rosana, Pedro Guerra, Javier Ruibal etcétera.
Es, junto a Paco Ortega, autor de la letra que representó a España en el ‘Festival O.T.I.’(1990), celebrado en Las Vegas E.E.U.U., canción que obtuvo el tercer puesto en dicha muestra.
Intervino, como autor seleccionado entre los poetas vivos, en una película homenaje a la Generación del 27(primera y segunda parte, 2009) codirigida por Fernando González de Canales y Rafael Zarza, poniéndole voz a textos de Vicente Aleixandre, junto a Kiti Manver, Luis Alberto de Cuenca, Luis Antonio de Villena, Ignacio Gómez de Liaño, Luis Muñoz, etc. Asimismo, en el año 2009 participa dentro del documental ‘Nil Omne’ (dirigido por Fernando González de Canales), opinando sobre la obra pictórica del artista José Viera.
En el año 2007 musicalizó y dirigió la grabación de un C.D., de catorce canciones de cuna, para el disco ‘Nanas para un niño recién soñado’, las cuales fueron editadas por Exlibris Ediciones, e interpretadas, entre otros, por Paco Ortega, Isabel Montero, Jesús Márquez, etc.
En el año 2010, creó, dirigió y compuso la propuesta musical y poética ‘La palabra y el tiempo I’- el 5% de los ingresos de las ganancias del C.D. Santiago las destinó, como así expresa la contraportada del disco, a Cruz Roja Española- en formato disco (‘El pescador de estrellas’ S.L.), con la producción, dirigida, realizada y satisfecha, de Paco Ortega. Dicho trabajo albergaba un ramillete de doce sublimes poemas intemporales, melodiados por el propio Santiago Gómez Valverde, arreglados por Diego Magallanes e interpretados por cantantes estupendos y poetas de primera línea- Félix Grande, Luis Alberto de Cuenca, Andrés Trapiello, Juan Carlos Mestre y Amalia Bautista-, los cuales, éstos, recitaron sus propios poemas. Ambas realizaciones fueron elogiadas, entre otros, por el prestigioso crítico musical Fernando González Lucini- “Dejadme la esperanza”, Ediciones Autor 2010, y en su particular blog de ordenador, 2011.
En el año 2013, edita la segunda entrega de “La palabra y el tiempo 2” (“ Music from EMI”) nuevamente por él creada, musicalizada y dirigida, junto a la avezada producción de su amigo-hermano Paco Ortega, la cual cuenta con la magnífica contribución, de Pablo Guerrero, Paco Ortega, Valderrama, Alicia Gil, Diego Magallanes, Jesús Márquez, Paula Chantada, Bel Gordillo, Helena Vignau, Luis Mendo, Javier Predeira, José Losada, quienes cantan o interpretan, musicalmente, poemas de poetas excelentes de la lírica española actual y de otros siglos pretéritos. En calidad de rapsodas, interpretando sus propios versos, participaron: Francisca Aguirre, Eloy Sánchez Rosillo, Felipe Benítez Reyes y Joaquín Pérez Azaústre. La cubierta del CD corrió a cargo de Juan Carlos Mestre; el prólogo fue pincelado por Luis Alberto de Cuenca. En octubre de 2013, “La palabra y el tiempo II” es invitada a desarrollar sus actuaciones en la prestigiosa Red de Teatros de la Comunidad Autónoma de Madrid.
El 5% de la primera edición de las ganancias de este C.D. fue volcado, plenamente, como así se expresa en la contraportada del C.D., al Comedor Benéfico “Paquita Gallego”, de Leganés (Madrid).

A lo largo de los años 2015-2016 se elabora la más reciente entrega de ” La palabra y el tiempo III”. Dicho sueño musical y poético cuenta en esta ocasión con el siguiente elenco:

Cantantes- Amancio Prada, Joaquín Díaz, Mónica Molina, Paco Ortega, María Vargas, Patxi Andion, Alicia Borrachero  (actriz y, coyunturalmente, cantante), Jesús Márquez y Cuarteto de polifonía dirigido por David Hurtado y Héctor Guerrero.

Poetas- Antonio Gamoneda, Carlos Marzal, Lorenzo Oliván, Ada Salas, Antonio Lucas, Antonio Gómez ( suya es la cubierta del CD) y Francisco José Martínez.

El 5% de los beneficios económicos obtenidos con las primeras ventas del referido disco irá destinado a la Asociación Española de Esclerosis Múltiple.

Tres canciones, con letras y músicas de Santiago Gómez Valverde, ocupan un lugar muy singular en su discografía:
1- “¡Leganés, Leganés, Leganés!, ”pasodoble, interpretado por Paco Ortega, dedicado a su pueblo, Leganés.
2- “ Oda a la Virgen de Butarque”, en honor de la Patrona de Leganés, con arreglos musicales y ejecución al piano de David Hurtado, con la voz de Rosa de Segovia, soprano de los Coros Nacionales de España.

3- “¡ Siempre seremos el Lega”- al Club Deportivo Leganés-, entonado por el dúo de rumbas Al Deskuido.

Finalista en la XVI Convocatoria del Certamen Nacional de Poesía ‘Ciudad de Alcorcón’, creó el texto que consiguió el tercer premio en el IV Concurso Nacional de Composición Coral ‘Ciudad de Getafe’(2003). Para este mismo certamen rubricó la letra que ayudó a conseguir el accésit del X Concurso Nacional de Composición Coral ‘Ciudad de Getafe’ (2009). Suyos son los versos de la obra ‘Nana para un niño recién soñado’, la cual, mereció ser galardonada con el primer premio en el V.I.I.I. Concurso Nacional de Composición para Coros B.A.E.( Federación de Coros de Vizcaya), ‘Gran Premio B.B.K.’ (2004), patrocinado por el Banco Bilbao Bizkaia Kutxa.
También creó el texto ganador del Primer Premio Nacional ‘Frederic Mompou’(1993) de Polifonía, otorgado por Juventudes Musicales de Barcelona, en colaboración con la Generalitat de Catalunya (el citado trabajo fue donado por el autor al Ilmo Ayuntamiento de Leganés).
Sus composiciones han sido impresas, reproducidas e interpretadas en distintos medios periodísticos- escritos, radiofónicos y televisivos- nacionales y extranjeros ; y resueltas, en sus vertientes letrísticas o musicales, sobre las tablas de los siguientes escenarios Auditorio Caesar Palace (Las Vegas. E.E.U.U.), Iglesia Santa María del Mar (Barcelona), Palacio de Exposiciones y Congresos (Madrid), Teatro Monumental (Madrid), Palacio Euskalduna (Bilbao), Teatro Alcalá Palace (Madrid), Sala Manuel de Falla (Sociedad General de Autores, Madrid), Teatro Infanta Isabel( Madrid), Café Libertad 8 (Madrid), Liberería Diógenes (Alcalá de Henares), Centro Cívico Rigoberta Menchú (Leganés), Teatro Federico García Lorca (Getafe), Fundación José Hierro (Getafe), Fundación Juan Ramón Jiménez (Moguer.Huelva), Ateneo de Madrid, Centro Cultural Lavapiés (Madrid), Corral de Comedias (Alcalá de Henares, Madrid), Casa natal-museo de Miguel de Cervantes ( Alcalá de Henares), Sala municipal de Exposiciones “Antonio Machado” (Leganés),
Centro Cultural Escuelas Aguirre (Cuenca), Centro Cultural Blas de Otero (San Sebastián de los Reyes, Madrid),
Alcázar de Toledo- Biblioteca de Castilla la Mancha- (Toledo), Auditorio Hospedería Fonseca (Salamanca), Instituto Americano (Madrid), Universidad de Sevilla (Sevilla), Universidad Carlos III (Leganés, Madrid), ‘Feria del libro y la lectura de Castilla la Mancha’ (Cuenca), Auditorio de Boadilla del Monte, Real Academia de Ingeniería (Madrid), Real Academia de las Artes y de las Letras Conquenses, Sala Galileo Galilei (Madrid), Teatro Sierra de Aracena- Huelva-, Museo de Escultura al Aire libre- Leganés-, Tetaro Jaime Salom- Parla- etc.
En el mes de diciembre de 2012, el Grupo de Teatro Estable, dirigido por Concha Gómez, pusieron sobre el escenario del Centro Cultural “Las Dehesillas”- Leganés- una representación teatralizada, danza música, en directo incluidas, de su obra poética.
Los alumnos del Instituto “Pablo Neruda”, de Leganés, coordinados por sus profesores, dedicaron el último trimestre de 2012 a estudiar “Sobre la piel del agua”- Ex libris Ediciones-, poemario de Santiago, publicado en el año 2012.
El día tres de abril de 2013, dentro de la prestigiosa convocatoria “Poesía en el Corral”, que, año tras año, se celebra en EL Corral de Comedias de Alcalá de Henares, fue invitado a leer su obra poética en este incomparable marco. A la vez, “La palabra y el tiempo” puso el broche final del citado acto.
http://www.corraldealcala.com/descargas/contenido/obras/poesia_en_el_corral_v1_web.pdf
Una canción suya, ” El twist del manicomio”, es elegida para formar parte, durante la primavera del año 2014, en un musical infantil, ” La rumba del mundo que se derrumba”, dirigido y producido por Paco Ortega.

En agosto de 2008 le cupo el honor de redactar y leer el pregón para el recibimiento, con motivo de las Fiestas locales, de la Patrona de su villa, Leganés, Nuetra Señora de Butarque.
Durante las Fiestas Patronales de Villar de Olalla, septiembre 2011- Cuenca-, villa natal de su madre y abuelos, la corporación local del municipio quiso que fuera pregonero de las mismas.
El siete de octubre de 2011 tuvo el honor de ser el pregonero de las Fiestas de San Nicasio, Patrón de su villa natal, Leganés-.
En 1981 fue nombrado personaje del año de su pueblo: Leganés.

noviembre 1, 2010

“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde

Filed under: Uncategorized — lapalabrayeltiempo @ 11:54 am

Sobre la piel de agua, Santiago Gómez Valverde

Madrid, 15 de noviembre de 2012

Cada vez que Santiago Gómez Valverde presenta un nuevo libro de poemas, sé que me está invitando a una fiesta, que está reuniendo a los amigos en torno al fuego, el brindis, la sonrisa y  el abrazo, que está levantando un nuevo altar al dios de los afectos más profundos y limpios. De nuevo, y ya van muchas fiestas porque este es el décimo poemario de Santiago, tenemos el privilegio de haber sido convocados y la obligación moral de agradecerlo y disfrutarlo.

Sobre la piel del agua nos entrega lo mejor de su autor. Una vez más Santiago se ha perdido por los recovecos de su memoria, tomando de la mano al niño que fue, que aún es, para que no se le vaya a extraviar, y ha regresado del viaje con la cabeza llena de palabras y música. Se ha dejado arrasar por el amor y el desamor, ha salido sin armadura a enfrentar el asombro, la melancolía, la fugacidad y la celebración de la vida, y ha salido victorioso porque ante semejantes tropas la única posibilidad de triunfo está en la rendición.

Santiago Gómez Valverde sigue siendo en este libro, y de una forma cada vez más depurada, el maestro de la perplejidad y la ternura. Sigue siendo el que cuenta las sílabas y el que escucha boleros, rumbas y pasodobles en los poemas propios y ajenos. Y el traductor milagroso de las paradojas, las asociaciones inéditas, los pequeños prodigios que la vida escribe en un idioma que nadie conoce y con tinta invisible.

Sobre la piel del agua está dividido en dos partes, Noches sin fondo, de poemas más extensos, narrativos y discursivos, y El contador de sílabas, un conjunto de 69 haikus delicados como flores de cerezo y certeros como disparos. En ambas secciones encontramos caminos, y muchas veces atajos, que llevan al centro del corazón.

Santiago leerá luego algunos de sus poemas, y en realidad eso es lo importante de este acto, pero no quiero terminar sin extraer algunos fragmentos, una brevísima muestra de hallazgos de los muchos que contiene Sobre la piel del agua y que condensan la voz propia del autor, esa marca de la casa a la que ya nos tiene acostumbrados.

La montaña se estira, / ronronea la tierra, / cuando un gato de luz / desovilla el paisaje.

Que hoy ladre muy bajito el can de vuestras sombras / Dios duerme muy enfermo.

El Dios de los ateos, los domingos, / da día libre al tiempo y al espacio.

Un maullido de sombras repta por los tejados / de mis dedos, que cantan en tu vientre dormido.

Tus labios, como sueños de novicia, / dulces abejas que destilan besos.

(Calles del mar) Tomadas de la mano, /dulcemente solteras, / descienden a la mar / cuando no las ve nadie.

El sol resbala / cuando sus pies desnudos/ pisan la nieve.

Mi patria, un árbol, / un naranjal que vierte / su ácida sombra.

Miro tus ojos. / Tropiezo con la vida / que llevas dentro.

Cosas como estas son las que me secuestran el ánimo hasta dejarme hipnotizada y alegre. Y de eso se trata, de compartir la alegría en este día de fiesta y de agradecérselo al anfitrión.

 

Amalia Bautista

 

(Haiku escrito por Santiago Gómez Valverde, un 30 de abril de 2012, para su próximo libro “Sobre la piel del agua”, editado por Exlibris Ediciones)

                    A mi madre

El universo.

Tu corazón dormido

en mi silencio.

(Haiku, que formará parte del libro, editado por Exlibris Ediciones, escrito por Santiago Gómez Valverde un 27 de abril de 2012, “Sobre la piel del agua”)

Sábado. Lluvia.

Cada palabra sueña

su contenido.

(Haiku que pertenece al libro “Sobre la piel del agua”, escrito por Santiago Gómez Valverde, editado por Exlibris Ediciones, 28 de abril  del año 2012)

Que mis palabras

lluevan, si escribo “nubes,

sobre mis versos.

LOS ÁRBOLES

                                           A Rociete, que  en su mirada tiene un paisaje de árboles

(Este poema, dedicado a Rocío, será publicado en mi próximo libro, “Sobre la piel del agua”, Exlibris Ediciones)

Los árboles se estiran en sus ramas.

Han velado de pie toda la noche

el llanto erguido de la madreselva,

la prosodia reptante del gusano,

y el tembloroso pulso de una hoja.

El bisílabo rayo de los besos,

ramo de claridad que resplandece,

destrenza los cabellos, y los unge,

de la más alta luz perfumada del día.

( Este poema, escrito un jueves, veintidós de marzo de 2012, lo escribí, yo, Santiago Gómez Valverde, para mi próximo libro “Sobre la piel del agua”).

CALLES DEL MAR

 Tomadas de la mano,

dulcemente solteras,

descienden a la mar

cuando no las ve nadie,

deslenguadas, huyendo,

como aves terrestres, de las plazas.

Sus largos pies transitan

con sandalias de olas,

recuerdan esos cuerpos,

que alguna vez saltaron en sus vientres

resbaladizos, dóciles,

dadivosos, empáticos.

Arenas movedizas que atesoran,

bajo su piel de brea,

un paisaje tejido con la luz insondable de los sueños.

( Este poema, escrito para su próximo libro “Sobre la piel del agua”, lo escribió Santiago Gómez Valverde un sábado, diecisiete de marzo de 2012).

HISTORIA DE UN INSTANTE

A Rocío

Este instante que, ahora,

malvives y desgastas, ignorándolo,

se ha sentado desnudo

sobre la mesa de tu corazón

disfrazado de lluvia,

de tormenta, de avena,

de ingrávida calandria, de arco iris.

Venía de muy lejos,

solo para besar tus ojos, y perderse

a lomos del corcel errante de tu olvido.

(Este poema, escrito por Santiago Gómez Valverde, el 14 de marzo de 2012, formará parte de su próximo libro, “Sobre la piel del agua”)

PAISAJE EN TONALIDAD DE MI SOSTENIDO MAYOR

                                                                     A Rocío

Un rosetón de luz, así es la vida

cuando observa al abeto, desnudándolo,

en su paisaje, de hojas desdentadas,

de alondras, mariposas y piñones.

La claridad pudorosa nos habla

con el lenguaje de su transparencia,

con la vocal flotante del nenúfar,

con el llanto sumiso de los sauces.

Y las sombras, que huyen de los cuerpos,

ronronean en las puertas de las casas.

Mientras, la hoz implacable de la luna

cosecha estrellas en el jardín celeste.

 ( Haiku escrito por Santiago Gómez Valverde, el 12+1 de marzo de 2012, para su próximo libro “Sobre la piel del agua”)

Aunque llorabas,

la acacia del jardín

seguía muriendo.

( Haiku escrito por Santiago Gómez Valverde, un lunes, 12 de marzo de 2012, para su próximo libro, “Sobre la piel del agua”)

                                A Rocío

Desconsolada-

mente la lluvia moja

tus ojos tristes.

(Haiku, aún inédito, escrito el 5 de marzo de 2012, que formará parte del próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”)

Miro tus ojos.

Tropiezo con la vida

que llevas dentro.

(Haiku, todavía inédito, que Santiago Gómez Valverde ha escrito- un domingo, 4 de marzo de 2012, para su próximo libro, el cual se llamará “Sobre la piel del agua”)

El ave canta,

aunque la rama cruja,

su amor al viento.

(Haiku, escrito por Santiago Gómez Valverde- para su próximo libro, “Sobre la piel del agua”-, un domingo, 4 de marzo de 2012)

Soy solo un canto,

del ave de mi alma,

breve y ligero.

(Haiku inédito, escrito el 30 de enero de 2012 por Santiago Gómez Valverde para “Sobre la piel del agua”)

Tu alma es un pájaro,

que se posa en la rama

de mi sonrisa.

( Haiku inédito, escrito el 23 de enero de 2012 por Santiago Gómez Valverde para “Sobre la piel del agua”)

Choques de trenes

bajo la madrugada.

Quizás de besos.

( Haiku inédito, escrito el 22 de enero de 2012 por Santiago Gómez Valverde, para “Sobre la piel del agua”)

La rosa trina,

vegetalmentepájaro,

con su perfume.

(Poema escrito por Santiago Gómez Valverde, el 10+3- enero de 2012, para “Sobre la piel del agua”, libro aún inédito).

  A Rocío

CALIGRAFÍA URBANA

Hace frío. Tiritan las palabras

en el impermeable nervioso de algún verbo.

Sobre el paisaje níveo del papel,

corren los adjetivos hasta el hogar del nombre.

Una lluvia de amor incontenible

inunda las aceras de tu cuerpo.

En las pupilas ocres de los charcos

cicatriza la herida nocturna de la tarde.
( Haiku escrito por Santiago Gómez Valverde, el 7-enero-2012, para su próximo libro “Sobre la piel del agua”)

Recojo sombras,

cáscaras de la luz

frutal del día.
( Poema escrito por Santiago Gómez Valverde, el 29- XI-2011, para mi próximo libro “Sobre la piel del agua”)

TOPOGRAFÍA DEL BESO      

A Rocío

Tus labios, como sueños de novicia,

dulces abejas que destilan besos,

ablandan las texturas de mis huesos

si magman el volcán de una caricia.

Cuando el planeta tierra me desquicia,

y el llanto anega los melifluos sexos,

ríen dos bocas la luz de los excesos,

trocando en fuego lo que fue codicia.

Que florezca el jazmín de la palabra

bajo la luna de tu sustantivo,

en la sonora acequia de tu nombre,

cuando el silencio diga <abracadabra>

por su néctar errante, fugitivo,

polinizando mi semilla de hombre.

( Poema escrito por Santiago Gómez Valverde para su próximo libro, “Sobre la piel del agua”, 28-XI-2011)

ARS AMATORIA

                                                       A Rocío

 Hace tiempo, diez, doce,

o, quizás, mil millones de neuronas,

no sé su exacto número,

por dicha del destino o del amor,

decidieron reunirse por su cuenta

en el palacio azul de mi cerebro,

a tan solo una calle de mi alma,

cerca de donde duerme mi alegría,

para urdir en la luz de mis sentidos

el dulce mecanismo que me enseñó a quererte.

(Haiku escrito por Santiago Gómez Valverde para su próximo libro “Sobre la piel del agua”, 27-XI-2011.)

A Rocío

Porque la tarde,

aunque la lluvia cese,

muere en la noche.

(Haiku de Santiago Gómez Valverde para su próximo libro “Sobre la piel del agua”)

El aire aventa

un canto entre su pico

fugaz y trémulo.

(Haiku escrito por Santiago Gómez Valverde para “Sobre la piel del agua”, poemario inédito, el 24-XII-2011)

A Rocío

Inversamente

proporcional al tiempo.

Inútilmente.

( Haiku escrito por Santiago Gómez Valverde para “Sobre la piel del agua”, poemario inédito, el 23-XII- 2011)

A Rocío

La mariposa

de la luz bisbisea

errante y tímida.

(Poema inédito, escrito por Santiago Gómez Valverde, para su próximo libro “Sobre la piel del agua”, 22-diciembre-2011)

HORAS SIN TIEMPO

                                                       A Rocío

¡ Qué pena!, como lloran los espejos

de las peluquerías

cuando un puñal de ojos

visita, a media noche, el corazón

lábil de sus cristales,

y un ¡ay! de luz conmueve la melodiosa alma

de los peinados grises que en ellos se destrenza.

¡Qué pena!, como ríen los espejos

desconsolados, tristes, de las horas…

(Poema escrito por Santiago Gómez Valverde, el 16 de diciembre de 2011, para su próximo libro “Sobre la piel del agua)

ALMA

A Rocío

Mi alma es una mano,

que pide una limosna en el portal

cerrado de mi cuerpo.

Es un jarrón dormido donde el leve perfume de una rosa

se desnuda en fragancias ante los ojos ciegos de la noche.

Mi alma es el pensamiento cóncavo de la lluvia,

tiene forma de sed cuando en sus labios beben

las vegetales bocas de los árboles,

la lengua sinuosa de los ríos,

las preguntas que no tienen respuestas.

( “TAÑEDOR DE BELLEZA”, poema escrito, el 12 de diciembre, por Santiago Gómez Valverde, par “Sobre la piel del agua”)

                                                     A Rocío

 La luz guarda en sus manos

un puñado de sombras

como pájaros tristes

dentro de una montaña.

El sol siembra en la tierra

del cielo sus semillas,

margaritas de estrellas

en las ramas del frío.

La espada de la nieve,

en el alma de un pétalo,

asesina el laúd tañedor de belleza.

(Liturgia del vacío”, poema escrito el 8 de diciembre para “Sobre la piel del agua”, próximo libro de Santiago Gómez Valverde)

LITURGIA DEL VACÍO

                                                                                A Rocío

 El sol prende las horas,

las casas donde habitan los minutos,

las mujeres, los niños, los muchachos,

pobladores de besos y palabras,

que se aderezan en el escenario

intangible de nuestra inteligencia.

Flamígero, en mis ojos, escucho crepitar el fuego de la

[ forma,

en la fragua del día, cuando el martillo lento del crepúsculo

posa su odio de luz extenuante

en el alma transida de los hombres.

De un telúrico ¡ay! lloran los sueños

sobre la cuna triste de la nada.

(Poema escrito el 3 de diciembre para “Sobre la piel del agua”, próximo libro de Santiago Gómez Valverde)

QUIETUD

 La montaña se estira,

ronronea la tierra,

cuando un gato de luz

desovilla el paisaje.

Cuando el balón del frío

le rompe la memoria

al olvido que habita

el cráneo de un espejo.

Y el ojo de la luna

siembra sueños estériles,

con su voz sideral,

en medio de la plaza.

Cuando tu ausencia gime,

donde un instante fuimos,

hace ya muchas décadas,

con formas de milenios,

una estatua se alza,

espectral e insonora,

y esa porción de aire

elegíaca y baldía

se quisiera morir,

pero aún permanece…

(Poema escrito el uno de diciembre de 2011 para “Sobre la piel del agua”, mi próximo libro)

LA DANZA DE LA MUERTE

Con su pluma de agua, el río escribe

el discurso del mar, que se disuelve,

ante las caracolas de unos ojos siderales y elípticos,

convulsionando olas, caramelos de espumas deshojadas,

lencería que el aire insinúa y disuelve

tras un espejo de cristales húmedos,

llorando transparencias, donde nada el pez tiempo

la inexorable danza de la muerte.

(Haiki inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 31-X-2011)

La luz tendida.

Entre nómadas nubes

sonríe el aire.

( Haiku inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 26-X-2011)

A las cosas

Entrar en ellas

para escuchar la música

de sus silencios.

( Haiku inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 25-X-2011)

A Rocío

¿Mi alma duerme

o sueña lo que soy,

sola y eterna?

(Haiku inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 25-X-2011)

Mi alma, una vela

oscura que ilumina

el pensamiento.

(Haiku inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 24-X- 2011)

A Rocío

Por las pupilas

tenaces de una piedra

lloran sus ojos.

( Haiku inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”,

9-X-2011)

Tu eternidad,

tu corazón tendido

en tu tic-tac.

(Haiku inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 2-X-2011)

El pensamiento

canta en la jaula triste

del corazón.

(Haiku inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 1-X-2011)

El palimpsesto

que vive en tu mirada

guarda mis ojos.

(Haiku inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 1-X-2011)

Esa muchacha

que pudo ser mi novia

hoy se ha casado.

(Haiku inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 30-IX-2011)

Doctora en sexo-

logía, Masters, Freud,

Jhonson, y virgen.

(Haiku, aún inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 24- 09-2011)

Sobre la tierra,

el músculo del mar,

bíceps de olas.

( Haiku, aún inédito, que pertenece al próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”, 18-09-2011)

Lloran los gatos

cuando los niños maúllan

lágrimas de hombre.

( Haiku dedicado a todas aquellas personas que se lanzaron al vacío desde las ventanas de las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001.Este poema va incluido en el próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”. Leganés, a 11 de septiembre de 2011.

Ángeles rotos

lanzados al vacío.

Parecen hombres.

(Haiku dedicado a todas aquellas personas que se lanzaron al vacio desde las ventanas de las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001. Este poema va incluido en el próximo libro de Santiago Gómez Valverde, “Sobre la piel del agua”. Leganés, a 11 de septiembre de 2011.)

Papeles rotos

lanzados al vacío.

Parecen hombres.

(Haiku escrito por Santiago Gómez Valverde para su próximo libro “Sobre la piel del agua”)

El horizonte,

una delgada herida

que tiende al cielo.

(Haiku escrito por Santiago Gómez Valverde para su próximo libro “Sobre la piel del agua”)

Flor de la nada,

con abono de muerte

sigues creciendo.

(Haiku escrito por Santiago Gómez Valverde para su próximo libro “Sobre la piel del agua”)

Noches de cine,

pipas sobre la arena

y algunos besos…

(“DESGANA”, soneto escrito por Santiago Gómez Valverde, para “sobre la piel del agua”, el 25 de agosto de 2011)

El plato que tu cuerpo me sugiere,

cariño mío, no hay quien se lo coma.

Se lo he puesto en el nido a una paloma,

y sus plumas escriben: No lo quiere.

Mutante como un cuadro de Sempere,

exiguo como el el pico de una loma,

mitral como el azul pétreo de Roma,

enjuto como un charco cuando muere.

Burda caligrafía de tu alma,

que emborrona la risa de mis ojos

-si el olvido, cansado, te recuerda-.

Silene gris de los ocasos rojos,

la luz, mientras te mira, me desalma

igual que a un preso el llanto de una cuerda.

(Haiku, inédito, escrito por Santiago Gómez Valverde, para su próximo libro “Sobre la piel del agua”, 17-08-2011)

A Rocío

Zancuda estrella,

con voluntad de ibis

al cielo subes.

(” POEMA INSOMNE” , de “Sobre la piel del agua”, escrito por Santiago Gómez Valverde, el 11-08-2011)

Mientras tus ojos miren esa fotografía

donde tus ojos miran en los míos

la luna de ese cielo, aquella noche

no acabará de irse.

(Haiku, aún inédito, de “Sobre la piel del agua”, escrito por Santiago Gómez Valverde, 11-08-2011)

Sangre del sueño

último de esta noche

sobre la almohada.

(Haiku, aún inédito, de “Sobre la piel del agua”, escrito por Santiago Gómez Valverde, 10-08-2011)

Mi Paraíso,

entre el Tigris y el Éufrates

de tu mirada.

(Haiku, aún inédito, de “Sobre la piel del agua”, escrito por Santiago Gómez Valverde, 10-08-2011)

Flor de cerezo,

la rosa de la nieve

tu nombre dice.

(Haiku, aún inédito, de “Sobre la piel del agua”, escrito por Santiago Gómez Valverde, 10-08-2011)

Flor de cerezo,

la rosa de la nieve

de ti nos habla.

(Haiku, aún inédito, de “Sobre la piel del agua”, 9 de agosto de 2011)

Flor de cerezo,

la rosa de la nieve

de ti se viste.

NATURALEZA MUERTA (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde,  8 de agosto de 2011)

 Sólo tu voz, aquella

espada endecasílaba

que desangraba el mundo

a lomos del corcel de un pensamiento,

y hería, con sus labios afilados,

la brisa de la estéril sabana de mi alma.

Sólo tu voz, inercia

de lo que un día fuiste,

como un espectro vaga, consumiéndose,

sobre las taciturnas ruinas de los abrazos,

arquitrabes caricias,

colmenas de adjetivos, que endulzan con su miel

el rostro pertinaz de este paisaje.

( Haiku, aún,  inédito de “Sobre la piel del agua”, 3 de agosto de 2011)

A unos niños, cualquiera, de un suburbio africano

Calle del llanto,

donde los niños juegan

a ser felices.

( Haiku, aún, inédito de “Sobre la piel del agua”, 2 de agosto, de 2011)

A Rocío

Tras esa luz

se esconde el pensamiento

de una luciérnaga.

(Haiku inédito de “Sobre la piel del agua, 1 de agosto, de 2011)

Palabra esdrújula,

motor del primer verso

de este poema.

(Haiku, aún inédito, de “Sobre la piel del agua”, 1 de agosto de 2011)

A Rocío

Estas palabras

son túmulos callados

de letras muertas.

  A Rocío                                                                                                            

PAISAJE INTERIOR- “Sobre la piel del agua”, 2 de junio de 2011-

La luz deja caer sus invencibles pétalos,

que perfuman el mundo

alado de tus ojos. Por sus nubes-

mandorlas de nostalgias-,

como el avión de un niño que se escapa

de su cárcel de hombre,

vuela mi pensamiento.

(“Sobre la piel del agua”, 22 de junio de 2011)

A Rocío

Con el dedal

de tu risa, mis labios

hilando besos.

AUSENCIA (“Sobre la piel del agua”, 14 de junio de 2011)

En las tardes de octubre, cuando llueve

o hace un sol, casi, respetuoso,

los violines encienden las bombillas

azules de tu nombre, pentagramas de risas,

nubes adolescentes. Las acacias artríticas,

con sus manos eclécticas, juegan al dominó,

sobre el triste mantel de la semana,

con los siete asesinos del crepúsculo.

Los acomodadores, pensativos,

que alumbran la pantalla espacial de tus pupilas,

pueblan de fotogramas el cine de los sueños.

Las calles son baquetas tocando los tambores de las

[plazas.

Nuestras sombras, de humo, aúllan en la hoguera dormida

[de la carne.

 (Haiku, aún, inédito de “Sobre la piel del agua”, 12+1, de 2011)

Mi cuerpo, un árbol

de instantes, son sus frutos

ácidas sombras.

(Haiku, aún inédito de “Sobre la piel del agua”, 12+1 de junio de 2011)

Mi cuerpo, un árbol,

un naranjal que vierte

su ácida sombra.

(Haiku, aún, inédito, de “Sobre la piel del agua”, 12+1 de 2011)

Mi patria, un árbol,

un naranjal que vierte

su ácida sombra.

( Haiku, aún, inédito de “Sobre la piel del agua”, 12 de junio de 2011)

La muerte pisa

en mis ojos las uvas

tristes del tiempo.

(Haiku, aún, inédito de “Sobre la piel del agua”, 12 de junio de 2011)

La muerte pisa

en mis ojos las uvas.

Lagar del tiempo.

(Haiku, aún, inédito de “Sobre la piel del agua”, 30 de mayo de 2011)

La luna, un flexo.

Mientras, tu sombra, ciega,

mira la noche.

(Haiku, aún, inédito de”Sobre la piel del agua”, 24 de mayo de 2011)

Suena el piano

de mi infancia, en tus ojos,

cuando suspiras.

( “Sobre la piel del agua”, 24 de mayo de 2011)

¿Esa luz que se apaga es un imperio o es una luciérnaga?                           

                              Jorge Luis Bórges

 

A Rocío

 

NOCDIURNO

 

El autobús del alba,

con su carrocería de nubes galopando,

sobre un jinete gris en los charcos de enero,

destrenzará de instantes las coletas

párvulas de las horas. Los balcones

gimen, desconsolados, luces adolescentes

detrás de los visillos de sus lágrimas.

El tiempo, ruin, despluma nuestros cuerpos

en la sartén adusta de la noche.

En el escalofrío voraz de una luciérnaga

chirrían nuestras almas eternas, silenciosas.

( Haiku, “Sobre la piel del agua”, 20 de mayo de 2011)

A Rocío

Soy un reflejo

del charco de mi alma

eterna y sola.

( Haiku, “Sobre la piel del agua”, 11 de mayo de 2011)

A Rocío   

Hilos de oro.

Sol, teje mis miserias

con hilos de oro.

A Rocío

 EL SOL DEL MEMBRILLO ( “Sobre la piel del agua”, 2 de mayo de 2011)

En los lagares ocres de tus ojos,

pisa el olvido el mosto del recuerdo,

la luz que desvestía la cintura

lúbrica de mi plaza, el patinete

nítido de la tarde. Las hogueras

sangrientas del ocaso crepitan en la o inasible de la luna.

-Tú, también, Bruto-, el sol asesinado

por los acordeones castrenses de las sombras,

deshoja su cadáver de membrillo entre las manos níveas

[del invierno.

  A Rocío

Hilos de olas.

La mar teje sus aguas.

Hilos de horas.

A Rocío

NOCHE- “Sobre la piel del agua”, 10 de abril de 2011)

Sobre el cuaderno blanco de mis ojos,

el lápiz fino de la luz escribe

la arquitectura limpia de los días,

mientras, picoteamos un cucurucho lleno de palabras

sin sal, y las mejillas del crepúsculo se enrojecen de cielo.

Dormida, en la penumbra alfombrada de tu tacto,

ronronea la noche ociosa y sicalíptica.

A Rocío

ESCENAS DE DOMINGO

¿ Dónde estará la luz de aquel domingo

que acarició mis labios con sus manos de seda,

mientras, palidecía el lomo de las cosas

con el convaleciente lápiz de esa mañana?

El girasol celeste, sobre las escaleras de las nubes,

serpenteaba pipas amarillas dentro del cenicero del asfalto,

y las sombras tendidas en la cuerda sutil del horizonte,

como un lobo dormido,

hacían la digestión de nuestros sueños.

A Rocío

EL BESO (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 30 de marzo de 2011)

Marzo de dos mil once.

El sol de aquella tarde nos ungía de luz,

mientras el río lloraba desconsoladamente.

En nuestros labios ígneos

fundimos las pavesas de los besos.

Escultura callada, nunca dejes de hablarnos

con la belleza misma de este instante.

Poeta, ¿estás sin contradicciones? Estás sin posibilidades.

Vladimir Holan

A Rocío

CONTRADICCIONES ( ” Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde,  24-marzo de 2011)

Yo y mis contradicciones somos muchos.

Demasiados, diría. ¡Vaya esquizofrenia

la que padece este escribidor de versos,

que abre con la ganzúa de sus ojos la puerta de una plaza

blasonada de inviernos! Tiene forma de abrazo,

de rueda de molino, que tritura

los frutos del otoño de mi yo sobre su coctelera

cuando por ella cruzo dialogando con los hombres

que he sido…

A Rocío

PALENGINESIA (“Sobre la piel del agua”, 21 de marzo de 2011, de Santiago Gómez Valverde)

La luz de la mañana ilumina el cuaderno

párvulo de la vida.

En el dedo meñique de una plaza,

dos petunias, besándose,

en orgasmo cromático, se vuelven madreselvas.

Tus manos y las mías tienen forma de este preciso instante.

———————————————————————-

(Así empezará, posiblemente, “Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde)

Hay una sangre fértil y distante,

un enjambre de heridas:

diez de soldado y las demás de amante.

Miguel Hernández

A Rocío

MISTERIO (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 14 de marzo de 2011)

El cuerno níveo y alto de la luna

viste de luto a la anciana noche,

que vaga por las calles de los sueños

con una sombra niña entre sus brazos.

¡Oh, la peluquería hambrienta de tus ojos

destrenzando en mi boca un cabello de lágrimas!

Colmeneras caricias liban en el enjambre de tus dedos

miel para el paladar de mis sentidos.

En una esquina de la inteligencia,

a bocanadas de aire, suspira el pensamiento.

A Rocío

COSAS

Las cosas en las cóncavas

espadañas, humildes, de tus ojos.

Alondras del espacio

íntimo de la nada.

Aleteando mundos siderales

dentro de un pensamiento.

Telegramas que pulsan

el bordón del instante,

que hoy ladre muy bajito el can de vuestras sombras,

Dios duerme muy enfermo.

A Rocío

RO-CÍ-O ( “Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 5 de marzo de 2011)

El pájaro invisible de la tarde

trina en las ramas de mi corazón.

Tres latidos encienden la cuna de tu nombre,

ese acorde sonoro que te puebla y habita

y sobrevuela el sauce cóncavo de la lluvia,

y despliega un tapiz sustantivo y lingual

por donde las vocales incendian sus antorchas,

los huesos lobulados que levantan

el Palacio de Invierno, de Verlaine. En sus jardines de aire

respira, temblorosa, la flor de tu existencia.

HAIKU (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 28 de febrero de 2011)

A nosotros, ¿ verdad, Rocío?

Como dos niñas,

nuestras sombras jugaban

entre los árboles.

HAIKU (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 26 de febrero de 2011)

A Rocío

Cruje una estrella.

La noche de estos versos

tiembla de frío.

HAIKU (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 16 de febrero de 2011)

Se incendia el día

volando en las pavesas

de tu recuerdo.

HAIKU (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 5-febrero-2011)

Tu areola triste

tiene alas de risa

cuando la beso.

” CANCIÓN DE TARDE” (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 2-febrero-2011)

En su furgón de tardes invisibles,

sobre las vías siderales del cielo,

por las alas novicias de alguna mariposa,

dentro del rigor mortis de un balón herido de cristales,

bajo un puñal de sílabas,

que hacen noche en la celda del pecho,

cuando el espejo duerme, con los ojos cerrados,

mueca a mueca el puzzle de mi vida,

mientras el aire trina, como una calandria,

entre las rejas de tu corazón, el aria del olvido,

la barca de mi ausencia navega por el mar

eterno de mi alma.

“INSTANTE” (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 2-febrero-2011)

La lluvia lenta y gris

humedecía las calles de tu cuerpo

cuando los tristes dedos de la luna

arpegiaban las cuerdas de su arpa.

Mis ojos anegaron las rodillas

crustáceas de los árboles,

aunque el lápiz afilado del frío

cincelara, en el mármol sutil de nuestras bocas, aquel soplo de luz que

[estremeció la risa de la tarde.

La noche, envuelta en su ancestral toquilla, arrulla ese instante,

conmoviéndonos…

“RAPSODIA EN VERSO” (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 28-enero-2011)

El pez nenúfar de mi corazón

nada en las azucenas rosáceas de tu sangre.

Plañen nuestras miradas

la melodía gris del pensamiento.

Las sombras pensativas del crepúsculo

se sientan en el banco táctil de las caricias.

La noche nos abraza en su amanecer insomne.

“SIN TÍTULO” ( “Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde,  24-enero-2011)

De puntillas, la luz

cruza el paisaje gris de tu mirada.

El color de una rosa

canta en la jaula dulce de sus pétalos.

Sobre la piel del agua

vive la transparencia del silencio.

“VEINTIUNO DE ENERO” (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 23-enero-2011)

Las olas de tus labios

mecen la nave de mi pensamiento

cuando el alba suspira

la risa blanca del amanecer.

El cielo tose, inopinadamente, una luz de palomas,

que tejen en el ágora fluvial de nuestros ojos un silencio de lágrimas.

“Definición de mí” (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, XXV-XII-MMX)

Somos la consecuencia de lo que fuimos y no fuimos, también de lo que somos y no somos, en definitiva, de lo que nunca dejaremos de SER. Por eso, en cada uno de mis gestos, silencios y palabras, sin duda, llevo y existe un trocito de ti, que me complementa, construye, palia mis faltas, dignifica mis aciertos y, dentro de lo posible, embellece mi totalidad de hombre.

“Ausencia” (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, XXIII-XII-MMX)

Tu mirada es un pájaro

que despeina el rosal de mi memoria.

Las ramas de los árboles dirigen

la melodía desnuda, sin edad, del silencio.

El seno de la luz amamanta los labios transparentes,

que besan el paisaje henchido de la aurora.

La almendrada blancura de mi risa

pulsa en tu corazón un latido de sangre.

“Haiku asonantado” (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, XVII-XII-MMX)

Lo inalterable:

Tu belleza dormida

sobre este instante.

“El piano” (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, V-XII-MMX)

Tus manos pastorean en voz alta

un rebaño de nubes,

que pacen la verdura bucólica del cielo.

Las caricias escriben la sintaxis exacta del amor.

Arlequines sonoros trenzando piruetas

de luces invisibles. El delantal del aire,

que mi madre se enfunda para que no me manche de recuerdos.

Y los dientes de leche con sus tardes picadas.

Jaque-mate, tu ausencia.

Haiku (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 17-XI-MMX)

Entre las flores

violetas de tus labios

mueren mis besos.

Haiku (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 16-XI-  MMX)

Ríe la lluvia

con sus alas de otoño

recién cansadas.

“EL Dios de los ateos” ( “Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, 14-XI-MMX)

El Dios de los ateos

no vive ebn las iglesias,

vuela en el alma cursi de una mariposa,

derrama los colores de un jazmín en tus ojos

para que mis retinas, al verlos, se conviertan.

El Dios de los ateos me susurra al oído

las consonantes limpias, que dibujan el porqué de una tarde

con los labios anegados de besos.

El Dios de los ateos, los domingos,

da día libre al tiempo y al espacio

y a la piedra (si esculpe en la frente del agua

la cóncava sonrisa de los sueños).

El Dios de los ateos (tan grave y solidario con sus obras)

es la línea quebrada del zig-zag de un borracho (válganos el ejemplo),

también quien le desviste del traje gaseoso del gintonic,

y en la manta del frío le cobija y le acuesta.

Haiku (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, XIII-XI-MMX)

Dientes de agua.

Una nube medita

su pensamiento.

Haiku (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, XII-XI-MMX)

Huelen las rosas

a mayo. Su perfume,

despierto, sueña.

PRIMA-VERA (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, XI- XI-MMX)

De los estanques grises de tus ojos

beben los labios de la primavera

un racimo de luz, la melodía

vertiginosa, ciega, de la noche.

El infinito Dios de la belleza

en la fuente del tiempo te da vida.

Tu hilo de agua teje entre su rayo,

con el dedal dormido del silencio,

la insondable tristeza de los mares.

Sonríen las volutas de las olas,

el mar es una boca enamorada.

Un pez de besos nada hasta la orilla.

HAIKU (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, IX-XI-MMX)

Soy ese muerto

que vive en mi interior.

Soy ese vivo.

CANSANCIO (” Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, VIII- XI-MMX)

Mis ojos tienen forma de la raíz sideral de la tristeza.

Son pétalos caídos de la flor de una lágrima.

Monederos de luz, que, a veces, atesoran

el color invisible de los sueños,

la melodía nívea del olvido.

Tumbados en sus fosas comunes ya no miran,

solamente recuerdan.

HAIKU (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde,   VI-XI-MMX)

Tiempo interior,

desnudez de la nada,

brisa sin viento.

MADRIGAL (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, V-XI-MMX)

De un disparo de luz amanece mi vida.

Dejo a un sueño abatido, inconsciente, sin sangre,

sobre la rosaleda del pezón de la noche,

que amamanta los labios ebrios de alguna estrella.

Del fondo de mi muerte, emerjo como un pájaro

que ha bordado su vuelo con un hilo de alas,

y retorno a las calles cuyos pechos germinan

el fruto futurista de autobuses y taxis.

Cuando apago las velas húmedas de tus ojos,

la copa del vacío se inflama de silencio.

Un maullido de sombras repta por los tejados

de mis dedos, que cantan en tu vientre dormido.

ELOGIO DEL INSTANTE (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, III-XI-MMX)

¿ A qué huele este intante? La mañana

en tus ojos respira una alondra de luz,

que asciende al norte de mi pensamiento.

El aire desenvaina su acero frío y gris.

Los árboles desnudan su lencería de hojas,

y duermen con los ojos, perdonad, con las ramas

abiertas, confundiendo los sueños con la vida.

ELOGIO DE LA LUZ (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde, II- XI- MMX)

La luz que te desciende

por la escalera blanca de este cielo,

y te nace pulsando los acordes

grises de tus pupilas, verdes sonidos ríe

en el acento esdrújulo del humor de una lágrima.

Y pasta la memoria vegetal de los prados

crecidos en los ojos guerreros de Minerva.

Transida e indigente, como Verlaine, regresa

al Palacio de Invierno de las sombras.

Las anodinas manos del olvido quiebran el fruto de la claridad

inútil y marchita que fue entonces.

Haiku de Santiago Gómez Valverde (“Sobre la piel del agua”, de Santiagop Gómez Valverde, XVIII- X- MMX).

El sol resbala

cuando sus pies desnudos

pisan la nieve.

Haiku  (“Sobre la piel del agua”, de Santiago Gómez Valverde –           I -XI- MMX)

Mi alma sabe.

Mi cuerpo, mudo, siente.

Tus ojos miran.

octubre 22, 2010

“Fuga de ideas”, de Santiago Gómez Valverde

Filed under: Uncategorized — lapalabrayeltiempo @ 9:38 am

El día diez de mayo, a las 15h, leo mis poemas y hablo de poesía en la casa de los niños, Los Pinos, Leganés. Será para las madres y padres de los niños. me presenta Charo, profesora del Centro.

El día seis de mayo, a las 19h, leo mis poemas en la Casa de Cultura de Castellde ferro-Granada-. Me presenta Inma.

El día veinticinco de abril, a las 21h30′, en la Sala Galileo Galilei- Madrid-, leo un texto homenaje, que me ha escrito para el acto dedicado a Gabriel Celaya, mi amiga Sabina de la Cruz. Se canta la elpome por mí musicado, Las madres, de Gabriel Celaya. Lo interpretarán Antonio Higuero y Laura Granados. Lo organiza Fernando González Lucini.

El día veintinueve de abril, a las 18h, he presentado mis poemas en la Casa de Cultura de Villar de Olalla- Cuenca-. también presenté, a instancias de la corporación municipal, el escudo y la bandera del pueblo. me han invitado a que sea yo quien dé el pregón de las fiestas populares, el siete de septiembre, de este año, 2011.

El día ocho de marzo, a las 19h, leeré “Fuga de ideas” – Ediciones Vitruvio-, mi último libro publicado, en la Real Academia de Ingeniería y Arquitectura- C/ Don Pedro, Madrid). La introducción correrá a cargo del Presidente de la Real Academia de Ingeniería y Arquitectura, profesor Aníbal R. Filgueiras. La poeta Francisca Aguirre prologará el libro.

Ser sólo uno

y no encontrarse nunca.

Ser. Solo. Uno.

(Haiku de “Fuga de ideas” (Ediciones Vitruvio), de Santiago Gómez Valverde)

Ha salido publicado hace un par de semanas mi último libro de poesía, “Fuga de ideas” (Ediciones Vitruvio). Porque un poema, en mi opinión, es un espejo de agua donde podemos hallar algún gesto reconocible de nuestra alma, la palabra debiera ser un trozo de tiempo y espacio, un fragmento absoluto de cierto  instante tangible o intangible, consciente e inconsciente, esa tesela que matiza la esencia del mosaico que configura lo que somos, aquello que jamás dejamos de SER.

Ojalá “Fuga de ideas”, como diría Vicente Huidobro, ‘no escriba sobre la lluvia, sino que haga llover’, en mi caso, sólo un pequeño aguacero ‘vallejiano’, aun sin París.

Leganés, a 22 de octubre de 2010

Santiago Gómez Valverde

Próximas lecturas de “Fuga de ideas” (Ediciones Vitruvio) :

Café Libertad 8 (Madrid), el día 18 de octubre de 2010, a las 20h.

Instituto Enseñanza Secundaria “Pablo Neruda” (C/Maestro nº31, Leganés), el 18 de noviembre a las 10h.

Fundación Centro de Poesía José Hierro ( Sector III, Getafe), el día 15 de noviembre de 2010, a las 20h. Presenta: José Elgarresta.

Casa del libro (C/Hermosilla, Madrid), el día 19 de noviembre de 2010, a las 19h30′. Presenta: José Elgarresta.

Biblioteca José Saramago (Leganés), 26 de enero de 2011, a las 17h30′.

Universidad Carlos III (Leganés).

Fundación Juan Ramón Jiménez (Moguer, Huelva).

Real Academia de Ingeniarías y Arquitectura (Madrid).

abril 17, 2010

Prensa

Filed under: Prensa — lapalabrayeltiempo @ 5:19 pm

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/07/31/cultura/1375279394.html
Poesía y música nacieron juntas.

Las separó el paso de los siglos, y ahora vuelven a unirse en alegre coyunda por obra y gracia de Santiago Gómez Valverde.

Creo que fue Rilke quien dijo aquello de que ” la música es el idioma donde terminan todos los idiomas”.

Aquí, en el regazo de la música, gozosamente confundida con ella, se deja oír, sentir y hasta tocar la canción de la palabra, el himno inmarchitable de la poesía.

                                                              Luis Alberto de Cuenca

          Poeta y Profesor del Centro Superior de Investigaciones Ciéntíficas

Querido Santiago: ¡En la diana! Perfecto.

Qué gracia en ese ritmo de tango del “arrabalero bandoneón”.

La voz, preciosa, los arreglos musicales, el tono, todo me ha gustado muchísimo.

Y, no te digo nada, lo que le hubiera gustado a Blas.

Además es muy juvenil, incitante, alegre…

Creo que va a tener mucho éxito.

Gracias, Santiago, en nombre de Blas.

Un fuerte abrazo (eres muy artista).

                         Sabina de la Cruz

Profesora emérita de la Universidad Complutense de Madrid y viuda de Blas de Otero

Querido Santiago, ayer recibí tu disco y hoy me he regalado un rato para escucharlo, y ese rato se ha convertido en un trocito de paraíso en el salón de mi casa.

Aunque ya sabíamos ambos lo que iba a pasar, me ha encantado de principio a fin. Las “letras” de las canciones son espléndidas, las voces son maravillosas y la música que has creado para cada una emociona siempre. También el volumen de los poemas recitados queda ahora perfecto, como me adelantaste. ¿Mis preferidas? Las tres primeras y el Romance de la luna. Tus amigos Garcilaso, Miguel, Rubén y Federico deben de estar felices y agradecidos allá donde pare. Y los demás también, claro.

Bueno, todo ha quedado perfecto, también la carátula, el cuadernillo, el gesto que te honra de la donación a Cruz Roja…es un producto acabado impecable.

Por supuesto, estoy conmovida y te agradezco de corazón que me hayas invitado a esta fiesta, es todo un privilegio, una hermosa aventura en la que ha sido un honor y un placer participar de tu mano.

                                                    Amalia Bautista

     Poeta y periodista del Centro Superior de Investigaciones Ciéntificas

El alfabeto sagrado

http://elalfabetosagrado.blogspot.com/2010/07/la-palabra-y-el-tiempo-poemas-musicados.html

El Blog de Paco Ortega

http://pacortega.wordpress.com/2010/03/15/un-momento-para-la-poesia-la-palabra-y-el-tiempo-de-santiago-gomez-valverde/

El buzón.es

C:\Documents and Settings\ANTONINO\Configuración local\Temp\Ve la luz “La palabra y el tiempo”, de Santiago Gómez Valverde.mht

Noticias.com

C:\Documents and Settings\ANTONINO\Configuración local\Temp\Un tango para Blas de Otero, una rumba para José Hierro y jazz para Benedetti – Noticias_com.mht

La Plaza.doc

La Plaza

Gente en Madrid

Gente en Madrid

La portada y el diseño gráfico

Filed under: La portada y el diseño — lapalabrayeltiempo @ 5:18 pm

La portada del disco es el fragmento de un cuadro titulado “La laguna estigia”, perteneciente al gran pintor neosurrealista José Viera, las fotografías son obras de Miguel Martínez Álvarez y el diseño gráfico ha sido realizado por Raúl Verdú.

Aquí os dejo los PDF de todo el proceso de la carpeta del disco por si  queréis echarle un vistazo.

Portada del disco

Libreto del disco

Galleta del disco

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.